Follow by Email

domingo, 22 de febrero de 2015

Ni con el Gobierno ni con los Fiscales de la derecha.

18F



(AW) Organizaciones sociales y partidos de izquierda, manifiestan su posición ante la marcha convocada para hoy en la Capital Federal, por la muerte del Fiscal Federal Alberto Nisman.
que se vayan todos claima20111216 0226 8 349x262

EL CASO NISMAN. EL “ESLABÓN MÁS DÉBIL”
En los últimos acontecimientos que culminaron –por ahora- con la muerte del Fiscal Alberto Nisman, se mezclan cuestiones del poder con investigaciones judiciales y actividades de inteligencia internacionales destinados al encubrimiento de graves atentados cometidos hace más de dos décadas.
Todo ello nos provoca como integrantes de la Gremial de Abogadas y Abogados, al igual que a gran parte del pueblo argentino y a familiares de aquellas víctimas, una fuerte desazón y un sentimiento de bronca e impotencia ante una cadena de encubrimientos que impide llegar hasta la verdad.

Este hecho alcanza tal magnitud que trasciende nuestras fronteras y se integra a las confrontaciones de la política mundial. Frente al mismo no podemos dejar de señalar algunas cuestiones que como Gremial venimos marcando desde nuestro propio origen y que ahora quedan a la vista de toda la sociedad provocando su asombro y alarma.

Sistemáticamente hemos padecido y denunciado la acción de un sistema judicial donde la acción de policías, servicios de inteligencia y fiscales “arman” o constituyen pruebas. Pero en muchas oportunidades estos ‘acusadores’ simplemente son incapaces, ineficientes, contaminan las escenas de los hechos, pierden pruebas; construyen acusaciones inverosímiles, desprovistas de toda lógica jurídica y sentido común. Esto impacta en la indefensión de las personas sometidas a esos procesos judiciales e implica la condena a los de siempre: pobres, militantes sociales, sindicales o políticos del campo popular; los humillados de una sociedad basada en la desigualdad, la injustica y la explotación. Por es este un sistema donde el “hilo se corta por lo más fino”. En estos casos la conjunción de policías, “servicios” y fiscales ponen las condiciones para que el sistema judicial se constituya en el garante de la continuidad de la globalidad del sistema social, económico y político. El objetivo de esta perversa mecánica es garantizar su disciplinamiento social, que los sectores mas sometidos no se rebelen y que los militantes y sus organizaciones se debiliten.

Es por eso que no creemos que las reformas procesales planteadas, confiriéndoles mayor poder a los fiscales, contribuya a una “mejor justicia” mientras no se produzcan cambios en las correlaciones de fuerzas al interior  de los propios Estados. Más aún esos cambios serán “otra vuelta de rosca” destinada a fortalecer esta actual situación, que venimos denunciando.

Esto que ocurre al interior de nuestros Estados, al servicio de lo más poderosos, se reproduce a escala mundial, con la diferencia que el “eslabón más débil” son estos Estados dependientes de los grandes poderes mundiales.

El mismo Estado, en sus niveles nacional y provincial, que poco y nada han hecho para cambiar esa nefasta acción de los acusadores -aquella conjunción de policías, servicios y fiscales- ahora padece en carne propia los efectos de ese modo de accionar de la “justicia”. Ahora es nuestro Estado el “eslabón más débil” y tiene que soportar una virulenta campaña –que incluye la muerte- montada sobre pruebas aportadas por “servicios foráneos” y fiscales al servicio de los mismos, todos los cuales fueron escrupulosamente alimentados por el “favor oficial” durante largos años, contribuyendo a un encubrimiento del que, los principales encubridores, ahora lo hacen responsable.

Ninguno de ellos ha sido ni es realmente independiente. Y jamás lo será. Son parte de esa conjunción denunciada. Por esto una reforma en el sistema de Justicia Penal como la que ha aprobado el Congreso conlleva sostener ese diseño de poder: no provocará ningún cambio sustancial en favor de los perseguidos y condenados de siempre.
Esta es la injusta verdad de una Justicia incapaz de ser justa y de llegar a la verdad.
ASOCIACIÓN GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS
REPUBLICA ARGENTINA
Febrero 2015
-------------------------
A horas del inicio de la marcha de los fiscales, Christian Castillo y Myriam Bregman, del PTS en el Frente de Izquierda, recordaron la postura que vienen sosteniendo de no marchar con los convocantes del 18F ni apoyar al Gobierno.
El diputado provincial Christian Castillo (PTS/FIT) señaló que “decimos claramente que no marchamos el 18F con la corporación judicial y la oposición tradicional, mientras denunciamos al Gobierno que puso al genocida Milani al frente del Ejército y del aparato de espionaje, y que persigue a los trabajadores y la izquierda con el Proyecto X”.
“Vamos a seguir exigiendo la irrestricta apertura de los archivos de la ex-SIDE y la creación de una comisión investigadora independiente de los partidos que en estos veintiún años fueron garantes de la impunidad y del encubrimiento, encabezada por los familiares y constituida por personalidades intachables y organismos de derechos humanos, para poder investigar hasta el final las responsabilidades en el atentado a la AMIA y la muerte de Nisman”, declaró el diputado Castillo.
Por su parte, Myriam Bregman, precandidata a jefa de Gobierno porteño por el PTS/FIT, recordó que “muchos de los fiscales convocantes han estado involucrados en el encubrimiento de la propia causa AMIA o alguna de las causas conexas. También son convocantes los políticos de la oposición intentando lavarse la cara, cuando ellos tienen sus propias relaciones con sectores de la inteligencia estatal”. Y graficó: “Marcharán losradicales que desde la SIDE pagaron los sobornos al Senado para aprobar la reforma laboral antiobrera. Los que tienen exagentes de la SIDE como asesores de campaña como Sergio Massa, o los que también montaron servicios de inteligencia con fines persecutorios como Mauricio Macri”.
Por último, Myriam Bregman, quien además es abogada denunciante del "Proyecto X", concluyó que “para nosotros sí es necesaria una manifestación popular, independiente de todos los poderes del Estado, del Gobierno, pero también de todos los sectores de la justicia. Una movilización que plantee poner en pie una comisión investigadora independiente con amplias facultades para acceder a todos los archivos y documentos del Estado, que investigue los hechos relacionados con la causa AMIA y que por esa vía lleguemos a la verdad sobre los hechos que rodean la muerte de Nisman. Sabemos que la principal herramienta que tenemos es la movilización en las calles, comenzando por pelear por la apertura de los archivos, por echar a Milani y que se lo juzgue por genocida. Y como perspectiva, por la disolución de la Secretaria de Inteligencia y los aparatos de espionaje, una lucha que está inevitablemente ligada a la pelea contra el conjunto de este Estado y este régimen social”.
PTS en el Frente de Izquierda.
Contacto:
Christian Castillo (011) 15 5881 9565 | @chipicastillo |www.facebook.com/ChristianCastillo.PTS
Despacho en Legislatura bonaerense: (0221) 429 7100, internos 3521 y 3522
Myriam Bregman: (011) 15 4170 2398 | @myriambregman |www.facebook.com/MyriamBregman.PTS
-------------------------------------------------
Los/as trotskistas no reivindicamos al agente sionista Nisman
Los/as trotskistas de Convergencia Socialista no marchamos con los fiscales y partidos de la oposición patronal porque no reivindicamos la trayectoria del personero del gobierno sionista de Israel, el fallecido fiscal Nisman.
Este personaje no es ningún “mártir”, ya que no murió sosteniendo alguna causa favorable a los desposeídos, sino enfrentando el acercamiento con Irán promovido por Obama y Cristina y cuestionado por su patrón, el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu.
Cristina abandonó “la pista iraní” y rompió con Nisman -luego de apoyarlo durante años- cuando sus amos yanquis empezaron a negociar un acuerdo nuclear y comercial con el régimen iraní, cuyos líderes les abrieron las puertas de la economía a las empresas imperialistas. 
Este pacto reaccionario provocó enfrentamientos con Israel, que salió a boicotearlo mediante provocaciones importantes, como la invasión a la Franja de Gaza o el derribo del avión de un altísimo militar iraní en territorio sirio.
Este último ataque se produjo casi en simultáneo con la presentación de las “nuevas” pruebas del fiscal Nisman, acusando a Cristina de pactar el encubrimiento de la voladura de la AMIA.
No sabemos quién o quiénes fueron los ejecutores de su asesinato, pero sí que existen pistas para llegar a la verdad, y que el gobierno de Cristina nunca las investigará, ya que de hacerlo quedará envuelto en esta trama macabra.
Lo que también sabemos es que ni el gobierno, ni los yanquis, ni los iraníes, ni los partidos y fiscales que marchan a la Plaza de Mayo reivindicando a Nisman están dispuestos a investigar a fondo lo sucedido en la voladura de la AMIA.
Hay que poner en pie una Comisión Investigadora Independiente que tenga acceso a los archivos de los servicios de inteligencia, que deben ser disueltos en su totalidad para impedir que continúen atentando contra las libertades y los derechos de las mayorías.
¡Que se vayan todos, por una asamblea nacional constituyente!
La movilización de los fiscales expresa la tremenda crisis que se está desarrollando en las alturas del poder, ya que una de las instituciones fundamentales del régimen semicolonial -su justicia- está rompiendo con el gobierno nacional.
Esta situación sumada a la debacle de los partidos de la oposición patronal, abre una perspectiva más que favorable para las luchas reivindicativas y políticas de los trabajadores y el pueblo.
La extrema debilidad en que se encuentran los de arriba debe ser aprovechada para impulsar la realización de asambleas y plenarios de delegados en las fábricas y empresas en donde se vote un nuevo Paro Nacional contra el Plan de Ajuste y Saqueo del gobierno.
La huelga general debe tener continuidad y un carácter político, ya que sin medidas de fondo no habrá respuesta a las demandas elementales.
Por esa razón hay que luchar para que se vayan todos -el gobierno, la oposición trucha, los burócratas y los funcionarios antiobreros- y se ponga en pie una instancia democrática que permita votar algo más que gobernadores, presidentes e intendentes.
Hace falta una Asamblea Nacional Constituyente: un mecanismo previsto por la propia Constitución Nacional en donde el pueblo tiene la posibilidad de discutir y resolver qué “modelo” de país hace falta para salir de la crisis capitalista actual.
Allí los socialistas propondremos la aplicación de medidas revolucionarias, como el no pago de la deuda externa, la estatización de las empresas monopólicas, la banca y el comercio exterior y la reforma agraria.
Ni el gobierno, ni los partidos de la oposición patronal, ni los fiscales, ni los burócratas sindicales garantizarán una salida como esta. ¡Para que se lleve adelante en serio tenemos que echarlos a todos organizando un nuevo Argentinazo!
Convergencia Socialista
-----------------------------------------------
Nuestra posición sobre la marcha de hoy
Por PRT
Acerca de la marcha convocada para el día de hoy, nuestro Partido hace conocer su punto de vista sobre la misma y el por qué de su decisión de no apoyarla.
Como ya dijimos en su oportunidad, el caso del fiscal Nisman constituye un escalón más de la profunda crisis política que atraviesa a toda la burguesía argentina. Los hechos posteriores, con la actuación de gobierno, oposición, justicia, medios, etc., han confirmado con creces este análisis; todos están envueltos en un barro del que saldrán más manchados aun de lo que estaban.
La convocatoria a la marcha del día de hoy, constituye un paso más por embretar al pueblo argentino en una pelea que no le es propia. Los llamados a movilizarnos por justicia, democracia, contra la violencia, quieren llevarnos a debatir los efectos y no las causas del fenómeno. La corrupción del Estado, el papel de la “justicia”, el rol de los servicios de inteligencia, la propia muerte del fiscal son producto de la acción de una clase putrefacta que, producto de su propia descomposición, nos invita todos los días a tomar partido por una u otra facción de facinerosos. Como nunca antes en nuestra historia, la burguesía pone por delante sus instituciones para intentar salvarlas del naufragio; entonces, los que defienden la convocatoria lo hacen por la democracia y los que la atacan acusan a los otros de antidemocráticos.
En el medio estamos la inmensa mayoría del pueblo argentino que cotidianamente debemos luchar para que la “democracia” de estos sátrapas no nos terminen matando producto de las condiciones indignas de trabajo, la falta de salud, la inseguridad, la contaminación y las mil y una de las arbitrariedades y catástrofes provocadas por el Estado de los monopolios.
Es falso que hay que salvar a las instituciones de la burguesía para que nuestro país tenga futuro. Hay que derrocar sus instituciones y su clase para ello. Mientras la marcha se prepara, el pueblo de Córdoba nuevamente da muestras de que la organización popular es la única capaz de afrontar las calamidades que los señores burgueses no son capaces ya no de socorrer, sino de prevenir, por causa que “sus instituciones” están preocupadas solamente por defender los negocios del capital.
El camino de la clase obrera y el pueblo es seguir profundizando la movilización popular para terminar con esta clase parasitaria y nunca para rogarles migajas de justicia.
----------------------------------------------------------
#18F EL NUEVO MAS NO VA A LA MARCHA REACCIONARIA
Nuevo MAS Movimiento al Socialismo
Héctor "Chino" Heberling, pre candidato a presidente por el Nuevo MAS, declaró: "no vamos a la marcha porque la consideramos una movida reaccionaria, contraria a los intereses de los trabajadores y el pueblo en general.
Lamentablemente, hemos escuchado opiniones entre sectores populares que planean asistir; hay mucha bronca con el gobierno de Cristina y es lógico porque las condiciones de vida se han deteriorado. ‎Pero esta marcha nada tiene que ver con los intereses populares: es un intento de movilizar las preocupaciones de la población, pero para darle una salida completamente al servicio de los sectores más enriquecidos del país. 
Cristina es responsable por haber bancado a los servicios y ser cómplices en las teorías de Nisman para encubrir el atentado a la AMIA, por lo que nuestro planteo de que no hay que asistir a la marcha, nada tiene que ver con el del gobierno, es un posicionamiento desde la oposición de izquierda al kirchnerismo.

Nada bueno para los de abajo puede venir de una convocatoria pergeñada desde adentro de la corporación judicial, que fueron y cómplices del encubrimiento del atentado a la AMIA dictado desde los servicios de inteligencia como  la SIDE, la CIA y el MOSSAD.
En esta pelea entre 'los de arriba', la izquierda y los trabajadores debemos mantener nuestra independencia de ambos sectores patronales, que solo se pelean para ver quién lleva más agua a su molino, nada que tenga que ver con las necesidades populares.
Hay que pelear por una Comisión investigadora independiente de la voladura de la AMIA, la eliminación de todos los organismos de inteligencia del estado, rechazar la ley de creación de la AFI e impulsar la apertura de los archivos secretos de los servicios desde la dictadura militar. 
Pero hay que ir más allá: hay que impulsar la convocatoria a una Asamblea Constituyente Soberana, la salida más democrática para poder discutir de arriba hasta abajo todo el ordenamiento del país
Con estas banderas llamamos a los trabajadores, las mujeres y la juventud a marchar masivamente el próximo 8 de Marzo Día de la Mujer Trabajadora y el 24 de Marzo Día del golpe militar del año 1976".
--------------------------------------------------------
¡Basta de impunidad!  ¡Comisión Investigadora Independiente!
Ante la convocatoria del 18F, las organizaciones y referentes abajo firmantes ratificamos nuestra posición pública expresada en la marcha del 4 de febrero y en declaración del 27 de enero “Basta de impunidad y encubrimiento: Comisión investigadora independiente; disolución efectiva de la SI, ex SIDE y de todos los aparatos de inteligencia; apertura de los archivos”. La misma propone además hacer públicas las pruebas de las que disponía el Fiscal Nisman, la democratización del Poder Judicial y de las Fuerzas de Seguridad, la nulidad de la Ley Antiterrorista y el cese del espionaje sobre las organizaciones populares. En ese sentido manifestamos que no somos convocantes de la marcha del 18 por no compartir las consignas y propuestas de la misma.
Interpretamos y respetamos a quienes se movilizan en búsqueda de finalizar con la impunidad y el encubrimiento. Sostenemos diferencias con muchas personas y entidades que convocan o se suman a la movilización, algunas de las cuales tienen responsabilidades en relación a la impunidad y el encubrimiento en el atentado a la AMIA. No obstante, nuestra ausencia refleja el convencimiento que para avanzar en la búsqueda de Verdad y Justicia que nuestro pueblo anhela es imprescindible una Comisión Investigadora Independiente con plenos poderes, con mayoría de personalidades del movimiento popular, la cultura y los derechos humanos, también integrada en minoría por parlamentarios, proyecto que se encuentra con estado parlamentario en ambas cámaras del Congreso Nacional.
Ratificamos que estamos ante una profunda crisis política e institucional y que la voz del pueblo debe hacerse oír por arriba del ruido incesante de los medios de comunicación de masas y el llamado a silencio de otros interesados. Reiteramos la exigencia de medidas de fondo, sin oportunismos electoralistas ni maquillajes gatopardistas como la creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), reconociendo la responsabilidad absoluta de los tres poderes del Estado y poniendo fin a la injerencia de poderes extranjeros.
Por eso convocamos a luchar por la apertura de los archivos y una Comisión Investigadora Independiente de todos los poderes del Estado involucrados en el encubrimiento de la masacre de la AMIA. Sólo una Comisión de estas características puede generar condiciones para terminar con la impunidad de la masacre a la AMIA, de la cual la muerte de Nisman es un capítulo más. Convocamos a luchar por la disolución de la SI, ex SIDE, y todos los aparatos de inteligencia al servicio de intereses ajenos al pueblo, la anulación de la Ley Antiterrorista y otras herramientas destinadas a perseguir a los movimientos populares y la destitución de Milani al frente del Ejército y los servicios.
Nuestro pronunciamiento, el cual expresa una posición independiente de los que sostienen la impunidad desde el oficialismo y la oposición sistémica, llama a la más amplia unidad de acción para seguir movilizándose con este programa, en la perspectiva de lograr la Verdad y Justicia que nuestro pueblo exige.
-Argentina, 12 de febrero 2014

CTA Autónoma - APEMIA - Asociación ex Detenidos Desaparecidos - Dialogo 2000/Jubileo Sur Argentina - SERPAJ - Fundación La Alameda –Laura Ginsberg - Adolfo Pérez Esquivel - Mirta Baravalle - Nora Cortiñas - Carlos Custer - Diputado Víctor De Gennaro - Diputado Claudio Lozano - Diputado Alejandro Bodart - Diputado Pablo Bergel - Graciela Iturraspe, Diputada mandato cumplido - Jorge Cardelli, Diputado mandato cumplido - Vilma Ripoll, Diputada mandato Cumplido – Liliana Parada, Diputada mandato cumplido - Rubén “Pollo” Sobrero - Juan Carlos Alderete - Diana Cordón - Frente Popular - Unidad Popular - Partido Comunista Revolucionario PCR - MST - Nueva Izquierda - Corriente Emancipación Sur - Camino de los libres - Partido del Trabajo y el Pueblo PTP - Buenos Aires desde Abajo - Confluencia MPLD MTK en el Frente Nacional unidad Popular - Corriente Clasista y Combativa CCC - Movimiento Teresa Vive – Liberpueblo - ATE - FeTERA - Luz y Fuerza - CICOP – Federación Judicial Argentina FJA - Liber Pueblo - Tendencia Piquetera Revolucionaria - ATTAC Argentina - Antonio Sofia – Amancay Ardura - Elena Hanono - Juan Yahdjian y Grupo Madre Tierra, de Eldorado Misiones. Siguen las firmas ...... 
-----------------------------------------------------------------------
18F: CONVOCAN ENCUBRIDORES
 Por una marcha para interpelar a los K, a los ex K y a Macri, que se abran todos los archivos y se vaya Milani 
El 25 de enero pasado, una declaración de nuestro partido, Partido Obrero, caracterizó la muerte del fiscal Alberto Nisman, como “un crimen de Estado”. 
La caracterización apuntaba, en primer lugar, a la responsabilidad política de los gobiernos que orientaron a los servicios de espionaje desde que se tenga memoria y al gobierno en funciones de la última década, y denunciaba, por otro lado, la prolija y tenaz política de encubrimiento de esos aparatos por parte de esos gobiernos y del gobierno actual. En esta trama conspirativa tuvo un papel relevante el poder judicial, en la persona de jueces y fiscales, entrelazados con los servicios de inteligencia y condicionando sus investigaciones y sentencias a esos servicios y a los intereses económicos y políticos de turno. 
¿Escapa a esa caracterización la trayectoria de los fiscales, jueces y políticos que ahora convocan a una “marcha del silencio”, que declara como objetivo “proteger la independencia del poder judicial” y reclamar “verdad y justicia” en la investigación de la muerte de Alberto Nisman? 
¿Puede servir contra la impunidad una acción que cuenta con la simpatía y el apoyo de una parte de los mismos servicios de espionaje que forman parte del encubrimiento? 
Si la aspiración es la verdad, ¿por qué no exigen la apertura de los archivos secretos de los aparatos de espionaje? 
Justicia de cómplices 
Ninguno de estos jueces y fiscales denunció nunca, en el transcurso de décadas, el maridaje de los gobiernos de turno y el poder judicial al que servían con los servicios de espionaje. La autoría del atentado a la embajada de Israel, que tiene a su cargo la Corte Suprema, sigue envuelta en la oscuridad. La Side hizo su prolijo trabajo de encubrimiento de la desaparición de Jorge Julio López, pero ningún fiscal pidió el allanamiento de su sede ni la indagatoria de sus jefes. Ningún fiscal reclamó la investigación del rol de los servicios de inteligencia de la policía en el despliegue de francotiradores durante la movilización que culminó en el asesinato de Kosteki y Santillán. Ni en este caso ni en el del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra, se impulsó la investigación del poder político que liberó las zonas para esos crímenes – en un caso el gobierno de Duhalde y su gabinete, en el otro el de Cristina Kirchner y sus laderos. 
Nadie salió a una marcha de silencio cuando fue puesta en evidencia la existencia de un plan de infiltración de las organizaciones populares, denominado Proyecto X. Tampoco para defender la justicia de las luchas obreras. 
El juez Larrambebere y el fiscal Raúl Plee, convocantes a la marcha, fraguaron con otros ‘juristas’ alfonsinistas una causa falsa – como se comprobó - contra toda la dirección del Partido Obrero, en 1989, que habrían debido llevarlos a un juicio político y a la destitución. El fiscal Stornelli, ex ministro de Scioli y ex jefe político de la bonaerense, carece de autoridad para reclamar contra el encubrimiento. 
Todos sirvieron a la Corte de la ‘servilleta’ de Menem; han dejado en la impunidad los asesinatos para policiales del 19 y 20 de diciembre de 2001. La Justicia es cómplice con el estado de impunidad que rige en todo el país, en especial para la mafia de la trata de mujeres y niños, o los asesinatos del ‘gatillo fácil’. 
Hasta el día de hoy sigue en la nada la investigación por los incendios de trenes del ferrocarril Sarmiento, a pesar de las conexiones entre el grupo Cirigliano y el intendente Otacehé y el eterno alcahuete Aníbal Fernández. 
Toda esta conducta encubridora de fiscales y jueces justifica el planteo del Partido Obrero para que sean elegidos y revocables por el voto popular. 
Descomposición del Estado 
El poder judicial y el ministerio público ‘compraron’ la línea de la responsabilidad iraní en los atentados de 1992 y 1994, que impuso el gobierno nacional, incluso desde la tribuna de la asamblea general de las Naciones Unidas, sin pruebas fehacientes, por indicación de servicios de espionaje extranjeros. Esta complicidad se encuentra en la base del proceso que culmina con la muerte de Nisman – un crimen de Estado. 
El gobierno ataca ‘post mortem’ al fiscal Nisman, cuando fue su agente judicial durante casi diez años. 
La ‘línea iraní’ ha servido para encubrir a los servicios de espionaje locales que participaron en esos atentados criminales y en el sabotaje a su investigación. 
Los políticos, como Sergio Massa y Alberto Fernández, que apoyan la marcha, han sido funcionarios del gobierno actual y por lo tanto responsables del ocultamiento de la verdad que hoy reclaman. Macri, otro animador, enfrenta un proceso judicial por espionaje, aliado a Fino Palacios, también procesado por encubierto en el atentado a la Amia. El resto de la casta política convocante integró los gobiernos precedentes, donde se cultivó con esmero la serpiente y sus huevos. 
No estamos ante una convocatoria por “la memoria, la verdad y la justicia”, sino ante algo muy diferente: a la progresiva descomposición de un sistema político que se ha convertido en una amenaza para la inmensa mayoría del país. Esto, en el comienzo de la campaña electoral. Al mismo tiempo, se trata de una polarización ficticia, porque han sido socios durante décadas en el mismo sistema de complot contra los intereses del pueblo. 
Necesitamos una marcha sí, pero para exigir, en primer lugar, para que el gabinete comparezca ante el Congreso para una interpelación televisada. 
Necesitamos una marcha para exigir la apertura de los archivos de la ex Side y de todos los servicios de espionaje, y para imponer la destitución de Milani y la investigación de todas las operaciones del servicio de inteligencia del ejército, tanto en Argentina como en Haití, donde opera como una fuerza ocupante desde hace una década, al servicio del imperialismo norteamericano. 
Para poner fin a la impunidad policial y judicial que está vigente en todo el país 
Deben abrirse los archivos de la Cancillería, no solamente para clarificar los acuerdos con Irán sino, por sobre todo, los diez años de acuerdos con Estados Unidos bajo el rubro de la “lucha contra el terrorismo”. Es esta política kirchnerista la madre de la injerencia de la CIA y el Mossad en los aparatos nacionales de espionaje. 
La convocatoria a las calles de una parte del poder judicial y del ministerio público, contra el gobierno, muestra que los intereses dominantes y sus partidos de siempre no pueden seguir gobernando como lo venían haciendo, ni tienen idea de cómo hacerlo de aquí en más. Esto explica la disgregación del oficialismo, que deja jirones propios para lograr un salvataje de Scioli, así como las disputas facciosas de la oposición. Es el impasse de la sociedad capitalista a nivel político y del Estado. 
Los trabajadores y el Estado 
Rechazamos la decisión inconsulta de los sindicatos oficialistas de alinearse con el gobierno y el PJ y la decisión inconsulta de la burocracia sindical opositora de apoyar una marcha convocada por los cómplices de este mismo sistema. 
Llamamos a los trabajadores a deliberar sobre la crisis abierta con la muerte de Nisman – un crimen de estado -, para poder desarrollar una salida política independiente de conjunto, que satisfaga nuestras reivindicaciones sociales e imponga una completa libertad política. 
Los servicios de espionaje son el sistema nervioso del Estado y responden a la orientación social y a la estructura de ese Estado. Por un lado, espían y conspiran contra los trabajadores y sus organizaciones, en función de los intereses de las diversas patronales y de la burguesía en su conjunto, y por otro lado ‘operan’ a favor de determinados sectores contra otros de esa burguesía, como expresión de las contradicciones de clase que son propias del capital. Estas condiciones no las va a cambiar que las “escuchas” sean responsabilidad de la Procuración o de la Corte, ni tampoco van a impedir la acción ilegal de los servicios, que gozan de la completa inmunidad de ese mismo estado, en calidad de ‘guardianes’ de sus secretos. La llamada oposición quiere sustituir a un Milani por otro. Para destruir este sistema de conspiración contra los trabajadores y la mayoría del pueblo, es necesario suplantar este Estado por otro que responda al interés colectivo de los trabajadores. 
Preparemos una respuesta del pueblo trabajador. 
PARTIDO OBRERO 
Para comunicarse:
Jorge Altamira: 154437873
Néstor Pitrola: 1553242356
Marcelo Ramal: 1556901943
Gabriel Solano: 1556901514
Contacto Prensa: Maura 1540555424 - Agustina 155577598 - Cecilia 1540553294 - Silvia 1540417225
---------------------------------------------------------------------------
Prensa de la TPR

 #18F: REPUDIAMOS MARCHA GOLPISTA Y PRO-IMPERIALISTA
¡Apertura de los archivos secretos de la SIDE y su entrega a una comisión investigadora independiente! ¡Disolución de TODOS los servicios de inteligencia!
Por una campaña unitaria de la izquierda y los familiares
Marchar el 24 de marzo contra los servicios de la dictadura y la democracia
Juan Marino, dirigente de la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR), declaró que “desde la TPR repudiamos la marcha del #18F y llamamos a todos los que queremos justicia por Nisman y la AMIA a no participar porque sus convocantes no dicen ni una palabra contra los servicios de inteligencia. Por el contrario, reivindican la injerencia de los servicios imperialistas en la investigación del crimen y desarrollan un planteo nítidamente golpista en la actual situación política. Como TPR llamamos a la izquierda a llevar adelante una campaña unitaria de actividades para disputarle la iniciativa callejera a la derecha, que desemboque en una gran movilización el próximo 24 de marzo, en un nuevo aniversario del golpe militar, por la disolución de todos los servicios que operaron impunes bajo la dictadura y la democracia. Quienes quieran justicia por el asesinato de Nisman y la voladura de la AMIA no tienen que marchar con la derecha que defiende a los servicios, sino que tienen que marchar con la izquierda y los familiares que luchamos contra la impunidad”.

El #18F no es por Nisman ni por la AMIA. Su objetivo es sumar apoyo para dar un golpe desde el Congreso
Juan Marino, denunció: “La convocatoria del 18F tiene un carácter nítidamente derechista, golpista y pro-imperialista. Esto es así con independencia de las razones que motiven a cada persona a participar de la misma. Porque respetamos y formamos parte del reclamo popular por justicia en el asesinato de Nisman y la causa AMIA es que denunciamos el operativo político en curso. Los elementos están a la vista de todos: la marcha coincide con el pedido de juicio político a Cristina y Timerman que hizo Carrió y Sanchez. Por eso, no es casual que Carrió convocó a la marcha declarando ‘si nos tocan, cae el gobierno’. La derecha grita a viva voz su cálculo político y gana la calle sabiendo que un gobierno represor como el de Cristina bien puede caer en la provocación golpista y habilitar una escalada política. Fue exactamente lo que pasó en Venezuela en 2014. Es importante destacar que el ‘juicio político a Cristina’ no es una escaramuza aislada de Carrió. Laura Alonso del PRO dijo que había que ‘considerarlo’. Recordemos que Carrió y Macri acaban de cerrar un acuerdo electoral y que Alonso es la vicepresidenta de la comisión de Juicio Político en el Congreso. Por eso, en este cuadro político, la marcha del #18F opera objetivamente como una iniciativa callejera de la derecha para impulsar un planteo golpista por parte de la oposición desde el Congreso”.

Ni justicia ni independiente: son fiscales derechistas
Respecto a los jueces y partidos convocantes, Marino declaró: “Los diarios hablan abiertamente de la amistad de Stornelli, uno de lo fiscales convocantes, con Macri, y los vínculos de Marijuán, otro de los convocantes, con el Frente Renovador. Inmediatamente después de lanzada la convocatoria, se sumó toda la oposición patronal: Macri, Carrió, Massa, Pino Solanas, Sanz, Cobos, Binner, Negri y hasta Cecilia Pando. Todos estos partidos reivindican a los servicios del imperialismo, como es el caso de Macri quien admitió públicamente haber designado al Fino Palacios en su momento por recomendación de la DEA, el FBI, la CIA y el Mossad. Por si faltaban personajes reaccionarios, también firman la solicitada la Sociedad Rural y las cámaras empresarias, de minería, turismo y de comercio de Estados Unidos en Argentina. A su vez, dos días antes de la marcha, de forma muy sugerente llega a nuestro país una supuesta ‘delegación’ del Congreso norteamericano para tener, según publicó Clarín, contactos ‘oficiales y extraoficiales’ por el caso de Nisman. Es decir que están diciendo abiertamente que vienen a preparar una ofensiva imperialista contra nuestro país. Su único verdadero interés en la causa AMIA y Nisman es defender la actuación mafiosa y encubridora de la CIA y el Mossad. Desde la TPR denunciamos esta intervención extranjera que sólo puede promover más conspiraciones e impunidad. Es a partir de todos estos elementos que, con absoluto apego a la verdad, podemos afirmar que la marcha del #18F está convocada por fiscales derechistas, partidos patronales que defienden a los servicios y el propio imperialismo yanqui”.

La burocracia de Moyano y Barrionuevo: marchan con la derecha y el imperialismo pero no convocan ninguna marcha por las paritarias
Con respecto a la burocracia sindical, Marino denunció: “Moyano y Barrionuevo se han sumado a la movilización, en su línea de asociarse a la oposición patronal, y prepararse para negociar con el próximo gobierno. Mientras, están traicionando a todo el movimiento obrero paralizando a las organizaciones sindicales centrales de cara a las paritarias 2015. Contra esta orientación de la burocracia, los trabajadores tenemos que desarrollar una campaña independiente por la unidad de los que luchan con el siguiente programa: disolución de todos los servicios, la apertura de los archivos y su entrega a una comisión independiente, apoyar la lucha piquetera por un aumento del 70% a los comedores populares e intervenir en las paritarias que ya arrancaron planteando el aumento del 50%”.

El #18F se enmarca en la campaña golpista y belicista del imperialismo yanqui en América Latina y todo el mundo
El dirigente de la TPR advirtió que “el #18F se enmarca en la campaña golpista y belicista del imperialismo yanqui. Se inscribe en un cuadro donde los republicanos han obtenido la mayoría parlamentaria en Estados Unidos y se encaminan incluso a obtener la presidencia. A su vez, EEUU se encuentra encabezando una coalición militar anti-yihadista que está bombardeando Medio Oriente utilizando a ISIS como excusa para reforzar la injerencia imperialista en el continente. El vicepresidente de Obama, Joe Biden, acaba de reclamar en la Conferencia de Seguridad de Munich una enérgica intervención del imperialismo en Ucrania en defensa del gobierno golpista de Poroshenko brindándole públicamente armamento militar. No sólo eso: Biden ha sido señalado por el propio presidente de Venezuela, Maduro, como el principal organizador del golpe económico en curso en dicho país. Sin ningún tipo de ambigüedad, el presidente de Venezuela denunció que el vice-presidente de EEUU se estuvo reuniendo con presidentes de América Latina para anunciar la próxima caída del gobierno de Maduro. En este mismo sentido, la oposición pro-imperialista en Brasil de Aécio Neves se ha hecho de la presidencia de la Cámara de Diputados, luego de que el derechista PMDB rompiera su acuerdo con el PT, y el propio Fernando Henrique Cardoso ha llamado a remover al gobierno de Dilma ‘por fuera’, es decir golpe militar, o ‘por adentro’ lo que sería un golpe parlamentario. No por nada los medios del imperialismo se han ocupado de intentar profundizar el desgaste electoral de Cristina a partir del caso Nisman y los chistes xenófobos en su viaje a China. Los trabajadores argentinos no podemos prestarnos a las maniobras del imperialismo y por eso tenemos que repudiar enérgicamente la marcha golpista del #18F”.

Los K se adaptan al #18F porque están a favor de la impunidad de los servicios
En relación a la postura del gobierno Marino señaló: “el kirchnerismo, por su parte, cómplice del encubrimiento, no enfrenta su carácter golpista ni pro-imperialista sino que trata de mostrarse garante de la impunidad. Por eso Marangoni, el candidato de Scioli para la Ciudad de Buenos Aires, fue al discurso inaugural del nuevo embajador yanqui en Argentina el pasado 5 de febrero. En esa misma línea, Pampuro, vicepresidente del BAPRO que integra las filas del sciolismo, llamó abiertamente a participar del #18F. Por su parte Aníbal Fernández dijo que ‘algunos militantes’ kirchneristas irán a la marcha del #18F. Los precandidatos kirchneristas no han abierto la boca. El kirchnerismo se adapta al #18F. El kirchnerismo compite con la oposición por encubridor y pro-imperialista. Por eso no impulsan la apertura de los archivos sino que reciclan la SIDE en la AFI. Justamente por eso es una impostura el planteo de Landau, apoderado del PJ, que planteó la recusación futura de todos los jueces que participen de la marcha, cuando no los buscaron recusar por toda la impunidad que han garantizado hasta el momento, al mismo tiempo que incurre en un planteo bonapartista que cercena la libertad política. Rechazamos estas amenazas de persecución. Sólo la izquierda y los familiares podemos ofrecer una salida a la crisis”.

Los que queremos esclarecimiento del atentado de la AMIA y del asesinato de Nisman somos la izquierda y los familiares
Marino agregó que “la izquierda y APEMIA hemos sido quienes sistemáticamente rechazamos la utilización de la causa AMIA por parte de los servicios de inteligencia imperialistas y argentinos. Esa utilización, de la que han sido cómplices tanto los Kirchner como Macri, Massa y la UCR, sólo ha agravado el encubrimiento. Lo mismo ocurre con el asesinato de Nisman, que ha sido producto de la guerra entre estos servicios. El planteo para que haya justicia en ambas causas es el que sostuvimos el 4 de febrero cuando marchamos a la Plaza de Mayo exigiendo la aprobación del proyecto de ley de APEMIA, que establece la apertura de los archivos secretos del Estado y su entrega a una comisión investigadora independiente. En dicha movilización, a diferencia del #18F, nos pronunciamos claramente por la disolución de todos los servicios de inteligencia y la destitución de Milani, siendo que el Jefe del Ejército es el nuevo ordenador del espionaje interno. Este es el camino para que se termine la impunidad y para que haya verdad y justicia”.

La izquierda tiene que tener una posición clara. Vamos por una campaña unitaria.
El dirigente de la TPR concluyó sus declaraciones afirmando que “la izquierda tiene que tener una posición clara y llevar adelante una campaña unitaria para intervenir en esta crisis y marcar un camino de lucha contra la impunidad. Como TPR fuimos los primeros en pronunciarnos en contra del asesinato de Nisman y también fuimos los primeros en pronunciarnos en contra del #18F en el programa de televisión Intratables. El MST, por el contrario, ha salido a reclamarles a los fiscales encubridores convocantes al #18F que incorporen el reclamo por una ‘CONADEP’ para la causa AMIA y que, si eso ocurre, ellos concurrirán. Se trata de una impostura, porque si la marcha del 18F #tuviese un carácter potencialmente progresivo, lo que correspondería es concurrir a disputar su dirección, pero por el contrario estamos ante una marcha cuyo contenido y cuya fisonomía reaccionarias ya están bien definidos, por lo que debe ser repudiada. Esta posición del MST estuvo antecedida por un comunicado donde plantearon que ‘si la oposición tradicional quiere la verdad que impulse una CONADEP’ en relación a la solicitada publicada por la derecha. Acá de lo que se trata no es de polemizar con la oposición trucha en el terreno de la lucha contra la impunidad, precisamente porque esa oposición opera para profundizar la impunidad de la mano del imperialismo y por ese motivo debe ser denunciada frontalmente. Hay que rechazar todo este coqueteo con la derecha pro-imperialista, y por eso saludamos que los tres partidos del Frente de Izquierda así como también el MAS ya se hayan pronunciado contra el #18F. Advertimos, sin embargo, que en sus comunicados, el PO y el PTS no plantean la disolución de los servicios de inteligencia, a diferencia de Izquierda Socialista que sí lo ha hecho, cuando son los servicios quienes están involucrados en los crímenes cuyo esclarecimiento reclamamos. Tanto Izquierda Socialista como el PO han planteado la necesidad de desarrollar una movilización alternativa al #18F. Desde la TPR estamos de acuerdo y por eso criticamos que no hayan venido el 4 de febrero. Llamamos a realizar una reunión abierta a toda la izquierda y los luchadores de inmediato para poner en pie una campaña unitaria desde ahora que culmine en una gran movilización a la Plaza de Mayo el próximo 24 de marzo”.
Contacto:
Juan Marino - (011) 156 335 9278
---------------------------------------------------------------------------

EL #18F NO VAMOS:
REPUDIAMOS A LOS “FISCALES” QUE SE DISFRAZAN  DE JUSTICIEROS DEMÓCRATAS
            Un grupo de funcionarios del Poder Judicial, fiscales y jueces que jamás levantaron la voz contra la impunidad de muchísimos crímenes, pretenden arrogarse el papel de reclamar “justicia”, simulando que son ellos los que están “contra la impunidad”. Quienes han sido responsables de criminalizar la protesta social, de perseguir penalmente a los trabajadores que luchamos por mejores condiciones de vida y de trabajo, ahora pretenden hacerse pasar por supuestas víctimas, y arrastrar a quienes honestamente desean terminar con la impunidad.
            El esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman no lo harán ni el Poder Judicial que lo apañó durante diez años, ni el Poder Ejecutivo que lo puso a investigar ese grave atentado a la AMIA en 1994, junto a los espías de la SIDE asociados a los servicios de EEUU e Israel, los mismos que fueron partícipes de la “conexión local”, los mismos que plantaron pistas falsas.
            Cuando la clase trabajadora sufre la persecución judicial que practican esos fiscales y jueces, esos funcionarios y los que los apañan nunca levantaron su voz. Todos ellos callaron cuando condenaron a cadena perpetua a los petroleros de Las Heras, cuando procesaron a más de seis mil trabajadores, o cuando asesinaron a integrantes del pueblo Qom. Tampoco dijeron nada esos fiscales, jueces y burócratas cuando secuestraron y desaparecieron a Jorge Julio López, testigo contra los genocidas, ni cuando asesinaron a Silvia Suppo, sobreviviente de la dictadura que acusó a funcionarios judiciales partícipes del genocidio, ni cuando desaparecieron a Luciano Arruga, o cuando asesinaron a Darío Santillán y Maximiliano Kosteki y abrieron una causa contra sus compañeros.
            El fiscal Nisman murió – aún no se sabe cómo – cuando denunciaba a la presidenta de la Nación por supuesta encubridora de supuestos sospechosos del crimen de la AMIA. Pero su muerte no lo redime de haber estado diez años “investigando” sin esclarecer nada. Y las acusaciones antigubernamentales de Nisman tampoco pueden tapar que fue el propio Gobierno, quien lo puso y avaló hasta poco tiempo antes de su muerte.
Los políticos reaccionarios como Macri – que puso como  jefe de su policía al “Fino” Palacios, uno de los encubridores de la causa AMIA -, como Massa, cuyo jefe de campaña es Juan José Álvarez, uno de los responsables políticos de la Masacre del Puente Pueyrredón, también pretenden ser protagonistas del reclamo de “justicia”. Los multimedios de Clarín y La Nación, que aplaudieron cuanta represión antipopular ocurrió, son la tribuna desde donde se propalan las mentiras una tras otra. Los medios de la cadena oficial que ahora “descubren” las mentiras y encubrimientos del fallecido Nisman, son los mismos que propalaban hace no mucho, los discursos en las Naciones Unidas de Néstor Kirchner y Cristina Fernández en los que acusaban a Irán.
El fiscal Nisman dijo a quien quisiese oírlo que su investigación la dirigían los servicios de espionaje de Estados Unidos e Israel. Sobraban razones para haberlo denunciado y enjuiciado a él, tan encubridor como el destituido juez Galeano y sus funcionarios cómplices (empezando por el ex presidente y ahora senador impune Carlos Menem). Una demostración más de que la falsamente pregonada soberanía nacional es vasallaje, con un Poder Judicial colonizado y con “servicios” dirigidos por la CIA dentro del propio país.
            Los y las familiares de las víctimas reclaman, desde hace más de veinte años, justicia por este crimen, reclaman conocer sus conexiones internacionales y nacionales, y las responsabilidades de policías y espías locales, protegidos por fiscales y jueces argentinos. 
            Que ahora unos encubridores se quieran presentar como supuestas víctimas de otros encubridores, nos genera repugnancia. Que ese grupo de encubridores y represores pretendan obtener respaldo popular y electoral, sacando provecho de una muerte más que dudosa, merece el repudio de todas las conciencias dignas.
            El #18F no es, en verdad, la marcha de este grupo de fiscales que buscan justicia. Es una demostración política de los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad, vestidos con disfraces democráticos. La oposición conservadora ha tomado la muerte deNisman como un camino para golpear al Gobierno kirchnerista y sumar adhesiones. En esa disputa de los de arriba, es central la necesidad de la movilización independiente y unitaria de los trabajadores y el pueblo.
            En defensa de nuestros intereses de clase trabajadora perseguida por quienes criminalizan las luchas populares, en reclamo de la anulación de juicios y condenas impuestas por estos jueces y fiscales de las clases propietarias, en defensa de la soberanía nacional avasallada, en memoria de las víctimas del terrorismo estatal local e internacional, repudiamos las maniobras políticas de estos sectores reaccionarios.
            No nos callamos y exigimos:  

. Constitución de una Comisión Investigadora Independiente, tal como solicitan los familiares de las víctimas de la AMIA, conformadas por ellos mismos y por organismos de derechos humanos.
. Apertura de todos los archivos de los organismos de inteligencia para acabar con la impunidad y el espionaje contra el pueblo.
. Desmantelamiento general del sistema de espionaje.
. Disolución de todos los servicios de inteligencia.
. Derogación de la Ley Antiterrorista, de la Ley Nacional de Inteligencia, y el cese del espionaje contra los luchadores del campo popular (como el Proyecto X).

. Cancelación de los cargos vitalicios en el Poder Judicial. Destitución inmediata de todos los jueces nombrados durante la época de la dictadura. Convocatoria a un amplio debate nacional sobre las características de una justicia popular.
. Corriente Político – Sindical “Rompiendo Cadenas”
. Corriente de Organizaciones de Base La Brecha
. Frente Popular Darío Santillán
. Frente Popular Darío Santillán / Corriente Nacional
. Frente Único Movimiento de Izquierda Revolucionaria – Organización de Trabajadores Revolucionarios / Agrupación Leandro Fote / Juventud Insurgente / Córdoba Se Mueve
. Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social (MULCS)
. Colectivo Pueblo en Lucha (Bahía Blanca)
. Corriente Popular Juana Azurduy
. Agrupación Domingo Menna
. MTD Aníbal Verón
. Ben Ami Schargrodsky, Secretario General CTA Autónoma de La Rioja
. Luis Angió, periodista de la RNMA (Red Nacional de Medios Alternativos)
. Silvia Bohoslavsky, médica psicoanalista
. Mario Hernández, periodista y escritor. Miembro de la Comisión Directiva de la Coordinadora de Medios de la CABA (COMECI)
.Jorge Luis Ubertalli Ombrelli, periodista, poeta, músico y escritor
. Herman Schiller, periodista, conductor de los programas radiales "Leña al fuego" y "Aguantando de pie", Buenos Aires.
. Artistazo por el Agua Pura – Mendoza
. Cátedra Abierta de Estudios Americanistas, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires.
. Charly Hogg
. Francisco Caballero
. Eduardo Latino - periodista 
. Elizabeth Jezierski
18 de febrero de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario