Follow by Email

jueves, 10 de octubre de 2013

Los candidatos a diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires Sergio Bergman (PRO), Juan Cabandié (Frente para la Victoria) y Elisa Carrió (Unen) protagonizaron hoy un picante debate por televisión, en el que no faltaron los achaques personales y los momentos de tensión.

debate-en-tn-

La política sanitaria de la Ciudad, el modelo económico del país, las ausencias en las votaciones del Congreso, la corrupción y la causa que involucraba a los hijos de la dueña del Grupo Clarín, fueron los asuntos que causaron más cruces, especialmente entre Carrió y el referente kirchnerista, que se lanzaron dardos venenosos.
“Esta noche vamos a escuchar a aquellos que se oponen a todo, que ponen palos en la rueda, que quieren volver al pasado”, dijo Cabandié al realizar su presentación y para empezar a azuzar a sus contrincantes del debate organizado por el programa “A dos Voces”, que se emite por el canal noticioso de cable Todo Noticias (TN).
“Nuestro objetivo no es regresar el pasado. Podemos elegir a candidatos que repitan el pasado o a los que hayan sostenido con su conducta durante estos 30 años el camino de la República”, le respondió luego Carrió.
Durante la réplica que tuvieron los postulantes para ampliar su exposición tras el primer tema de debate, “El modelo de país”, la referente de la Coalición Cívica se dirigió a Cabandié, a propósito de la Asignación Universal por Hijo (AUH), y le dijo que “el ingreso ciudadano de la niñez” fue una iniciativa suya “de 1996″, cuando había “un 20% de chicos pobres” y que “no era para que las madres no trabajaran”.
Entonces, el candidato kirchnerista le recordó a Carrió que cuando en 1996 propuso ese beneficio estaba asociada al economista “Rubén Lo Vuolo”, a quien “lamentablemente cambió por (Alfonso) Prat Gay, y señaló que para el Gobierno “la AUH tiene que mutar y ser una asignación familiar”.
Bergman intervino para señalar que la visión del PRO sobre el modelo de país es “un Estado planificador” que salga “del corto plazo” y “no niegue lo anterior, sino siga construyendo sobre lo construido, con reglas de juego”.
Cabandié después sacó un afiche en el que se mostraba una caída interanual del presupuesto de salud de la Ciudad y afirmó que “es imperdonable la mortalidad infantil en varios ejercicios de la gestión PRO haya crecido”.
“Eso es mentira”, contestó el rabino y también sacó un cuadro de debajo del atril, que mostraba un crecimiento de los gastos de salud del 27 por ciento.
A su turno, Carrió aprovechó para cambiar de tema y fustigó el tratamiento de los residuos en la Ciudad: “Es terrible la basura. Lo digo acá, que está (el ministro de Espacio Público y candidato a senador del PRO, Diego) Santilli. ¡No se puede andar en ojotas! Yo lo voto si me arregla el tema de la basura”, ironizó, y provocó risas entre los asistentes.
En el público estuvieron los candidatos a senador de las tres fuerzas representadas en el debate, Gabriela Michetti (PRO), Fernando “Pino” Solanas (Unen) y Daniel Filmus (Frente para la Victoria), así como los principales integrantes de las nóminas de candidatos a diputados y a legisladores porteños.
Carrió después realizó una extensa crítica a la política económica del Gobierno nacional, tras lo cual Cabandié la interrumpió: “Usted defiende los monopolios, pero le pido que no monopolice el debate”.
Entonces, Carrió reprochó: “Usted no se preocupe, que yo nunca voté una ley Clarín; ustedes sí”. Y Cabandié contraatacó: “Uno se pregunta: ¿Hasta cuándo va a durar Unen? Pero ya lo dijo ´Pino´: hasta octubre”. Y Carrió remató: “¿Hasta cuándo van a durar ustedes, los kirchneristas? .
La diputada opositora entonces tildó a los kirchneristas de “banda de ladrones” y le indicó a Cabandié: “Convénzase de eso: usted no tiene nada que ver”.
Pero el cruce no terminó ahí: Cabandié subrayó que fue el Gobierno de Néstor Kirchner el que terminó con la Corte Suprema “adicta al gobierno menemista” y Carrió susurró: “Y ahora la quieren voltear a ésta”.
Entonces, el postulante del Frente para la Victoria le reprochó a la de Unen que “de 92 leyes que fueron votadas” se cuentan ausencias suyas en “72″ ocasiones y dijo que ese registro es “escandaloso y no tiene nada que ver con la República”.
Carrió justificó sus ausencias por una “licencia por diabetes, por culpa de los Kirchner” y agregó: “Tuve que ser operada. Pero esta sociedad me vio siempre. A votar las estupideces que ustedes plantean no”.
En el segundo tema, “El modelo económico”, Bergman cuestionó que ya “van 10 años de crecimiento sin desarrollo” y que eso es debido a las “distorsiones” de la economía, entre las que mencionó la inflación, y señaló que el PRO propone “atraer inversiones” extranjeras y “desarrollar la infraestructura, con capital de trabajo y progreso” y sin “cepo” cambiario.
Cabandié luego volvió a apuntar a Carrió y le pasó facturas por haber pertenecido a la Alianza, tras lo cual la parlamentaria mencionó a una serie de “negocios en los que estuvieron de acuerdo el kirchnerismo y el macrismo” y apuntó: “Durante el Gobierno de la Alianza yo denuncié el pacto de impunidad con el menemismo. ¿Denunciaste vos a Cristóbal López, Lázaro Báez, Néstor y Cristina Kirchner y todos los que saquearon este país?”.
Entonces, Cabandié le achacó a Carrió que en la lista de Unen esté de candidato el radical Juan Nosiglia, hijo del exfuncionario alfonsinista Enrique “Coti” Nosiglia, tras lo cual la diputada respondió: “Los delitos no se heredan y vos lo sabés muy bien”, en alusión a que Cabandié es hijo de desaparecidos y fue apropiado ilegalmente durante la última dictadura.
Carrió protagonizó después un cruce con Bergman, a quien le recordó que antes de aliarse al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, se había abrazado a su antecesor en el cargo, Jorge Telerman, y el rabino le dijo que eso era “mentira” porque lo había hecho como integrante “de la sociedad civil”, y no como político, porque su desembarco en la política “fue en el PRO”.
En el último tema, “Justicia, Seguridad y Derechos Humanos”, se produjo un cruce entre Cabandié y Bergman, porque el postulante kirchnerista criticó a la gestión macrista por “creer para urbanizar las villas basta con pintarles las fachadas” y el rabino le reclamó al gobierno que transfiera las tierras donde se encuentran esos asentamientos.
El debate concluyó con mensajes finales de los tres candidatos y los conductores, Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, recordaron que la próxima semana la cita es con los candidatos a senador por la Ciudad, Michetti, Solanas y Filmus.
NA

No hay comentarios:

Publicar un comentario