Follow by Email

martes, 17 de diciembre de 2013

Bandas de delincuentes subversivos planean atacar la Bolsa de Cereales.

Ante la desestabilización y desigualdad social.
Contra los verdaderos saqueadores de nuestra Patria
Vamos a señalar la madriguera de la Bolsa de Granos
Llevamos propuesta ante la Secretaría de Comercio
Las fuerzas abajo firmantes nos concentramos el martes 17 de diciembre a las 12:00 hs en el Obelisco en la CABA para movilizarnos a la Bolsa de Cereales (Av. Corrientes 123) para señalar a uno de los sectores que son los verdaderos saqueadores de nuestra Patria.
Luego marchamos hacia la Secretaría de Comercio para expresar  nuestro posicionamiento ante los sucesos de conocimiento público y expresar nuestra propuesta política.
Ante los sucesos de conocimiento público un conjunto de fuerzas del campo popular, abajo firmantes, queremos expresar nuestro posicionamiento y propuesta política a la Clase Trabajadora, al conjunto de nuestro Pueblo y al Poder Ejecutivo de La Nación.
Contacto:
011-15-5936-4301
0221-5656-868
011-15-5499-0662

Proponemos:
1.      Congelamiento de precios al mes de julio del 2012, en toda la cadena productiva y comercializadora.
2.      Supresión inmediata del IVA a los productos de la canasta básica alimentaria
3.      Supermercados Estatales con los precios del Mercado Central para eliminar la especulación, la intermediación y vincular productor y consumidor en forma directa.
4.      Salario Mínimo, Vital y Móvil en $8500, aumento inmediato de las AUH y los diferentes planes sociales como el Argentina Trabaja.
5.      Limitar la rentabilidad extraordinaria de las grandes empresas; con controles de precios en costo de producción y comercialización.
6.      Nacionalizar el comercio de granos y oleaginosas. Lo cual permitiría tener el control de precios, se terminaría con la especulación de las patronales campestres, y el negocio dejaría de estar en los monopolios exportadores, para ser del Estado.
7.      Avanzar en una Ley Nacional de desconcentración de la propiedad de la tierra y de regulación del mercado inmobiliario para ponerla al servicio de la vivienda y de la producción de nuestro pueblo.  La tierra tiene un fin social y no el fin meramente mercantil de engrosar el capital inmobiliario y sojero.
8.      Una nueva Ley de Entidades Financieras, derogando la de la dictadura.
9.      Empoderamiento de las organizaciones populares y apertura de los libros de las grandes empresas a los trabajadores, estado y sindicatos, para garantizar el congelamiento y control de precios.
Sostenemos la necesidad de construir un Estado Popular fuerte.
Sostenemos nuestro compromiso de luchar por una democracia popular que empodere a la clase trabajadora y a los diferentes sectores del pueblo, como también de enfrentar cualquier intento regresivo y conservador.
Sostenemos defender  la democracia ante cualquier intento desestabilizador o “golpe blando” del enemigo histórico del pueblo al que pertenecemos.
Así como marcamos el carácter reaccionario y desestabilizador de la asonada policial no podemos  dejar de señalar que la base material sobre la cual se monta la derecha son la desigualdad social escandalosa y las insuficiencias en el acceso a la tierra, la vivienda, la salud, la educación, el trabajo y la alimentación por parte del pueblo.


Acuartelamiento Policial

A partir del conflicto policial por mejoras salariales que tuvo lugar en la provincia de Córdoba el 7/12 por la madrugada, se desato una suerte de onda expansiva que llego a casi todo el país.
Las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Bs As, Chaco, Salta, Jujuy, Misiones, Neuquén, Chubut, La Rioja, Catamarca, San  Juan y Tucumán, se vieron envueltas en la misma lógica: acuartelamiento y saqueos impulsados por las mismas policías; autodefensa de vecinos y comerciantes armados con palos y armas de fuego, para impedir los “saqueos espontáneos”, todo lo cual produjo la muerte de más de una decena de hijos del Pueblo.
Los Gobernadores de las diferentes provincias y de diferentes pertenencias políticas, optaron por negociar con el acuartelamiento de las policías provinciales dando aumentos salariales. En el caso de Córdoba, que fue el que primero explotó y el que primero acordó el aumento salarial, rondó entre 35% al 40 %. Desde aquí surgió el contagio posterior instigado por el Gobernador de Córdoba Juan Manuel De La Sota.
En algunas provincias, los gobernadores salieron a negociar antes de que la policía tome la medida para su reclamo y así evitar las zonas liberadas, seguidas de saqueo.
Enmarcamos esta situación en los diferentes hechos de desestabilización que vienen ocurriendo en nuestra Patria Grande Latinoamericana como la campaña mediática de desprestigio en Venezuela,  el acuartelamiento de la policía en Ecuador, el intento de magnicidio en Bolivia por parte de los sectores reaccionarios de la medialuna blanca; Honduras y Paraguay donde el departamento de estado pudo salirse con la suya y cambiar los presidentes de manera bochornosa a través de los respectivos parlamentos de esos países más fraudes electorales. En las diversas circunstancias, también hubo escenas similares con la policía, acuartelamientos, etc.
¿Qué hay en común entre las policías del continente? Se trata de fuerzas del orden y control social típico del régimen capitalista, en sus respectivos Estados. La mayoría de las policías provinciales hacen cursos de adiestramiento en la International Law Enforcement Academy (ILEA), institución que nada tiene que envidiarle a las Escuela de las Américas de Panamá y su doctrina de Seguridad Nacional.
Hasta el día de hoy los conflictos han generado una trágica guerra de pueblo contra pueblo, en beneficio de los mismos de siempre, los grupos concentrados que se benefician de este clima de desestabilización para acorralar al  Gobierno para que avance con el ajuste y la devaluación reclamada.
A 37 años del golpe de estado genocida y a 30 del inicio del proceso democrático, la desintegración social que excluye de la sociedad a una porción significativa de nuestro pueblo no se ha logrado revertir, más allá de las políticas de inclusión social de la última década. La brecha social inadmisible que es la base por la cual el “estallido social” es amenaza permanente solo se revierte con un cambio estructural que vuelva a integrar al conjunto de nuestra sociedad.

Ofensiva del capital concentrado
Para entender adecuadamente lo que está pasando es necesario comprender que el motín policial no es una cosa aislada. Que no está aislado de la remarcación de precios y de la no liquidación de divisas por parte de los sectores exportadores.
Estamos frente a una fenomenal ofensiva de los sectores capitalistas más concentrados que buscan aumentar sus ganancias a costa de la desocupación y hambre del Pueblo. Frente a este avance de la derecha que quiere imponer un ajuste estructural, el gobierno no solo no viene tomando la batería de medidas necesarias contra los que saquean a diario el bolsillo de los argentinos/as, sino que también viene devaluando diariamente el peso.
La Mesa de Enlace Oligárquica demora la exportación de la soja (52 millones de Toneladas), con dos claros objetivos: desfinanciar al Estado en 9.000 millones de dólares aproximadamente, y empujar al Gobierno Nacional a una devaluación para mejorar sus ingresos y así abultar aún más sus ganancias. Con lo que ya sabemos que esto implica: empobrecimiento del salario, que no es otra cosa que transferir ingresos de los sectores populares al capital más concentrado.

Inflación y Formadores de Precios
La inflación es claramente otro mecanismo de transferencia de ingresos al capital. La recomposición salarial siempre es la sombra (más cercana o más lejana) del aumento del precios. Lo cual lleva a tener una constante pérdida de poder de compra de los trabajadores y del conjunto del pueblo, y (otra vez) mayor rentabilidad para las grandes empresas.
La inflación nada tiene que ver con la emisión monetaria o con el aumento del denominado “gasto público”, sino que es parte de la puja distributiva. En  este sentido los aumentos de precios se dan por el poder concentrado de las grandes empresas oligopólicas.
Pueden ser justificadas o no las razones del INDEC para difundir índices inflacionarios que son menores a los reales. Pero lo cierto es que la inflación que sufre la gran masa de la población es superior a la oficial y se come los ingresos de los trabajadores a pasos acelerados.

Concentración de la tierra, boom sojero, boom inmobiliario
La tradicional oligarquía terrateniente y la oligarquía diversificada continúan siendo los dueños de la mayor parte de la tierra de nuestro país. Los Gómez Alzaga, los Balcarce, los Pereyra Iraola, los Anchorena, los Bunge & Born, los Fortabat, los Blaquier y un puñado de nombres más, que junto a las empresas transnacionales y grupos económicos “nacionales” enriquecidos con la dictadura genocida, las privatizaciones y la fraudulenta deuda externa, concentran la propiedad de la tierra, la industria y las finanzas y, con ello, el poder de condicionar el modelo de desarrollo de nuestro país.
Es paradigmática la situación del campo donde el celebrado avance de la frontera agropecuaria a partir de la instalación del negocio sojero produjo la expulsión violenta de miles de familias de sus territorios. En el 56 por ciento de la tierra cultivada hay soja (19 millones de hectáreas). El 2 por ciento de las explotaciones agropecuarias controla la mitad de la tierra del país, mientras que el 57 por ciento de las explotaciones cuenta sólo con el 3 por ciento de la tierra. Millones de dólares sojeros en poquísimas manos que no se invierten en tecnología o valor agregado, sino que gran parte van a parar al mercado inmobiliario, a través de la compra de lujosas viviendas en las zonas urbanas. Viviendas lujosas y vacías. En las ciudades miles de metros cuadrados construidos de torres palaciegas avanzan y se levantan empujando a los villeros, a los ocupas, a los linyeras, a los hotelados, a los inquilinos, muchos de los que hoy son apuntados como “saqueadores”.
Campesinos y pobres urbanos son desplazados de su tierra y su vivienda por la lógica de un mercado que juega para la rentabilidad de un capital absolutamente concentrado. Batalla silenciosa que pierden siempre los sectores populares, que son los que cuentan con los muertos entre sus filas, cuando la confrontación por la tierra estalla en la ciudad o en el campo.

Desigualdades lujosas y Saqueo
El problema de los supuestos “saqueadores” no se reduce solamente a la pobreza, sino al estereotipo de mujer y hombre que nos ofrece esta sociedad de consumo, donde el valor no está en el modo de ser y relacionarse con los otros, sino en la posesión y el consumo insaciable. Reivindicar el modelo de mercado interno no puede habilitar la reivindicación constante del consumo como un valor. El mercado interno nos hace fuertes como país, el consumismo nos debilita como pueblo.
El lujo de los sectores pudientes, como de la clase política y los sindicalistas empresarios, viviendo en countries o en Puerto Madero  abofetean una y otra vez la mejilla de las grandes mayorías populares. La pobreza no solamente se reduce a tener hambre, sino a no llegar al estilo de vida propuesto por el sistema actual.
Es por eso que repudiamos las voces opositoras y oficialistas que caen con sus discursos sobre quienes reaccionan (bien o mal) sobre los saqueadores de cuello blanco. El índice acusador debe estar puesto sobre la mafia que conforman las cúpulas de las policías, la corporación judicial, el narcotráfico,  y de la partidocracia, que viene haciendo usufructo de estos 30 años de democracia.

Para solucionar la crisis hay que ir por la renta agraria y financiera para distribuir las riquezas del país
No al ajuste – Por la Distribución de la riqueza
PUEBLO O CORPORACIONES


Adhieren:
Corriente Política 17 de Agosto / MPR Quebracho / Frente Popular Darío Santillán
Camino de los Libres / Movimiento Teresa Rodríguez / Barricada TV /
Pueblo Unido / CTEP-Evita / Movimiento de Trabajadores Excluido
MTD en la CTA / Organización Libre del Pueblo

No hay comentarios:

Publicar un comentario