Follow by Email

domingo, 5 de enero de 2014

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, suspendió las designaciones de personal y parte de las contrataciones de la Provincia durante todo 2014, en tanto que la Policía local desalojó un piquete a una refinería de petróleo protagonizado por el gremio ATE, que denunció que se registraron heridos de balas de goma entre los manifestantes.

sapag y los empleados publicos

La decisión de Sapag se plasmó en el Decreto 2.585/13, del 30 de diciembre de 2013, que argumenta que “resulta conveniente mantener las medidas de austeridad, racionalidad y lineamientos de gestión destinados a una mejor aplicación del gasto público”.
Desde el Ejecutivo provincial plantearon que es necesario poner tope a las contrataciones y designaciones para no aumentar la presión sobre el presupuesto provincial, de 17.422 millones de pesos.
El decreto reeditó una medida que la Provincia viene aplicando desde 2011, en tanto que las contrataciones de personal realizadas se plantean como “excepción”.
Fuera de la norma quedó la Subsecretaría de Salud, “al solo efecto de autorizar (…) bajas, prórrogas y las designaciones de los reemplazos correspondientes del personal mensualizado, cuando las necesidades del servicio lo requieran”, aunque no un cupo mayor a “397 agentes mensualizados”.
El artículo cuatro del texto limita los alquileres de vehículos e inmuebles a las renovaciones y reemplazos de los existentes, “cuya necesidad deberá ser fundada mediante informe suscripto por el ministro del área” pertinente.
“Resulta conveniente mantener las medidas de austeridad y racionalidad” para una “mejor aplicación del gasto público”, argumentó el decreto.
La norma se conoció ayer, en momentos en que la Policía provincial desalojó un piquete que ATE Salud realizó durante siete horas en la refinería de YPF de Plaza Huincul.
La medida de fuerza impidió que salieran de la planta unos setenta camiones de la petrolera.
La compañía adelantó que por la acción podrían registrarse hoy faltantes de combustible en el Alto Valle, en Río Negro y Neuquén, y posiblemente en Chubut.
El desalojo de los manifestantes fue repudiado por el diputado nacional del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, quien se quejó de que “la única respuesta que tiene el Gobierno de Sapag frente al justo reclamo salarial de los trabajadores y las trabajadoras de la salud es represión, gases y balas de goma”.
“Está claro que el Gobierno del Movimiento Popular Neuquino, aliado del kirchnerismo, usa la Policía, la misma a la cual en tres días de amotinamiento le dio un aumento de 10.000 pesos al inicial, para reprimir a los trabajadores que reclaman desde hace semanas por un aumento de sueldo acorde a la canasta familiar”, señaló el legislador nacional.
El secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, dijo que producto del desalojo policial hubo heridos de bala de goma.
El Gobierno, a través del ministro de Coordinación, Gabriel Gastaminza, afirmó que “se iniciarán sumarios” a quienes realizaron el bloqueo, y adelantó que se denunciará ante la Justicia a los manifestantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario