Follow by Email

domingo, 28 de abril de 2013

La presidenta Cristina Kirchner, utilizó su cuenta de Twitter desde Río gallegos, y primero se refirió al accionar de la fuerza de seguridad, que depende del gobierno porteño.



“Sólo alguien que no está bien puede reprimir en un neuropsiquiátrico”.
“Palos, piedras, balas de goma y gases, durante dos horas. El resultado: diez periodistas lesionados, entre ellos un reportero gráfico que también fue detenido, decenas de manifestantes golpeados, dos policías heridos de gravedad”.
“Médicos, pacientes, periodistas, no se salvó nadie. Creo que afuera de los neuropsiquiátricos hay algunos que tendrían que estar adentro”.
La Presidenta también  criticó este sábado la protesta del 18A contra la reforma judicial, relató su encuentro con el militante del PRO agredido y remarcó al respecto que “algunos no creen que la democracia sea el mejor sistema” de gobierno.
“El otro día volviendo de Venezuela, después de lo de Hugo (Chávez) (…) alguien me acercó imágenes de la manifestación frente al Congreso. Son los que estaban en contra de las 6 leyes de reforma judicial que enviamos al Congreso. De las 6. Qué raro. ¿Ni una sola les gusta?”, preguntó la mandataria en una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.
Al asegurar que los que protestaron el 18A “tienen derecho”, Cristina Kirchner cuestionó la agresión que sufrió el militante de Pro Demian Martínez Naya en las inmediaciones del Congreso, cuando manifestantes lo acusaron de ser miembro de la agrupación kirchnerista La Cámpora. “Le gritaban «puto», «marica», «es de La Cámpora». Parece ser que ser gay o de La Cámpora es algo horrible y muy malo para algunos energúmenos”, cuestionó la Presidenta.
Al respecto, dijo sin embargo que los manifestantes “tienen derecho” a protestar, pero remarcó que “a lo que no hay derecho es a la agresión a un joven militante del PRO”, Demian Martinez Naya, con quien reveló que se reunió esta semana “a solas” sin cámaras ni fotos, junto a Pedro Robledo, otro militante macrista que fue agredido por su sexualidad en una fiesta.
“¿Que si me hice del PRO? Pero no… ¿Qué les pasa? Simplemente no podía creer lo que veía. Le gritaban puto, marica, es de La Cámpora. Parece ser que ser gay o de La Cámpora es algo horrible y muy malo para algunos energúmenos. No les dije, a algunos les chifla el moño, no sólo en Venezuela, aquí también”, apuntó la Presidenta.
De inmediato, agregó que “Demian no es gay y menos de La Cámpora” y que “sólo había ido a manifestarse contra las leyes al Congreso”, pero que “cuando vio que querían entrar al Congreso y romper todo se opuso e intentó pararlos”.
“¿Para qué? ¡Casi lo matan! ¡Soy militante del PRO! decía intentando defenderse Demián. Lo que pasa es que para algunos el problema no es ser del PRO, radical, peronista o socialista, el problema lo tienen con la política. En el fondo cuando los raspás un poquito, no creen que la democracia sea el mejor sistema.
Añoran otros tiempos”, denunció Cristina Kirchner.
La Presidenta reveló además que, durante el encuentro, Demian le preguntó por las vallas que se encuentran en medio de la Plaza de Mayo y que ella contestó que son “para que la gente pueda seguir protestando y no pase lo del Congreso, lo que te pasó a vos”.
“Cuando aparecen los violentos, que odian, quieren destruir a los diferentes o que no piensan igual, pegan. Como a vos Demián que casi te matan. Ni siquiera por pensar diferente, vos también estabas en contra de las leyes. Pero las leyes sólo eran la coartada, querían romper todo. Le sigo explicando.
No queremos reprimir. Preferimos pagar todos los costos. Es la política que llevamos adelante estos diez años”, completó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario