Follow by Email

martes, 17 de septiembre de 2013

Venden la Villa 31.

Michetti propuso vender la villa 31 y desató un escándalo en la Legislatura

La candidata del PRO dijo en el programa de Mirtha Legrand que el gobierno porteño quiere que Nación le transfiera las tierras para otorgarles el registro dominial a los habitantes de la villa y que vendan sus casas al sector privado. El tema llegó al parlamento porteño, en donde el macrismo y el kirchnerismo se acusaron mutuamente de trabar la urbanización.
Michetti propuso vender la villa 31 y desató un escándalo en la Legislatura
Gabriela Michetti
La propuesta de Gabriela Michetti de vender la villa 31 desató un escándalo en la Legislatura porteña, que en la misma sesión aprobó una ley para pedirle al Congreso que transfiera las tierras del barrio de Retiro a la Ciudad y rechazó el tratamiento de un proyecto para urbanizar el asentamiento.

La candidata a senadora del PRO estuvo en el programa de almuerzos de Mirtha Legrand el pasado 25 de agosto y se refirió a la villa 31 cuando la conductora, que aseguró que en las villas hay muchos peruanos y que no deberían existir, le preguntó sobre sus ideas para gobernar la Ciudad.

“La villa 31 es el único lugar de las villas que es muy difícil transformar en un barrio, entonces mi sensación es que hay que hacer la regularización dominial para que cada persona tenga su casa y su propia escritura”, explicó Michetti.

“Lo que ha sucedido en otros lugares del mundo con esto es que como esos terrenos son muy apetitosos para el sector privado y el sector inmobiliario, lo que termina pasando es que el sector inmobiliario compra esos lugares y la gente puede comprarse con ese dinero una casa en la ciudad o cualquier otro lugar. Y ese lugar puede integrarse al puerto o hacer un sector de barrios para clase media”, argumentó la candidata del PRO.

“Tenemos un problema enorme con la villa 31 porque los terrenos son nacionales y no podemos dar el registro de dominio”, advirtió Michetti.

Show
Hoy, el PRO retomó las palabras de Michetti y presentó un proyecto de declaración que solicita a la Cámara de Diputados de la Nación la aprobación de un proyecto que refiere a la transferencia a la Ciudad de las tierras nacionales en donde están asentadas las villas 31 y 31 bis.

El PRO consiguió el apoyo de algunos bloques de la oposición y logró sancionar la declaración. Pero el kirchnerismo se opuso y denunció que lo único que buscaba el macrismo era sacar el tema de la agenda de la Legislatura.

El titular del interbloque kirchnerista, Juan Cabandié, intentó colar sobre tablas un proyecto de la oposición cuya autora es la legisladora Rocío Sánchez Andía (Coalición Cívica) y que fue cajoneado el año pasado.

“Ya que tienen ganas de urbanizar la villa, aprueben esta ley”, ironizó el legislador de La Cámpora. Pero el PRO se opuso y el proyecto de Sánchez Andía, que contó con la participación esencial del arquitecto Javier Fernández Castro (hoy candidato a legislador por la colectora K), no pudo ser tratado.

Algunos legisladores de la oposición acusaron a ambos gobiernos de montar un show para trabar la urbanización y recibieron silbidos tanto de los legisladores y asesores del PRO como de los del interbloque kirchnerista.

Fue el caso de la legisladora de Buenos Aires para Todos, Laura García Tuñón, que advirtió: “Dejen de tirarse la pelota porque lo único que hacen es seguir utilizando a vecinos de la villa para aprovecharse de ellos, a través de sus punteros que los dos gobiernos manejan”.

La urbanización postergada
Este medio explicó en reiteradas ocasiones que la ley 3343 que la Legislatura porteña sancionó en diciembre de 2009 dispuso la urbanización de la villa 31, que tiene alrededor de 40 mil habitantes.

Desde entonces, influidos por la interna que existe entre los punteros de la villa y por la pelea entre el Gobierno de Cristina Kirchner y el de Mauricio Macri, en el parlamento porteño no se pusieron de acuerdo para aprobar un dictamen que hiciera efectiva la urbanización.

El proyecto de Rocío Sánchez Andía, que contaba con el consenso de la oposición, nunca tuvo la aprobación del PRO.

Por su parte, el macrismo iba a presentar a fines del año pasado un proyecto para que el Ejecutivo redacte un plan de urbanización, pero finalmente no presentó nada y el tema quedó olvidado. Al menos hasta que Michetti fue al programa de Mirtha Legrand.

No hay comentarios:

Publicar un comentario