Follow by Email

sábado, 25 de mayo de 2013

Los delincuentes subversivos infiltrados entre los Qom.


En el día de hoy nos movilizamos a la Casa de la Provincia de Chaco en el centro porteño para repudiar la represión en Castelli, y exigir la libertad de los compañeros detenidos por luchar. Hubo grandes movilizaciones en Chaco. Se movilizaron 4000 personas en Resistencia y 1000 en Castelli. Todos fueron liberados hoy por la noche.

El día miércoles 22, compañeros de Quebracho-Chaco, pertenecientes a Organización Toba Qompí (OTQ), participaron del corte de ruta que fue desalojado mediante una brutal represión. Hubo 50 detenidos en total. Seis de ellos son integrantes de nuestra organización.

Como consecuencia de la represión murió Florentín Díaz, quien buscando escapar de las balas y los gases en su moto junto a su esposa, fueron atropellados por una camioneta todavía no identificada. Florentín murió al poco tiempo. Su esposa, hasta este momento, se encuentra en estado grave, internada en terapia intensiva en Castelli. Los heridos se cuentan por decenas.

Luego de la gran movilización que se produjo para repudiar la represión, por la tarde del jueves 23, todos los detenidos ganaron su libertad. Sin embargo, 10 de ellos todavía siguen en estado grave, internados en Castelli. Entre ellos, nuestro compañero Félix Días, carashe en la comunidad Toba Qom de Castelli.

En el día de hoy por la mañana los compañeros de OTQ, golpeados y cansados luego de la represión, se movilizaron al juzgado de Castelli para exigir la libertad de los detenidos. Por la noche del miércoles viajaron hacia Castelli dos integrantes de nuestra Dirección Nacional para integrarse a la movilización. Desde entonces estuvimos movilizados sin descanso, frente al juzgado, al hospital donde derivaron a los compañeros (recién después de 24 hs de haber sido detenidos), y luego en la fiscalía, hasta ver a los nuestros en la calle.

Los compañeros de las comunidades Qom en Chaco en general y en Castelli en particular, vienen llevando adelante una dura pelea desde hace mucho tiempo, peleando por derechos sociales elementales, peleando por su dignidad. El gobierno de la provincia, con Capitanich a la cabeza, decidió no dar más respuesta que la represión contra los reclamos de nuestros compañeros, cuya condiciones de (in)existencia, de miseria, pobreza y exclusión, son harto conocidas y denunciadas.

Pero la pelea sigue. Seguimos en estado de alerta y movilización. Porque lo que ocurrió en Chaco no es nada nuevo. Se trata de un proceso sistemático que conjuga el etnocidio, la represión contra los pobres que se organizan y la militancia.

Por un lado allí existe el poder de los grandes intereses económicos vinculados a las actividades de los agronegocios, que buscan expandir su incidencia sobre las tierras de los pueblos originarios y campesinos. Esos oligarcas y grandes empresarios siempre utilizaron sus guardias blancas a la luz de la impunidad que les otorga la complicidad de las autoridades de gobierno y la policía, para reprimir y asesinar a quienes resisten el despojo de sus tierras. Por otro lado se trata también de la existente situación de postergación, proscripción y olvido en la que están sumidos tantos argentinos a lo largo y ancho del país, quienes se encuentran a merced de la voluntad de los gobernantes que controlan las provincias a su gusto y antojo.

Los principales responsables de esta situación son el gobernador Capitanich, su vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff y el intendente de Castelli, Alberto Nievas, quienes deben responder por lo ocurrido.

Hay que parar el etnocidio en Chaco y Formosa!!!
Basta de reprimir a los que luchan!!!
No podrán sacarnos de la huella!!!
Libertad a los presos por luchar!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario