Follow by Email

miércoles, 2 de abril de 2014

El cumpleaños de Iris Avellaneda y la cuestión Milani.

ARGENTINA

por Liga Argentina por los Derechos del Hombre


Desde hace algunos años, Iris festeja su cumpleaños en la Minga de Morón, esa gran acción popular, cultural y política, contra el olvido y la impunidad que se desarrolla el domingo previo a cada 24 de marzo.
En el 2009, cuando todavía no arrancaba el Juicio Oral contra los Generales Riveros y Verplaetsen, el asesino Aneto y el resto de los imputados en la causa del Negrito Floreal, la Dirección de Derechos Humanos de Morón tuvo el decoro de pasar un video sobre la vida del Negrito y permitir que Iris le hable a la multitud desde el escenario principal.
Cuando se apagaron las luces y comenzó a proyectarse el video de Floreal, un silencio sobrecogedor se produjo en ese inmenso campo y cuando Iris comenzó a hablarles; como habla Iris, sencillo, con dulzura de madre y contundencia guevarista, se produjo el ?milagro?. Los miles de jovenes se engancharon con Iris como si ella fuera una artista famosa. Ese día nos convencimos que habíamos vencido.  El Negrito había salido del pequeño espacio de nuestra memoria para comenzar a convertirse en un mito de la resistencia popular. Y con eso que todavía faltaba el juicio, el aguante de la noche previa al comienzo, los cuatro meses con la sala llena y la gente en la calle, y los alegatos y la sentencia. Todavía faltaba que Floreal volviera a su escuela y se hiciera libro, y que los niños de  la Escuela Policía Federal de Avellaneda decidieran cambiar su nombre por el de Floreal Avellaneda y muchas otras cosas que ocurren casi a diario con el Negrito peleándole al olvido y la impunidad.

Iris, como el resto de sus compañeros de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre es una mujer agradecida. Por eso tenemos con los compañeros de Morón, de la dirección de Derechos Humanos, del Municipio, del Consejo Deliberante, etc. , una relación muy especial, fraterna, respetuosa, de gente que se sabe distinta pero que camina junta hacia el mismo objetivo.
Respetuosa y fraterna sí, pero no menos respetuosa de nuestros principios y proyecto político. Por eso, este año Iris levantó un pequeño cartel hecho a mano por los HIJOS de la zona Oeste que decía: ?Fuera Milani Genocida?. Un verbo, un nombre propio y un calificativo que condensan la posición de la Liga en estos días, porque el Fuera Milani Genocida podría haber sido también Fuera Berni Represor o Fuera Granados Manodura.  El Fuera expresa una posición activa de la Liga. No somos gente de media palabra. Cuando dijimos Apoyamos los Juicios contra los Genocidas no nos quedamos mirando o leyendo lo que otros hacían sino que con alma y vida nos metimos en todos los juicios que nos dio y nos da el cuero, que no son pocos. Y cuando supimos que un Militar acusado por sobrevivientes y familiares de victimas del Terrorismo de Estado de haber participado en el Genocidio de manera actica y conciente, no fuimos ni somos de los que nos ?lamentamos? o ?preguntamos los porqué de tal decisión?; no, nosotros luchamos para que se vaya Milani.
Con Iris decimos Fuera Milani Genocida.
Porque hay que echarlo y porque Milani debe ser juzgado con todas las garantías procesales (las mismas que él le negó al soldado Ledo) y condenado por sus crímenes, que son los de un Estado que lo protegió por cuarenta años y que ahora lo sigue protegiendo
Y no nos equivocamos porque, una vez más, las conductas actuales de aquellos que participaron en el Genocidio, confirman la matriz ideológica que los conformó como asesinos. Desde que asumió Milani no ha dejado de producir actos institucionales de adaptación del Ejercito a la estrategia global del Imperialismo Norteamericano para la región: instalar el eje de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo como centrales de la labor de las fuerzas de ?Seguridad? o para decirlo en nuestros términos, del ?aparato armado del Estado?.  En enero firmó un acuerdo con el Comando Sur del Ejercito de Estados Unidos para comprar material rodante para las tropas que se van instalando en la frontera como ?refuerzo? de la Gendarmería y policías provinciales, supuestamente para la lucha contra los narcos que no dejan de crecer y ocupar territorios para la mafia. En febrero su cómplice Berni (también militar, pero no del arma de Inteligencia sino Medico Militar) participó en la reunión de la OEA para planificar la lucha contra ?el terrorismo? y todo el tiempo se promueve el debate sobre si es o no es necesario sumar a las fuerzas armadas al combate contra los narcos.
Con la designación de Milani comenzó una secuencia de claudicaciones y regresiones que van arrasando con el progresismo kirchnerista. Que Mariotto sea el que proponga liquidar el derecho de huelga de los trabajadores de la educación da una idea de todo lo que cambió en estos meses. El pedido de una ley que limite el derecho a cortar las calles y las rutas por parte de los que no tienen otra manera de resistir la injusticia y los atropellos, hecho desde la más alta figura del Poder Ejecutivo confirma que no estamos ante cambios parciales o coyunturales sino ante una regresión en forma de las políticas de derechos humanos.  Y es ante esa regresión que nos plantamos y llamamos a resistir. Fuera Milani Genocida dijo Iris en la Minga de Morón.
Libertad a Esteche y Lescano, los dirigentes de Quebracho presos por repudiar el asesinato de Fuentealba, agregamos nosotros. Fuera Berni, Granados y todos los que predican mano dura para los niños y pobres y represión para los que luchan. Anulación de la condena a prisión perpetua para los petroleros de Las Heras que luchaban por aumento salarial en el 2006 y tomaron una comisaria para liberar sus dirigentes. Derogación de la Ley Antiterrorista 26734 (en su última versión de 2011, hubo otra de 2007, ambas propuestas por los Kirchner) y abandono de todo ámbito de coordinación continental de lucha ?antiterrorista? que sirven de fundamento a la activa política de expulsiones del país de compañeros latinoamericanos como los Seis Campesinos Paraguayos que fueron condenados a treinta y cinco años de prisión por la Justicia Stronerista en el 2009. Respeto a los ambitos autonomos de construcción de memoria: No a la disolución del Instituto Espacio para la Memoria que propugna el acuerdo Cristina Macri de fin de año. Y muchas más cuestiones que resumimos en nuestro proclama del 75º aniversario de la Liga.[1]
No es la hora de ?lamentarnos? o ?aconsejar? a los Milani, Berni, Granados o Mariotto que reflexionen y cambien sus posturas. No somos tan ingenuos para creer que alguien hace lo que no quiere o no está convencido. Desde 1937 aprendimos a decir tortura a la tortura y presos políticos a los presos políticos. Y a resistir. Siempre. Contra quien sea y en las condiciones que sean.
Y esa es la lección política y ética de Iris con su Fuera Milani Genocida.
Es un llamado a RESISTIR las políticas represoras y violadoras de los derechos humanos.
A resistir como ella resistió la impunidad de sus torturadores y asesinos de su hijo.
Eso es lo que aprendimos en estos años.
Contra los violadores de los derechos humanos no vale lloriquear o lamentarse, y mucho menos llamarlos a que dejen de ser lo que son.
La única política ética es la de resistir.
Y la Liga seguirá el camino de su historia que hoy renueva Iris.
Por el Negrito Floreal y por el viejo Floreal, por Teresa y por Freddy, por Julio y por todas y todos los que hicieron de la ética la manera de hacer política de derechos humanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario