Follow by Email

sábado, 20 de abril de 2013

Luis Juez, otra vez "roscando".


Córdoba: Juez negocia un acuerdo con la UCR para complicar a Schiaretti

El senador instruyó a sus laderos del Frente Cívico a mezclarse con el FAP y acordar un frente con la UCR. Confían en pelearle de más cerca al ex gobernador, que liderará la boleta del peronismo oficial. El kirchnerismo va con candidatos propios y competirá Riutort, la rebelde ex esposa de De la Sota.
Córdoba: Juez negocia un acuerdo con la UCR para complicar a Schiaretti
El senador Luis Juez.
Luis Juez acusó recibo de su derrota con José De la Sota en 2011 y anticipó que para las legislativas pondrá a su partido a disposición del Frente Amplio Progresista y avanzará en un acuerdo con la UCR.

Sólo así el senador cree posible mantenerse con vida hasta 2015, cuando finalice su mandato en el Congreso.

“Ya hemos resuelto ir como FAP y no como Frente Cívico. Y tenemos conversaciones con los radicales para ir juntos”, confirmó a LPO un legislador juecista que participa de las negociaciones.

De la Sota ganó la elección a gobernador con el 43% de los votos, Juez le siguió con 29 y el radical Oscar Aguad cosechó 22%.

El Peronismo local ahora jugará la carta de Juan Schiaretti y confía en que no tendrá problemas para ganar aunque el kirchnerismo esta vez le restará votos con una lista propia, que lideraría la rectora de la Universidad local, Carolina Scotto.

Tiene otro problema: Olga Riutort, la ex esposa de De la Sota, insiste en que se presentará con su partido, con el que salió segunda en la elección local de la ciudad de Córdoba, con 27,6 votos. Se trata de casi el 50% del electorado provincial.

“El problema de De la Sota es que si Schiaretti no saca 45 puntos baja considerablemente y ya no puede hablar de la presidencia. Porque si nos dijeron que Cristina hizo una mala elección en 2011 con 38%, ellos deben superarse”, interpretó un kirchnerista local ante LPO.

En este escenario, ni Juez ni la UCR quieren volver a dividir votos, aunque en el pasado se hayan cruzado tantos dardos que resulta difícil imaginarlos coordinando algo en conjunto.

“Es un tema que tiene que resolver las autoridades del partido, pero es cierto que la gente está pidiendo que la dirigencia política se junte. El tema es de que manera lo logramos, o sea, es una cuestión táctica, no estratégica”, sostuvo Aguad ante LPO.

“La sociedad está diciendo que hay un mal superior y que hay que unirse para que este mal no termine destruyendo la sociedad argentina”, sentenció el diputado, que en la campaña última acusó a Juez de ser funcional al kirchnerismo.

La UCR de Córdoba la preside Alberto Giménez, cercano al intendente de la capital, Ramón Mestre. El partido tiene la mitad de las 427 comunas, pero muchos intendentes se desentienden de sus territorios y dialogan con De la Sota o el kirchnerismo.

Luis Juez, por su parte, sucumbió en el poder local al perder también el control de la intendencia de la capital y se volcó de lleno a la construcción del FAP, donde reconoció a Hermes Binner como su líder.

Tanto, que todavía se recuerda al santafesino ingresar a su bunker del hotel Sheraton a pedirle que reconociera la derrota con De la Sota.

Binner fue quien lo convenció de no complicar la elección de Córdoba. El antecedente puede servir para que otras provincias, donde el ex gobernador trababa en silencio para la unidad del FAP. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario