Follow by Email

sábado, 9 de noviembre de 2013

"La sociedad a menudo sospecha que miembros de las fuerzas de seguridad, funcionarios de la Justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos", aseveró la Conferencia Episcopal Argentina.

"Esta realidad debilita la confianza y desanima las expectativas de cambio. Pero también es funcional y cómplice quien pudiendo hacer algo se desentiende, se lava las manos y “mira para otro lado”, agrega el documento.

El texto fue consensuado por el centenar de obispos que participan en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, de la localidad bonaerense de Pilar, de la 166 Asamblea Plenaria del Episcopado argentino. 
Bajo el subtítulo "Necesidad de medidas urgentes", los obispos aseguran: "Si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias que han ido ganando cada vez más espacio. Es cierto que el desafío es enorme y el poder de corrupción y extorsión de los grupos criminales es grande. Pero no es verdad que nada se puede hacer"
La Conferencia también apela a la Justicia para que intervenga:  "Es perverso vivir del sufrimiento y de la destrucción del prójimo. Por eso anhelamos una justicia más eficiente que erradique sin demoras la impunidad. Al mismo tiempo no dejamos de pedir la conversión de los traficantes"
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario