Follow by Email

martes, 7 de mayo de 2013

El Gobierno afina su estrategia para los comicios.


 El Gobierno afina su estrategia para los comicios, pero esas tres variables pueden definir el resultado. Mientras tanto, Cristina define a sus candidatos en los distritos.
Con la sanción de la reforma del Consejo de la Magistratura, el próximo miércoles en el Senado, el Gobierno tendrá la herramienta que buscaba para poner en marcha el andamiaje electoral 2013, pero la marcha de la economía, la rebeldía de la Justicia y las decisiones de actores clave le plantean serios dilemas.
La escalada del dólar y el dominó de variables negativas de la Economía es hoy una preocupación más seria para el kirchnerismo que cualquier combinación electoral.
Sin embargo, los procesos van de la mano. Mientras la Presidenta y el equipo económico buscan más “salidas heterodoxas” para evitar una devaluación directa, la estrategia política sigue su marcha pero también encuentra obstáculos.
La reforma de la Magistratura no solo implica un cambio en el órgano que designa y remueve jueces, sino que también prevé la elección de consejeros dentro de un esquema de “distrito único”.
Como el Frente para la Victoria es prácticamente la única fuerza que tiene la posibilidad de presentar listas homogeneizadas de legisladores nacionales, provinciales y consejeros en 18 distritos, como establece el proyecto, el oficialismo pondrá todas su energías en que la ley pueda ser puesta en vigencia para mostrar un triunfo nacional el 27 de octubre.
Ese es uno de los apartados del paquete de reforma judicial que será impugnado ante la Justicia y habrá que ver si finalmente superará el escollo de los estrados. Esos planteos alimentan una tensión evidente entre el Ejecutivo y la Corte Suprema.
Para apurar los tiempos, se estima que Cristina Kirchner firmará el decreto de convocatoria a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) apenas se apruebe la ley, pese a que técnicamente tiene tiempo hasta el lunes 13.
El calendario electoral contempla que el 12 de junio deberán presentarse las alianzas electorales, el 22 de ese mes vencerá el plazo para las candidaturas, el 11 de agosto se realizarán las PASO y el 27 de octubre habrá elecciones generales.
Junto con la promulgación de la ley llegarán las objeciones judiciales. Podría darse entonces un conflicto de competencia ya que como la reforma implica distintos aspectos, el Gobierno –a través de la Procuración del Tesoro- buscará que intervenga el fuero en lo Contencioso Administrativo y no el Electoral.
Previendo el enredo judicial, los jueces de la Cámara Nacional Electoral se reunieron esta semana con el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, para analizar el escenario.
Hablaron de la posibilidad de que se aplique el per saltum para que el máximo tribunal intervenga en forma directa en el proceso.
Esa elección de consejeros podría servir de contrapeso para el oficialismo ante resultados abiertos en distritos clave, como Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza y frente a seguras derrotas en la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba.
La elección de Buenos Aires siempre es determinante y en esta oportunidad será clave la decisión del intendente de Tigre, Sergio Massa.
Su abanico de posibilidades pasa por no “jugar”, presentarse a las primarias con lista propia dentro del Frente para la Victoria, o ir “por afuera” con su sello, el Frente Renovador. Después tendrá que dirimir si es candidato o si apoyará una lista encabezada por su esposa Malena Galmarini o Felipe Solá.
Mientras hace algunas semanas dejó trascender que estaría más cerca de reservarse para jugar directamente en 2015, la mayoría de sus aliados –entre ellos 15 intendentes- lo incitan para que juegue ahora. De hecho hay colectivos ploteados con la gigantografía de Massa y la leyenda “Iré donde la gente me lleve”.
Las últimas encuestas lo muestran fortalecido como la figura política con mayor diferencial de imagen, entre la positiva y la negativa, de aproximadamente 24 por ciento.
El gobierno y la oposición están atentos a sus movimientos. Según dijeron operadores del oficialismo a este columnista, Cristina Kirchner envió emisarios a Tigre para ver si logra encolumnarlo, pero el alcalde rechazó el convite. Intuyen que su negocio pasa por aglutinar el voto opositor al Gobierno.
Su decisión también influye en la oposición. Sin Massa en el entramado antikirchnerista se fortalece la figura de Francisco de Narváez y otras opciones como las que puedan presentar el PRO y la unión del FAP y la UCR. En ese contexto, el candidato kirchnerista sigue siendo una incógnita.
La ministra Alicia Kirchner decidió bajarse del barco electoral bonaerense y por ahora solo su par de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, emerge como un candidato sólido. Pero esa definición es una tómbola.
También lo es quién encabezará la lista del Frente para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires, donde se eligen senadores y debe conservar su lugar.
Pese a que Daniel Filmus es quien mejor mide para renovar su banca, parece que la Presidenta le bajó el pulgar y deberá buscar un candidato alternativo. El desafío en territorio porteño es mantener el senador por la minoría.
Más claro está el panorama en otras provincias como Santa Fe, donde la fórmula del peronismo kirchnerista estará conformada por Jorge Obeid y Agustín Rossi, mientras que el sector que conduce Omar Perotti tendrá la posibilidad de ocupar el tercer escalón de la lista con una mujer de su sector.
Obeid enfrentará a Hermes Binner y a Miguel del Sel (PRO).
En Córdoba, parecen candidatos seguros la saliente rectora de la Universidad Nacional de Córdoba Carolina Scotto y el secretario de Derechos Humanos nacional Martín Fresneda, aunque en el oficialismo aspiran a convencer a Olga Ruitort, exesposa del gobernador José Manuel de la Sota.
La apuesta en Mendoza es que el candidato sea un intendente, como el de Guaymallén, Alejandro Abraham.
El FPV aspira a encontrar un radicalismo fragmentado, Roberto Iglesias y Víctor Fayad están enfrentados a Julio Cobos, para hacer valer su promedio histórico de 30 puntos en la provincia.
NA

No hay comentarios:

Publicar un comentario