Follow by Email

viernes, 30 de agosto de 2013

La Legislatura aprobó el convenio con YPF que permite el desembarco de la firma estadounidense en Vaca Muerta.

ARGENTINA

Luz verde en Neuquén al acuerdo con Chevron

El oficialismo se impuso con comodidad por 25 votos contra 2. Hubo ocho ausentes, siete de los cuales se retiraron luego de que la mayoría se negó a suspender el debate a raíz de la represión registrada afuera del recinto.

Por Fernando Krakowiak

La ley aprobada le permite a YPF operar en Loma La Lata Norte-Loma Campana hasta el 2048.
La Legislatura de Neuquén aprobó anoche por 25 votos contra 2 el acuerdo con YPF que permitirá el desembarco de Chevron en la formación Vaca Muerta. Hubo ocho ausentes. Un legislador no asistió a la sesión y otros siete se retiraron luego de que la mayoría se negó a suspender el debate a raíz de la represión policial que hubo afuera del recinto (ver aparte). La ventaja que logró el oficialismo fue contundente. Si la totalidad de los opositores hubiese permanecido en sus bancas, igual habría conseguido más de dos tercios de los votos, pese a que solo necesitaba mayoría simple. Al cierre de esta edición los legisladores se preparaban para votar el texto en particular.

La ley contó con el respaldo de la mayoría de los diputados del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y de fuerzas afines al kirchnerismo como Frente Grande-Nuevo Encuentro, entre otras. Votaron en contra Manuel Fuertes, de Nuevo Compromiso Neuquino, y Daniel Andersch, un hombre del MPN que responde al sindicalista petrolero Guillermo Pereyra. Los que se retiraron fueron Beatriz Kreitman (UCR), Jesús Escobar (Libres del Sur), Raúl Godoy (Frente de Izquierda), Alfredo Marcote (UNE-ATE), Raúl Dobrusin (UNE-ATE) y los radicales Alejandro Vidal y Tomás Benítez.

El texto aprobado convalida en su primer artículo el acuerdo que firmó el gobernador neuquino Jorge Sapag con el presidente de YPF, Miguel Galuccio para extender la concesión de YPF en el área Loma La Lata Norte-Loma Campana hasta el 2048, lo que permitirá el desembarco de Chevron en esa zona como socio de la petrolera estatal. YPF ya tenía la concesión de las áreas Loma La Lata-Sierra Barrosa y Loma Campana, las cuales vencían en 2027 y 2026 respectivamente. Lo que se hizo fue escindir Loma La Lata Norte de la primera área y unirla a Loma Campana. La concesión de Loma Campana vencía dentro de 13 años, pero YPF acordó con Chevron trabajar de manera conjunta por 35 años en esa zona. Por lo tanto, se extendió por otros 22 años que empezarán a correr en 2026.

La decisión generó polémica porque el artículo 35 de la Ley nacional 17.319 y el artículo 34 de la Ley provincial 24.053 establecen que las concesiones tienen una vigencia de 25 años y pueden ser prorrogadas hasta por 10 años, pero en este caso YPF llegará a estar en el área 57 años (los 22 años que ya estuvo, más los 13 que le faltan para completar los 35, más los 22 años de la extensión aprobada ayer). Esta posibilidad está contemplada en el decreto 929, firmado el 15 de julio, que aprobó un nuevo régimen de promoción de inversiones petroleras. En el artículo 13 dice que los sujetos titulares de permisos de explotación tienen derecho a solicitar una ?Concesión de Explotación no Convencional de Hidrocarburos?, subdividiendo áreas que ya están operando. Además, se aclara que sobre esa nueva concesión empezarán a correr de cero los 35 años contemplados en la Ley 17.319.

La provincia de Neuquén respaldó ese decreto con la ley sancionada ayer. ?Lo que hicimos fue adaptar la legislación provincial a los nuevos plazos que se prevén para la extracción de recursos no convencionales?, señaló ayer a Página/12 el legislador del Frente Grande, Raúl Podestá. La nueva ley prevé a su vez que YPF deberá pagar una serie de impuestos por esta concesión, que se suman a las regalías. La oposición cuestionó no sólo los plazos que prevé el acuerdo entre la provincia e YPF sino la imposibilidad de conocer el convenio entre YPF y Chevron. Sin embargo, desde el oficialismo respondieron que lo que le corresponde a la provincia es negociar con YPF, titular de la concesión, mientras que los términos del acuerdo de cooperación que la petrolera estatal firme con Chevron escapan a la incumbencia provincial.

Lo que si se preocuparon en aclarar los legisladores oficialistas es que la provincia obtendrá beneficios económicos y que tomará todas las medidas necesarias para preservar el medio ambiente. Cuando el proyecto se trató en comisión, el ministro de Energía, Guillermo Coco, sostuvo que cada pozo petrolero que se perfora requiere un estudio de impacto ambiental, aseguró que esos estudios fueron presentados para los pozos ya realizados y que se hará lo propio a medida que se decida avanzar con nuevas perforaciones.

No conformes con las explicaciones oficiales, algunos legisladores opositores le solicitaron a la jueza neuquina María Eugenia Gramau hace algunos días suspender la sesión de ayer, pero su pedido no prosperó. Desde el oficialismo, afirman que entonces los opositores intentaron provocar incidentes para que el proyecto no se trate. Anoche en el recinto legisladores del MPN aseguraron incluso que habían filmado al legislador del FIT, Raúl Godoy, tirando piedras contra la Legislatura. ?Querían paralizar la sesión de cualquier forma?, aseguró Podestá. También se acusó a la oposición de ser funcional a los intereses de Repsol. La respuesta no tardó en llegar. ?Se habló de los lobbistas de Repsol, pero yo me pregunto cuáles serán los lobbistas de Chevron. Creo que está más que claro?, respondió anoche Andersch, al justificar su voto negativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario