Follow by Email

jueves, 9 de mayo de 2013

La presidente Cristina Kirchner inauguró una planta industrial de Fiat en Córdoba donde defendió una vez más su gestión.




La mandataria aseguró que fue “a Córdoba a ayudar y a trabajar”, y advirtió que “no pelea con nadie” y “en lugar de protestar, el Gobierno se arremanga”. “Luego el pueblo decide soberanamente”, agregó mientras el gobernador Juan Manuel de la Sota.
La presidenta reclamó desde Fiat una “articulación inteligente entre el sector público y el privado”. Y agregó:”Lo que todos tienen que entender es que lo que necesitamos es seguir teniendo fábricas abiertas, obreros con buenos salarios y gente que consuma”.
Y aseveró: “Néstor decía «Mi ministro de Economía voy a ser yo»”.
“Quiero decirles de corazón que siento que todos aquellos años de lucha de soledad, de decir que era imposible hacer un país como el que pensábamos nosotros, Néstor fue el primero que desafió a esa ortodoxia que nos condenaba al endeudamiento permanente”, agregó.
“Es fundamental que sindicatos, empresas y autoridades públicas puedan articularse para sortear las etapas económicas globales difíciles”, enfatizó. “No nos quedamos con lo hecho, vamos por más”, exclamó la Presidenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario