Follow by Email

domingo, 2 de febrero de 2014

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, rechazó hoy las acusaciones del Gobierno nacional contra los productores agropecuarios y las cerealeras, al afirmar que “el Gobierno se sigue equivocando en ubicar como enemigo al campo”.

Etchevehere responde al gobierno

“Se deberían preocupar primero puertas adentro los problemas que tienen. El principal problema que tiene el Gobierno son ellos mismos”, disparó Etchevehere en declaraciones a distintas radios porteñas.
El titular de la SRA se sumó de esta forma a la réplica que la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) dio al jefe de Gabinete Jorge Capitanich, que este viernes acusó a los grandes productores agrícolas de no liquidar la cosecha y evitar el ingreso de divisas en el mercado local.
El jefe de Ministros había calificado al agro de ‘amarrocar’ la producción y los cuestionó por su ‘avaricia’ y su ‘carácter especulativo’.
Etchevehere cuestionó las políticas cambiarias y la devaluación adoptada por el Ejecutivo, y reiteró su comprensión hacia aquellos empresarios del agro que acopian las existencias de la producción.
“Si la inflación de enero fue del 4,6%, en 2014 vamos a tener mas del 40%. ¿Quién puede quedarse y confiar en el peso que se le hace agua en las manos?”, se preguntó.
Además, volvió a defender a su sector al reiterar que “nadie obligó al Gobierno a subir el dólar de 6 a 8 pesos”, pese a que la depreciación de la moneda beneficie de manera directa la comercialización de los granos.
“Nunca pedimos una devaluación. El campo está perdiendo competitividad y para cubrir eso pedimos que se reduzcan las retenciones”, sostuvo el titular de la SRA.
Este viernes, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) rechazó que productores estén actuando con ‘avaricia’ y sostuvo en cambio que “obran con prudencia en un mercado donde sus insumos están atados a la cotización de un dólar futuro que desconocen, en un escenario de inflación que supera el 30% anual”.
“Los productores saben que deben afrontar los gastos de la presente campaña en total incertidumbre sobre los costos de sus insumos, en un escenario de nulo financiamiento y con la responsabilidad de mantener las fuentes de trabajo y de cumplir los compromisos contraídos”,  dijeron en un comunicado.
Destacaron como importante que “a esta altura del año, los productores ingresaron la misma cantidad de dólares por la venta de soja que el año pasado; más de 13.700 millones de dólares. Cabe preguntarse por qué motivo el Gobierno no los pudo retener en sus reservas”.
“Es evidente que el gobierno está buscando, como lo hizo siempre, culpables de sus propios errores en vez de implementar un plan integral para combatir la inflación, reducir el gasto público, mejorar la competitividad real de la economía e incentivar la producción, el empleo genuino y el desarrollo”, dijeron.
La CEEA solicitó “a  quienes tienen la responsabilidad de ocupar cargos públicos que apliquen una política anti-inflacionaria; que se dejen de dilapidar las reservas que son de todos los argentinos y se incentive la producción genuina dando señales de confianza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario