Follow by Email

sábado, 1 de febrero de 2014

En su comunicación diaria con los periodistas acreditados en la Casa Rosada, Jorge Capitanich volvió a referirse a la situación económica nacional, argumentando que “se pretende generar una acción psicológica de desestabilización permanente”.

Foto: DyN
Foto: DyN

 Además, agregó que hay “ataques especulativos externos” que buscan “afectar el nivel de credibilidad del Gobierno”. 
Capitanich le restó importancia a la caída de las reservas del Banco Central y buscó generar un nuevo lazo de confianza con los exportadores que aún no liquidaron verdes en el mercado: “el tipo de cambio llegó a una convergencia compatible con los objetivos de la política económica” aseguró.
Además, indicó que se espera el ingreso a las reservas de u$s30 mil millones entre stock no liquidado y stock a liquidar y señaló que hay metas de exportación de diversos productos por u$s94 mil millones. “La eventual disminución de las reservas a corto plazo no tienen nada que ver con las proyecciones a largo plazo”, agregó.
Con un dólar oficial a $8, producto de la flotación no administrada a la que fue expuesta la divisa la semana pasada, el Gobierno pretende restablecer la confianza entre los exportadores e importadores. Su objetivo principal es evitar una recesión y mantener el nivel de actividad.
La idea es inyectar una dosis de confianza en el circuito económico y hacer que los exportadores liquiden dólares en la plaza y que los importadores no traigan más productos de los necesarios especulando con una posible suba de la divisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario