Follow by Email

domingo, 9 de marzo de 2014

Más de lo mismo: Fantasías, ajuste y represión.

DISCURSO DE APERTURA DE SESIONES ORDINARIAS.



(AW) El discurso de la presidenta Cristina Fernández en la apertura del 132 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional puede calificarse de falaz y preocupante. Pretende hacernos creer un relato de una realidad que está muy lejos de la que vivimos millones de argentinos. Es muy preocupante para los trabajadores, y los estatales en particular, pues ya sabemos que cuando nos hablan de presentismo y convivencia, no es otra cosa que más ajuste y represión. La Presidenta habla de números y hace comparaciones irrisorias. En el país real, son miles y miles de trabajadores municipales que no llegan al Salario Mïnimo Vital y Móvil, y por más que lo comparen con lo que ganaba un trabajador en el Medioevo y nos quieran explicar que estamos mejor, están muy lejos del Plan Procear y de una Canasta Familiar devastada por la inflación y la devaluación. La gran mayoría de los estatales de la Argentina cobra salarios que no le alcanza para poder vivir. La matriz neoliberal de la economía sigue sin cambiarse, por lo tanto, sus recetas siguen siendo las mismas: ajuste y represión. Ajuste mediante devaluación, inflación y topes salariales y represión disfrazada de convivencia.
menemismo-los-k-y-la-tesis-del-e2809ctransformismoe2809d 424x186
 
Por Julio Fuentes Â Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA).Secretario General de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales (CLATE) para ACTA.
Es por esto que el miércoles 5 de marzo realizaremos un Paro Nacional de los trabajadores del Estado, Nacional, los Provinciales y Municipales, con movilizaciones en las 23 capitales de provincia, en más de 40 localidades y con actos en diferentes puntos de la ciudad de Buenos Aires confluyendo al mediodía en Paseo Colón y Belgrano.
Sobre el párrafo dedicado por la Presidenta al sistema jubilatorio, por más que dibujemos cifras y hagamos comparaciones con el pasado, la gran mayoría de los jubilados percibe ingresos cercanos a la mínima que no les permite sobrevivir, lejísimos del 82 por ciento móvil, un derecho adquirido por la clase trabajadora argentina.
El sistema de Salud que fuera orgullo de nuestro país, por más que guionemos su gestión con cifras y nuevamente comparando hacia abajo, lo hacemos funcionar miles de enfermeras, médicos, camilleros, maestranza, técnicos, choferes, administrativos con salarios que no cubren las necesidades básicas de sus familias, y haciendo malabares para seguir dándole una prestación de salud mínima a la población que no accede a los sistemas pagos, sean prepagas u obras sociales.
Cuando la Presidenta habla del impacto de la deuda externa sobre el PBI, directamente falta a la verdad, ya que el total de la deuda soberana argentina asciende a más de u$s 260.000 millones y luego del proceso devaluatorio nuestro PBI ronda los u$s 400.000 millones.
Con lo que esa relación supera holgadamente el 50% y no el 10% como anunció Cristina Fernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario