Follow by Email

miércoles, 10 de julio de 2013

La gestión porteña de Mauricio Macri insistió hoy con que les cobrará impuestos a los inversores que blanqueen dólares a través del plan lanzado por el Gobierno nacional, a través de los certificados Cedin o los bonos BAADE.

cedin-quienes-lo-reciben-

Así lo afirmó en declaraciones radiales el ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires, Néstor Grindetti, quien agregó que se aplicará la ley vigente que impide beneficiar a los evasores impositivos.
“La postura de Buenos Aires es definitiva respecto de hacer cumplir las obligaciones tributarias de aquellos que ingresen con dinero para participar del blanqueo porque no hay una decisión que desencadene esto de parte del poder Ejecutivo”, dijo.
Indicó el funcionario macrista que al no haber una ley local que adhiera a este blanqueo, la gestión porteña debe aplicar las normas vigentes y ellas determinan que si hay un contribuyente que está sujeto a ese impuesto y blanquea, tiene que tributar por ello.
“Entonces aplicamos la ley vigente porque no hay una ley local que permita el blanqueo de capitales. Si aparece un impuesto que nadie tenía previsto, puede producir un desaliento. Nosotros no lo analizamos desde ese lado, no hay una intención nuestra de perjudicar o dejar de perjudicar al blanqueo”, agregó.
Afirmó Grindetti que desde el punto de vista ideológico, el macrismo no está de acuerdo con medidas como el blanqueo de capitales porque castiga a quien viene pagando sus impuestos sin sobresaltos.
“Cuando el que blanquea tiene que presentar la declaración jurada de impuestos a las ganancias, tiene que incorporar este ingreso y tiene que pagar impuestos, si no lo hace, nosotros lo consideraremos una evasión”, sostuvo el funcionario porteño.
Grindetti diferenció a la gestión de Macri de la bonaerense de Daniel Scioli, dado que en la provincia de Buenos Aires se ha eximido del pago de ingresos brutos a quienes blanquean sus dólares hasta septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario