Follow by Email

miércoles, 11 de septiembre de 2013

El contingente de chicos que se encontraba retenido en el cerro Champaquí por uno de los cinco grandes incendios forestales que se desarrollan en territorio cordobés llegó este lunes a Villa Alpina junto a los equipos de rescate.


estado-de-emergencia-en-cordoba-

“No los quisimos exponer. Buscamos el momento oportuno para bajarlos”, explicó el ministro de Seguridad de Córdoba, Alejo Paredes, al anunciar la llegada del contingente con todos sus integrantes sanos y salvos.
Se trata de treinta chicos y veinte adultos que habían subido y quedaron retenidos al propagarse las llamas en la parte inferior del cerro.
Debido al fuerte viento que se registraba en la zona se vio obstaculizado el auxilio aéreo, por lo que el contingente fue bajado a pie por los grupos de rescate.
Los incendios en la zona del Valle de Calamuchita se iniciaron el viernes pasado y debido a las altas temperaturas, la cantidad de hierbas y troncos secos y el fuerte viento, se encuentran fuera de control y ya consumieron más de 15 mil hectáreas.
En la noche del lunes, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, aseguró que la situación en la zona serrana afectada por incendios forestales en esta provincia es “grave” y “muy dramática”.
“Es muy dramática la situación, los frentes que tenemos son múltiples y muy graves”, sostuvo De la Sota, que indicó que fuertes vientos superiores a los 60 kilómetros por hora tornaban dificultosa la tarea de las brigadas que combatían el avance de las llamas. Los incendios más extensos se registraban en las inmediaciones de Santa Rosa de Calamuchita, con la serrana localidad de Villa Yacanto prácticamente incomunicada y rodeada por el fuego, y en el Valle de Punilla, en cercanías de Cosquín y de La Granja, según relató el mandatario.
De la Sota dijo en declaraciones al canal de cable Todo Noticias (TN) que el fuego se propagó rápidamente en las zonas más afectadas por culpa de vientos que “superan los 60, 70 e incluso los 100 kilómetros por hora”, en medio de una intensa sequía y altas temperaturas.
El viento complicó el trabajo de los helicópteros hidrantes, dijo el gobernador, que comentó que el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, se comunicó con él para ofrecerle la colaboración del gobierno central. “Lamentablemente si no tenemos lluvias, está muy difícil de controlar todo por aquí”, advirtió De la Sota, que agregó que Villa Yacanto de Calamuchita “ha quedado rodeada por el fuego”, ya que no es posible llegar por tierra ni por aire, aunque aclaró que los pobladores estaban “contenidos”.
Se trata de una de las localidades más comprometidas por el avance del fuego, que devoró casas en la serranía cordobesa, pero no causó víctimas fatales, dijo el mandatario. “Tenemos varios focos en el Valle de Punilla, tenemos dos o tres focos muy graves, El fuego ya está llegando al (cerro) Champaquí, lo que parecía increíble”, expresó.
“Hasta en la ciudad de Córdoba se hace difícil respirar en algunas zonas, por la humareda que llega de las sierras y que incluso está complicando los vuelos”, agregó. De la Sota insistió en que “la emergencia es grave” y que para los bomberos e integrantes de las brigadas que tratan de combatir el fuego “se ha puesto muy complicado” el trabajo.
El gobernador también comentó que el primer foco grande del incendio, en la zona de Villa Alpina, se originó aparentemente en forma accidental, por el desperfecto de una máquina que derramó aceite y generó un chispazo en una zona muy seca por la falta de lluvias: el conductor fue detenido.
Así lo manifestó De la Sota, que agregó que otros focos fueron ocasiones de manera intencional y dijo que los bomberos vieron cómo gente en moto encendía fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario