Follow by Email

viernes, 28 de junio de 2013

A 11 años de la Masacre de Avellaneda.

ARGENTINA

Diferentes organizaciones sociales y políticas renovaron este mediodía el pedido de "juicio y castigo a todos los responsables" del asesinato de los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, en el acto central que se realizó desde las 11 en el Puente Pueyrredón.


Movimiento Aníbal Verón: "Estamos mejor que en aquel entonces, vamos a conquistar los derechos que faltan".
Los manifestantes recordaron que la masacre fue perpetrada durante el gobierno del presidente Eduardo Duhalde, cuando Felipe Solá era gobernador de la provincia de Buenos Aires, y advirtieron que "los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda continúan impunes". "Hoy se cumplen 11 años desde aquel 26 de junio de 2002, cuando el gobierno de Duhalde ordenó una represión brutal que dejó el saldo de dos muertos y más de 30 manifestantes heridos de bala", denunciaron, y agregaron que la Policía Federal, la Bonaerense, Gendarmería, Prefectura y la SIDE participaron de la represión "con un despliegue planificado y carta blanca para matar". "La decisión política de Duhalde fue fogoneada por los organismos internacionales, los gobernadores justicialistas y radicales, y las cámaras empresarias".

"La Masacre de Avellaneda no fue un exceso policial -denunciaron en el documento leído al concluir el acto-. Fue un plan político organizado para acallar al pueblo, que estaba en pie de lucha desde las jornadas populares del 19 y 20 de diciembre", manifestaron.

Las movilizaciones, recordaron más adelante, "fueron las que obligaron a Duhalde, máximo responsable político de la masacre, a adelantar su salida del gobierno, y las que luego arrancaron las condenas a prisión perpetua para dos de los autores materiales, el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta, y penas menores para otros policías". "Duhalde debería estar hoy en la cárcel por los asesinatos de Kosteki y Santillán, al igual que todos los que integraban entonces la cúpula de su gobierno y compartían responsabilidades políticas".

Los organizadores señalaron que "el gobierno kirchnerista ha sido el garante de la impunidad durante estos once años. Esto confirma que la Masacre de Avellaneda fue una verdadera decisión de Estado. Por eso repudiamos la manipulación de la figura de nuestros mártires que, con fines electoralistas y demagógicos, practican ahora el oficialismo y sus alcahuetes".

El corte del Puente Pueyrredón comenzó anoche para prolongarse hasta el acto central de hoy al mediodía y los manifestantes realizaron una marcha de antorchas desde la estación Avellaneda, que hoy lleva los nombres de Kosteki y Santillán, hasta la base del Puente Pueyrredón.

Cuestionan candidatos involucrados

Por Darío y Maxi

Por Adriana Meyer

Como cada año, el 25 de junio hay actividades culturales en la estación Darío y Maxi, marcha de antorchas y la vigilia previa al aniversario del asesinato de los piqueteros Kosteki y Santillán. Pero entre el discurso de Alberto Santillán de ayer y el corte del puente, previsto para hoy, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) emitió un comunicado para repudiar ?la inclusión en las listas de precandidatos a las elecciones de octubre de quienes fueran responsables de la masacre de Avellaneda, el 26 de junio de 2002?. Según expresó esa agrupación, ?a 11 años de la rebelión popular de 2001 no se fue nadie, sino que volvieron todos: Felipe Solá, Juan José Alvarez y Alfredo Atanasof sólo deberían ser candidatos a la cárcel?.

A once años de aquella jornada ?que precipitó el final del gobierno de Eduardo Duhalde?, el FPDS expresó que ?con profunda indignación reconocimos en diferentes listas a quienes siguen siendo señalados por familiares, compañeros y amigos de Maxi y Darío como responsables políticos e ideológicos de sus asesinatos y de aquella brutal represión?. Y mencionó ?el caso de Alfredo Atanasof, jefe de Gabinete del ex presidente Duhalde al momento de la masacre, que se ubica en el séptimo puesto en la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires del Frente por la Libertad y el Trabajo que conduce el empresario Francisco de Narváez?. Además, el Frente Santillán señaló que ?por el lado del Frente Renovador que conduce Sergio Massa encontramos a Felipe Solá, gobernador de la provincia de Buenos Aires en el momento de la masacre, ubicado en el cuarto puesto de la lista?.

Sin embargo, no son los únicos que generaron enojo. ?No sólo la candidatura del ex gobernador nos llena de bronca, quien se mueve en las sombras como el ?operador político? del massismo es Juan José Alvarez, ex agente de la SIDE durante la dictadura y secretario de Seguridad durante el gobierno de Duhalde. Alvarez fue uno de los principales encargados del operativo de seguridad aquel 26 de junio?. Además de estos tres candidaturas que ?ofenden la memoria de Maxi y Darío?, también mencionaron que ?la reaparición de Domingo Cavallo, responsable de una de las catástrofes económicas y sociales más terribles que vivió el país, debe ser motivo de indignación?. El FPDS recordó que ninguno de ellos llegó a ser convocado por la Justicia como tampoco ?el senador Aníbal Fernández, que en aquel momento ocupaba el cargo de secretario general de la Presidencia?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario