Follow by Email

jueves, 5 de diciembre de 2013

Policías bonaerenses en reclamo activo.

Protesta de la Policía Bonaerense en Olavarría
No cumplen con los servicios adicionales en reclamo por la aprehensión del efectivo Juan Coria, acusado de "Homicidio doblemente agravado", por la muerte de José Ortega. La protesta derivó en pedidos de mayor cantidad de recursos para el personal. Denuncian desprotección legal. No hay custodia en instituciones públicas y privadas. Los bancos están cerrados. Esta tarde, los efectivos mantendrán una asamblea para definir los pasos a seguir. Los familiares de Ortega dicen que la muerte es un caso de "Gatillo Fácil".

La Policía Bonaerense mantiene desde este miércoles y al menos hasta esta noche, una medida de fuerza con el recorte de las horas adicionales. La decisión de los efectivos se tomó luego de la detención de Juan Coria, acusado de "Homicidio doblemente agravado".
El cambio de carátula, que inicialmente era sólo de "Homicidio", fue lo que desató el enojo de los integrantes de la fuerza, que decidieron actuar para pedir la liberación del policía. Coria está acusado de disparar contra José Ortega, un hombre que amenazaba con suicidarseSegún la versión de los policías, los disparos contra él se produjeron en respuesta a una amenaza del propio Ortega de disparar contra los efectivos. Sin embargo, la familia del fallecido habla de un caso de "Gatillo fácil",reclamo que incluso acompaña la Comisión Provincial por la Memoria.
Este miércoles, unos 50 efectivos de la fuerza se acercaron a la Fiscalía en el momento en que estaba prevista la indagatoria a Coria, finalmente postergada para este viernes. Además, presentaron un Hábeas Corpus para pedir la liberación del policía, algo que la Justicia podría resolver esta tarde, contaron a LaNoticia1.com periodistas de El Popular local.
Los efectivos de Olavarría pusieron el acento además en la desprotección legal de los efectivos, así como también en la necesidad de contar con personal más capacitado. Así, aducen, Coria no contaba, como la mayoría de los efectivos, con las herramientas como para dar respuesta a un supuesto suicida.
Actualmente, en la ciudad sólo se cumple con el patrullaje de rutina, además de la custodia en el Hospital y el Poder Judicial.
La muerte desató la polémica en la ciudad, donde incluso los vecinos marcharon para pedir ponerle fin a la violencia policial. La Comisión Provincial por la Memoria, junto a otros organismos de Derechos Humanos, acompañaron el reclamo de la familia de Ortega. Todos ellos coinciden en señalar que en ningún momento el fallecido apuntó a los efectivos ni los amenazó verbalmente. Sostienen que el disparo fue efectuado por la espalda de la víctima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario