Follow by Email

domingo, 5 de enero de 2014

Un 3 de enero, hace 179 años, tropas británicas invadieron las Islas Malvinas, poniendo en práctica la doctrina clásica del imperialismo, según la cual las grandes potencias consideran que pueden disponer libremente de los territorios y recursos de naciones militar y económicamente más débiles.

La toma de las Islas Malvinas

La toma de las Islas Malvinas.
La toma de las Islas Malvinas.







Desde la invasión británica de 1833, su soberanía ha estado en conflicto entre el Reino Unido y la República Argentina. Actualmente figura, junto con otros 16 territorios, en la lista de las Naciones Unidas de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización, cuyo fin es eliminar el colonialismo.
Descubiertas por los europeos entre los siglos XVI y XVII, fueron desde siempre objeto de ambición para las diversas potencias, lo que originó un enfrentamiento armado en 1740 entre las flotas de Inglaterra y España. En 1764 el conde francés Louis Antoine de Bougainville estableció Port Louis, en la isla Soledad, y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia. Ante la protesta española, Francia accedió a evacuarlas en 1766, reconociendo la soberanía española sobre el archipiélago, con la condición de indemnizar a Bougainville.
En 1811 las Malvinas fueron evacuadas por los españoles, quedando desiertas hasta 1820, siendo sólo visitadas por barcos balleneros de diversas nacionalidades. El 2 de enero de 1833 llegó la fragata de guerra británica HMS Clio, con el propósito de invadir las islas y retomar su posesión en nombre del rey de Inglaterra. El capitán de la goleta argentina Sarandí, José María Pinedo, en inferioridad de condiciones para resistir el ataque, embarcó a sus hombres y retornó a la Argentina. Al día siguiente las fuerzas británicas izaron su pabellón, tomando posesión de las Malvinas.
De esa manera se consumó un despojo amparado en la fuerza de las armas, que tiene casi dos siglos de duración. El 2 de abril de 1982 fuerzas militares argentinas invadieron y ocuparon las Malvinas, luego de 149 años de administración británica. El gobierno británico respondió con el envío de una fuerza naval que desembarcó seis semanas más tarde y después de duros combates forzaron la rendición argentina el 14 de junio de 1982, restableciendo la administración británica sobre las Malvinas.
El reclamo de Argentina ha sido constante desde entonces, intentando recuperar la soberanía sobre un territorio legítimamente americano, sin que hasta el presente Inglaterra haya desistido de su postura neocolonialista, en detrimento de los más elementales principios del derecho internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario