Follow by Email

lunes, 23 de diciembre de 2013

Es necesario investigar al General de Divisiòn MilanI.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, advertía en julio pasado:

Es necesario investigar al General de Divisiòn MilanI


Tras la decisión del gobierno nacional de designar al general de división
César Milani como Jefe del Estado Mayor del Ejército y su correspondiente
solicitud de ascenso, se han hecho públicas las denuncias en su contra de
organismos de DD.HH. y sobrevivientes de La Rioja

Estas denuncias se centran en la desaparición de Alberto Agapito Ledo,
conscripto subordinado de Milani, quien habría instruido el sumario por
supuesta deserción (es decir, la falsa investigación destinada a encubrir
la desaparición forzada del conscripto) y el testimonio de un sobreviviente
torturado (Ramón Alfredo Olivera) acerca de la participación de Milani en
su interrogatorio.

Estas denuncias y testimonios no pueden ser desoídos. La voces de los
sobrevivientes y de otros testigos del genocidio constituyen uno de los
sostenes fundamentales en  la lucha contra la impunidad, ninguna de cuyas
etapas (desde la CONADEP y el juicio a las Juntas hasta los juicios
actuales) habría sido posible sin la activa participación de quienes se
atrevieron a exponer lo sucedido, venciendo la lógica desconfianza en el
aparato judicial y, en muchos casos, a pesar de la falta de resultado, como
nos muestra el tiempo transcurrido sin que se hayan investigado seriamente
la desaparición de Ledo y los delitos cometidos contra Olivera.

Es público y notorio que, ante el accionar clandestino del Estado
terrorista, en muchos casos sólo los testimonios han permitido la
identificación y condena de los genocidas.

Pero, además, en este caso las denuncias encuentran sustento en los
antecedentes del general Milani, quien ha reconocido su participación
durante algunos meses del año 1976 en el ?Operativo Independencia? (es
también conocida su  actual condición de oficial de inteligencia, desde
fecha no precisada).

La participación en el ?Operativo Independencia?, uno de los
focos en los que se concentró el genocidio (ya desde las postrimerías del
gobierno de Isabel Perón y sus colaboradores), es un factor que por sí sólo
debería llevar a la investigación acabada de la participación del entonces
subteniente Milani. Debe tenerse en cuenta que cada una de las tareas
realizadas en el marco de ese operativo formaba parte del plan integral de
aniquilamiento. Las tareas de ?apoyo a la población? tenían la función
esencial de generar consenso para la actuación militar, indispensable para
el desarrollo de la porción coercitiva del plan. Y el rol de esas acciones
fue determinante para que, posteriormente, el general genocida que
representaba a la dictadura en la provincia de Tucumán se transformara en
gobernador electo de esa provincia. Difícilmente podía un oficial del
Ejército desconocer en qué consistía el ?Operativo Independencia? y la
existencia de decretos secretos ordenando el aniquilamiento de sus enemigos
no puede ser invocada, ya que la obediencia debida a órdenes contrarias al
derecho de gentes es inaceptable y cualquier intento de justificar el
?Operativo Independencia? sería una peligrosa recaída en la teoría de los
dos demonios.

Como es sabido, el rol de la inteligencia militar consiste en
obtener información acerca del enemigo para planear operaciones futuras o
modificar las que se encuentran en curso. En el marco del terrorismo de
Estado, esa tarea de ?obtención de información? estaba estrechamente
vinculada a los secuestros, torturas y desaparición forzada de las personas
que los ejecutores del genocidio consideraban como enemigos o simpatizantes
de sus enemigos. Por ende, quien haya revistado en esas áreas es altamente
sospechoso de haber cumplido un rol relevante del terrorismo de Estado.

Por estos motivos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre considera
que tanto las denuncias de los sobrevivientes como las que a lo largo de
tantos años han recopilado los organismos de DD.HH. deben ser tenidas en
cuenta y no ser acalladas por conveniencias políticas de ninguna índole, ya
que cualquier concesión que llevara a la impunidad de un genocida sería un
retroceso en el largo e intrincado camino hacia la verdad y la justicia.

Por ende, nos unimos al reclamo de que sea rechazado el
tratamiento del ascenso del entonces subteniente Milani , éste sea pasado a
retiro ante la gravedad y seriedad de las acusaciones y, asimismo, se den a
publicidad la totalidad de sus legajos y se realice una investigación
profunda y seria acerca de la responsabilidad de este militar durante el
ejercicio del terrorismo de Estado, tanto en el marco del ?Operativo
Independencia? como en sus restantes destinos.

Bs.As. Julio 22 de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario