Follow by Email

domingo, 22 de diciembre de 2013

La búsqueda laboral para los adolescentes porteños parece haberse convertido en una carrera cada vez más cuesta arriba en la ciudad de Buenos Aires, donde cuatro de cada 10 desempleados son jóvenes de entre 14 y 25 años, de acuerdo con datos oficiales.

jovenes desocupados en la ciudad de buenos aires

El 41,5 por ciento de los desocupados de la Capital Federal se registra en esa franja de edad, la cual representa al 21,4% de la población porteña, según un informe de la Dirección General de Estadística y Censos del Ministerio de Hacienda de la comuna, con cifras actualizadas a diciembre.
El relevamiento, sobre el “Perfil de los desocupados de la Ciudad de Buenos Aires”, elaborado con la colaboración del Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Metropolitano (CEDEM), detalló incluso que los jóvenes de entre 14 y 25 años son apenas el 14,7% del total de la masa laboral en esta Capital.
Sin embargo, “los jóvenes de hasta 25 años que no consiguen empleo, tienen una alta tasa de asistencia a establecimientos educativos (61%)”, aclaró el informe, que aclaró que el 30,7% de esa franja de edad se mantiene inactivo.
Se toma por “desocupado” a toda aquella persona que no teniendo empleo, “buscan activamente trabajo”, aclaró el Gobierno de la Ciudad, que destalló que en la comuna porteña la tasa de desocupación asciende al 6,2 por ciento.
El desempleo “involucra a unas 103.500 personas, número que se ha mantenido estable en los últimos años”, indicó el relevamiento y añadió que “los activos alcanzan 1.673.000 residentes, similar cantidad que en 2011″.
En la Ciudad, uno de cada tres desocupados ocupa la posición de jefe de hogar, con un guarismo que llega a 39,9 por ciento entre los varones, en tanto el 21% de los desempleados son “nuevos trabajadores”, es decir “personas que se incorporan por primera vez” al mercado laboral.
“Esto se traduce en una mayor proporción de jóvenes entre los desocupados respecto a los ocupados, especialmente en los menores de 25 años”, insistió el Gobierno porteño.
En tanto, “entre los que trabajaron al menos una vez (79% de los desocupados), 52,1% busca trabajo desde hace menos de seis meses” y en ese contexto “las mujeres, en promedio, tienen una duración más prolongada” como desempleadas.
Los desocupados que habían trabajado anteriormente en las ramas de Comercio, Construcción y Servicio doméstico tienen mayor peso en el universo de desempleados que sus pares ocupados, “lo que reflejaría la destrucción de puestos en esos sectores en períodos anteriores”, señaló el informe.
A su vez, el nivel educativo de los desocupados es inferior al de los ocupados, en promedio, aunque el 48% de los desempleados tienen estudios universitarios (completos o incompletos).
“Compensa esta diferencia -y se vincula con la juventud antes mencionada de los desocupados- que el 31% está cursando estudios, lo que prácticamente duplica el guarismo entre los ocupados”, resaltó el Gobierno comunal.
Añadió que “el porcentaje de estudiantes dentro de los desocupados prácticamente duplica al correspondiente a los ocupados” y consideró que “esto se relaciona con la fuerte presencia de jóvenes entre los que buscan un empleo”.
“Nada menos que el 61% de los jóvenes desocupados (hasta 25 años) estudia (…) Si bien los desocupados tienen un nivel educativo inferior, buena parte de ellos está mejorando sus credenciales educativas”, subrayó.
La falta de trabajo hace que la mitad de los desocupados no tenga ingreso, aunque el promedio del haber individual llega a los 933 pesos (contra $5.500 promedio de ocupados), según los datos oficiales divulgados a la prensa.
“Es marginal la porción de desocupados que recibe el subsidio de desempleo”, aclaró el relevamiento.
Por último, la mayor cantidad de desempleados en la Capital Federal se concentra en las comunas del sur (4, 8, 9 y 10), en tanto la desocupación afecta más a las mujeres que a los varones en la Ciudad en general.
“Hay unas 19.000 mujeres desocupadas más que varones desocupados. Entre los ocupados, los varones son mayoría”, completó el informe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario