Follow by Email

viernes, 13 de diciembre de 2013

Rebelión policial: Aflojó la tensión provocada por la muerte de nueve personas en distintos puntos del país, pero tres provincias siguen complicadas.

continuan las protestas policiales

Luego de que finalizara el conflicto policial en los principales distritos, la disputa se desató hoy en Salta, donde efectivos dejaron de cumplir funciones en demanda de mejoras salariales, al igual que en La Pampa y Tierra del Fuego, donde continuaban las negociaciones.
La extrema tensión que se vivió entre el domingo y el martes, cuando murieron nueve personas en distintos puntos del país, aflojó este miércoles, cuando se lograron desactivar las protestas en Mendoza y Chubut, quedando solo tres focos de protesta.
Los efectivos de la policía salteña, que no se habían plegado a las medidas durante las horas más álgidas, iniciaron este miércoles su reclamo, que primero de dio en cuatro comisarías y luego se diseminó por buena parte de la provincia.
En Tucumán, donde los incidentes por los saqueos dejaron tres muertos, los comercios volvieron lentamente a la actividad, luego de una noche de tensión con barricadas en las esquinas, tiros y temor a nuevos robos, además de una represión policial frente a la Casa de Gobierno, que fue condenada por el gobernador José Alperovich.
“Los policías tendrían que haber aguantado, no reprimir. La gente está en todo su derecho de expresar su malestar”, dijo el mandatario en diálogo con la prensa este miércoles, poco antes de que se confirmara la renuncia del jefe de la Policía, Jorge Racedo.
En este contexto, el Gobierno nacional insistió en que los violentos incidentes registrados en las provincias en los últimos días “deben ser investigados por la Justicia”, a fin de establecer su relación con las protestas policiales.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reiteró que tanto la rebelión de las fuerzas como los saqueos resultan “una acción premeditada con alevosía para generar métodos extorsivos que empañen los festejos por los 30 años de democracia”.
Este miércoles, efectivos y agentes retirados de Salta iniciaron una huelga en reclamo de aumentos salariales: según informaron las autoridades locales, mientras dure la medida de fuerza, la seguridad quedó a cargo de Gendarmería nacional.
Las comisarías dejaron de atender llamados desde las primeras horas del día y luego cerraron sus puertas, mientras algunos comerciantes bajaron las persianas de sus negocios para ponerse en guardia frente a posibles ataques y saqueos.
El gobernador Juan Manuel Urtubey ofreció un aumento salarial que llevará a “un agente ingresante a cobrar 6.516 pesos de bolsillo”, aunque la propuesta fue rechazada por los efectivos en huelga, que convocaron a una marcha de protesta por la Capital provincial.
En tanto, en Mendoza el mandatario Francisco “Paco” Pérez decidió otorgar por decreto su oferta de 8.500 pesos de básico y el acuerdo se materializará cuando la medida sea publicada oficialmente.
No obstante, los policías locales se mostraron conformes y el gobernador -que durante la jornada recibió a las autoridades de la fuerza- aclaró que la negociación salarial continuará cuando se inicien las paritarias 2014.
En Chubut también se levantó la protesta luego de que el mandatario provincial Martín Buzzi confirmara un incremento salarial a partir del 1 de enero.
Al encabezar en Rawson la entrega de despachos y distinciones a un total de 100 nuevos agentes de la Policía del Chubut, Buzzi reconoció la labor los efectivos provinciales que, subrayó, a pesar del conflicto “no dejaron librada a su suerte al conjunto de la comunidad y a cada una de las ciudades”.
En La Pampa, donde el gobernador Oscar Jorge todavía no logró un acuerdo con los uniformados, se registraron saqueos en la capital provincial y durante los incidentes, personal que no estaba de paro reprimió y hubo once detenidos.
Aunque no había autoacuartelamiento, un grupo de policías tenía previsto realizar este miércoles por la noche una marcha por las calles de la ciudad de Santa Rosa en reclamo de mejoras salariales y laborales, por lo que el Gobierno pidió “máxima responsabilidad” a los uniformados frente al temor de posibles intentos de saqueos.
En Tierra del Fuego tampoco se había normalizado aún el conflicto y un grupo de efectivos se concentró frente a la Comisaría Primera de Río Grande, donde funciona la Unidad Regional Norte, a la espera de un ofrecimiento del Gobierno.
El Ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad de la Provincia, Gustavo Zanone, indicó que “si bien hay reuniones con el sector que se encuentra manifestándose frente a la Unidad Regional Norte, jamás se puso en discusión un incremento para los primeros meses del 2014″.
El ministro aclaró que “la seguridad estuvo y sigue estando garantizada en toda la provincia”, tras destacar que “nunca se cortó el dialogo” y agregó: “Vamos a seguir trabajando para resolver esta situación, estamos abocados a solucionarlo desde todos los ámbitos”.
Los policías fueguinos piden mejorar las instalaciones y los equipamientos y subir de 9.400 a 12.000 pesos el sueldo de un agente ingresante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario