Follow by Email

viernes, 27 de noviembre de 2015

Sergio Bergman.

Foto de Sergio Bergman.

¿VOS VAS A SER MINISTRO?
Esa fue una pregunta que comenzó a sonar desde mi nombramiento. Sí, voy a ser ministro. Seré el primer rabino en la historia argentina en ocupar un cargo ministerial.
El rabinato no es sacerdocio, no tiene orden episcopal ni eclesiástico, porque no estamos consagrados sino que tenemos un magisterio de ser líderes espirituales, es el rol de un docente, un maestro para nuestras comunidades.
En términos prácticos, como ya no puedo estar a cargo de una comunidad, porque estoy dedicado a la función de representación pública, he dejado esa tarea pastoral en otros rabinos. Sin embargo, no he dejado de serlo y trabajo constantemente para promover y propiciar el bien común.
Entiendo la sorpresa por mi nombramiento porque no había tanta visibilidad de mi tarea legisltiva y mi formación científica y académica. Aunque considero que el perfil que hay que tener en esta área particular es el de estar alineado con la última exhortación del Papa Francisco, "Laudato Sí". En ella plantea, con claridad, que quienes tenemos vocación de trabajar por la dignidad de las personas no podemos omitir la gran responsabilidad de preservar el Ambiente como una dimensión de lo espiritual, no solamente de lo concreto de todos los días.
Celebramos que Mauricio Macri haya tomado la decisión de darle el rango de Ministerio a esta cartera para ponerla como política de Estado. Por eso, no hay que prometer sino hacer y vamos a hacerlo trabajando con la sociedad civil y los poderes independientes.
Deberemos revisar leyes que no se cumplen, crear leyes que faltan y, con una Justicia Independiente, sancionar a quienes no cumplan esas leyes
La prioridad será servir a la gente. El estilo de confrontación no será nuestra manera de manejarnos. Por eso, apostaremos al diálogo y a la convocatoria de todos los sectores que trabajen en problemáticas relacionadas con nuestra cartera. Y vamos a tener una visión federal de la sustentabilidad y el ambiente, no vamos a estar en contra del desarrollo, pero vamos a cuidar que las actividades económicas no dañen lo que nos rodea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario