Follow by Email

lunes, 23 de noviembre de 2015

El narcokirchnerismo atacó la Catedral de Buenos Aires.


Quizás, cuando pasen los años, recordaremos a la plaga narcokirchnerista como una manga de langostas que pasó sobre la República arrasandolo todo.
No es la primera vez que atacan la Catedral.
Cualquier excusa es buena.
La aberración conceptual del "matrimonio igualitario", alguna movilización hembrista, manifestaciones gay, o porque si nomás.
Las "rojas", con la excusa de "legalizar" el homicidio doblemente calificado del aborto, también atacaron.
La cagámpora para festejar su derrota electoral, defecó y orinó contra el Templo.
Siguen el ejemplo de la delincuente Hebe de Bonafini.
Perdónalos Señor.
Aunque estos saben lo que hacen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario