Follow by Email

miércoles, 17 de junio de 2015

¿LA BANDERA DE RÍO NEGRO ES SECESIONISTA?

El 25 de marzo de 2009, en un acto presidido por el gobernador radical Miguel Sáiz en el Salón Gris de la Casa de Gobierno, se presentó oficialmente la bandera que representaría a la provincia argentina de Río Negro. La misma, diseñada por el abogado Daniel Cuomo, había sido seleccionada entre otras 164 que participaron del concurso. El jurado que eligió el símbolo provincial estuvo integrado por el vexilólogo Alberto Perazzo, el subsecretario de Cultura provincial Armando Gentili, Susana Milicich del Poder Judicial, la legisladora Adriana Gutiérrez y el “maestro ilustre” de Río Negro Fernando Posada. Hubo discusiones ulteriores sobre un supuesto plagio de un logo no oficial e incluso sobre las cualidades estéticas o representativas del diseño, pero no más.
Hasta aquí esto pareciera ser un simple procedimiento administrativo. El problema es que dicha bandera copia fielmente los colores y el diseño a tres bandas horizontales de la bandera creada por el aventurero francés Orellie Antoine de Tounnens cuando pretendió crear su reino de "Patagonia y Araucanía" en 1860, colores que aún hoy son usados por una presunta casa real afincada en Francia, cuyos miembros son masones y están aliados al separatismo mapuche y a la geopolítica inglesa. En la segunda imagen vemos al secretario general del Mapuche International Link, con sede en Inglaterra (obvio), Reynaldo Mariqueo, junto a Jean-Michel Parasiliti di Para, actual "pretendiente al trono" de Patagonia, el cual ostenta una banda con los colores de la mencionada bandera. (Aclaramos que esa foto es del 2008 y la bandera rionegrina se aprobó en 2009).
Pero acá no termina todo. La bandera rionegrina tiene un diseño muy similar (a tres bandas, con un cuartel superior que contiene 13 estrellas dispuestas en círculo), a la primera bandera usada por los secesionistas del sur de EEUU entre 1861 y 1863. Es demasiado sugestivo que en una comisión donde había un experto vexilólogo nadie "haya reparado" en la suma de "coincidencias" bastante desafortunadas que comportaba el diseño aprobado. Por un lado, la adopción de los colores de una presunta casa real cuyas pretensiones colisionan irreparablemente con la soberanía argentina sobre la Patagonia; por el otro, el hecho de estar inspirada en una bandera secesionista (cuesta creer que quien diseñó la bandera rionegrina no conociera la enseña confederada norteamericana y su significado). El silencio del mencionado Daniel Cuomo, que se niega a dar explicaciones, alimenta las suspicacias. La suma de coincidencias es superlativa y un cuerpo legislativo aprobó la bandera sin mayores reparos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario