Follow by Email

sábado, 26 de julio de 2014

Córdoba No Nuclear.

política

Las organizaciones nucleadas en la plataforma Córdoba No Nuclear mostraron entusiasmo frente a las recientes declaraciones del Gobernador de la Provincia, José Manuel De La Sota, quien se manifestó en contra de la energía nuclear. En este marco, la coalición antinuclear le pide al Gobernador que promueva el tratamiento legislativo del proyecto de ley que establece el cierre definitivo de la planta atómica de Embalse. "La central nuclear que tenemos en Embalse nos ha jodido bastante", dijo De la Sota.

En una entrevista radial en LT8 de Rosario, De La Sota aseguró que la central nuclear de Embalse fue un error y que causa perjuicio al turismo de la provincia por estar ubicada frente al lago Embalse. Además, agregó que "nadie quiere tener una central nuclear frente a su casa, aunque nos digan que todo es seguro, que todo es fantástico". El Gobernador remarcó, además, que luego de Chernóbil y de Fukushima todo lo relacionado con energía nuclear está, por lo menos, bajo cuestionamiento.

De la Sota también puso en duda el plan nuclear y remarcó la falta de consultas a la provincia: "el Gobierno nacional como en tantas otras cosas ni nos consulta sobre estos temas. Tengo entendido que la empresa respectiva que depende del Gobierno habría decidido la re potenciación de la central, alegando que cuesta lo mismo sellarla que re potenciarla por otros 25 años... Habrá que discutir este tema como otros, no creo que se tomen medidas en este final de gobierno".

La central nuclear de Embalse finalizó su vida útil en 2012, pero sigue en funcionamiento por los retrasos en la conexión de la central Atucha II. Frente a los planes del Gobierno Nacional de extender su funcionamiento por 25 años más, un colectivo de organizaciones locales y nacionales conformaron la coalición Córdoba No Nuclear y presentaron un proyecto de ley provincial para que la central de Embalse sea cerrada definitivamente. El texto cuenta con el aval de 30 mil cordobeses y está esperando a ser tratado por los legisladores provinciales.

"Los costos de la reconstrucción de Embalse anunciados por Julio De Vido no son reales; está cuatro veces por debajo de lo que costó una obra idéntica en Canadá (dueña de la tecnología que utiliza Embalse)", señaló Mauro Fernández, de Greenpeace. "Esto sigue la estrategia histórica de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) de esconder los verdaderos costos para que se aprueben estas centrales que son máquinas de consumo de dinero de las arcas del Estado".

"Embalse ya debería estar fuera de operaciones. El 3 de marzo de 2012 se anunció el agotamiento de 210.000 horas de funcionamiento, que contaba con una licencia de operación original de 210.240 horas. En mayo de 2012, la ARN modificó esa licencia extendiendo las horas permitidas sin ningún tipo de consulta o información pública. Están jugando con algo tan sensible como es la licencia de operación de una usina atómica", señaló Gretel Schaj de Los Verdes.

"Los cordobeses ya le dijimos no a Dioxitek, la fábrica de dióxido de uranio instalada en la capital de la provincia, que ya tiene los días contados. Ahora más de 30.000 cordobeses estamos pidiendo el cierre definitivo de la central de Embalse e instamos al Gobernador De La Sota que apoye el debate en la Legislatura para que esto así suceda", concluyó Luis Tuninetti, de Eco-Sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario