Follow by Email

jueves, 30 de enero de 2014

El Gobierno anunció, a través de Capitanich y Kiciloff, el acuerdo al que llegó con las empresas que hacen partes para electrodomésticos y aquellas que los comercializan.

anuncio-economia-portada

 Del mismo participaron también Débora Giorgi, ministra de Industria, el titular de la CGT y secretario General de la UOM Antonio Caló y representantes de las Cámaras de fabricantes y comercializadores de electrodomésticos.
“Se analizó en detalle las inquietudes de cada eslabón involucrado en esa cadena de valor, para garantizar abastecimiento de productos a un precio razonable, aumentando los niveles de empleo y avanzando en la sustitución de importaciones”, aseguraron en la conferencia Capitanich y Kiciloff.
Así, se refirió al sector siderúrgico, una industria clave de insumos para autopartes, argumentando que “las empresas se comprometen en retrotraer los precios a la situación del 21 de enero, previo a algunos aumentos”.
Y subrayó que “estamos hablando de industrias metalúrgicas, aluminio y acero, que son los primeros eslabones de la cadena de valor para la confección de manufacturas”. También agregó que “en las empresas de plástico se llegó a un acuerdo similar”.
De esta forma, el sector de electrodomésticos y electrónico reveló que “se retrotraen los precios a enero”, y podrán tener “un aumento máximo acordado de 7, 5 %” a partir de la variación registrada en el mercado de divisas.
Del mismo modo se acordó con las cámaras empresarias de fabricantes de bienes de consumo masivo, como alimentos, productos de limpieza e higiene, junto a la ratificación del régimen de precios cuidados y su ampliación al interior del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario