Follow by Email

lunes, 6 de enero de 2014

La industria del juguete cerró el año pasado con una facturación superior a los 900 millones de pesos y un crecimiento interanual de la producción entre el 12 y el 15 por ciento en unidades físicas, hecho que fue destacado por la ministra de Industria, Débora Giorgi, al señalar que el gobierno “gestionó con políticas contra la competencia desleal”.

industtria-juguetes

 El sector, que está conformado por más de 100 Pymes y emplea a 3.550 trabajadores, atraviesa una etapa de sólido crecimiento desde 2002, según un informe del Ministerio de Industria.
La ministra de Industria, Débora Giorgi, destacó que “la presencia del juguete nacional crece con fuerza en el mercado local” y advirtió que “a la mano de obra barata se la desafía con incorporación de última tecnología, creatividad y calidad”.
En los noventa se cerraron 180 fábricas a partir de la competencia desleal que representaba la llegada irrestricta de artículos del sudeste asiático.
Las 60 empresas restantes que quedaron en pie en este período simplemente fabricaban algunos juguetes y artículos de bazar como complemento, para poder seguir adelante, según indicó la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).
“Este gobierno gestionó con políticas contra la competencia desleal, a partir de herramientas de crédito para traer maquinaria de punta”, agregó Giorgi.
A partir de la puesta en marcha del modelo nacional y productivo inaugurado en 2003, la industria del juguete registró un importante aumento en la producción, que acumula en los últimos años una suba del 130 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario