Follow by Email

viernes, 9 de mayo de 2014

EL INFORME DEL TENIENTE VAZQUEZ SOBRE LA BATALLA DE MONTE TUMBLEDAWN, DECLARADO SECRETO POR LA ARMADA ARGENTINA.

UNOS DE LOS HÉROES MÁXIMOS QUE TIENE NUESTRA PATRIA, CUANDO LEAN EL INFORME SABRÁN POR QUE DIGO ESTO.
PUERTO BELGRANO, de abril de 2005.
OBJETO: E/Informe Sobre Acciones de
Combate en Malvinas.
AL SEÑOR COMANDANTE DE OPERACIONES NAVALES.
Asumiendo la responsabilidad que me compete como Jefe de quienes sirvieron en la Cuarta Sección de Tiradores en Monte TUMBLEDOWN durante la Guerra de Malvinas y por considerarlo un deber de conciencia, estando ya prácticamente al fin de mi carrera naval, es mi voluntad, a través de esta nota, dejar constancia escrita de hechos ocurridos e intentar que se haga justicia con aquellos que dieron mucho más de lo que el deber les exigía y que la Institución no ha reconocido hasta el presente.
Para ello, en Agregado Nº 1, relato a modo de síntesis, el desarrollo de las operaciones de combate acaecidas en el monte TUMBLEDOWN en la noche del 13 al 14 de junio de 1982.
En Agregado Nº 2, detallo hechos puntuales que se refieren a actitudes asumidas por algunos de los participantes en dichos combates; circunstancias y oportunidades en que elevé los correspondientes informes sobre lo ocurrido y las respuestas obtenidas de mis entonces superiores; las oportunidades en que relaté – con mayor detalle aún - dichos acontecimientos, quienes fueron mis interlocutores y los testigos presenciales que pueden dar fe de ello; relatos de combatientes, historiadores y publicaciones británicas que complementan – y en algunos casos corroboran – mi versión de los hechos; y otros datos que considero de importancia.
Dado que hasta la fecha no solo no se han aclarado los hechos y las circunstancias en que ocurrieron, de forma tal que se rescate el mérito de esta Sección y las acciones individuales de aquellos que protagonizaron el combate en el extremo oeste del Monte TUMBLEDOWN, que en gran medida le dieron a nuestra Infantería de Marina el prestigio del que hoy goza, sino que por el contrario, con el correr del tiempo cada vez se afianza más una versión de la historia que ignora a estos dignos y valientes combatientes, al tiempo que le asigna a otros actores los méritos de la Cuarta Sección de Tiradores, única protagonista del mayor combate de infantería, que tuvo - posiblemente desde su creación - la Infantería de Marina, solicito se considere:
a. Dar un reconocimiento individual, a quienes combatieron en la 4/N/5, de acuerdo al listado de Agregado Nº 3. Al respecto, no encuentro forma de reconocer a los muertos, desaparecidos y soldados no identificados del Ejército Argentino.
b. Dar un reconocimiento individual, pero de mayor categoría, a los que destaco en Agregado Nº 3.
c. Se reconozca la existencia de la 4/N/5 y su desempeño en la Guerra de Malvinas, individualizando su accionar, como el único elemento que combatió contra el 2º Batallón de la Guardia Escocesa, rectificando generalizaciones que sólo le quitan el mérito a esta Sección, de haber logrado detener ella sola, a un Batallón enemigo combatiendo cuerpo a cuerpo durante casi ocho horas.
d. Dicho reconocimiento sea plasmado por escrito y forme parte de la Historia de la Infantería de Marina en la Guerra de Malvinas, desalentando de ese modo a quienes, aprovechando la niebla de imprecisiones que rodea el registro de los hechos de combate de la Unidad aludida, se valen de informaciones vagas y ambiguas, para atribuirse méritos que le corresponden a otros actores, en su mayoría muertos en el cumplimiento del deber.
e. Considerando la cantidad de muertos que tuvo la 4/N/5, las bajas producidas a los británicos y la demora generada a un Batallón de Infantería Reforzado, por sólo una Sección de Tiradores (casi 8 horas de combate cuerpo a cuerpo), considero que amerita se recuerde a este combate y a la Sección que lo protagonizó en las Efemérides Navales de la Armada.
f. Se modifique el texto de la Condecoración otorgada al SSIM Julio CASTILLO, de manera tal que refleje la circunstancia heroica en que fue muerto.
g. Se considere la posibilidad de condecorar al Subteniente Oscar SILVA del Ejército Argentino, por su heroico desempeño en combate.
h. Se modifique el texto de la Condecoración que me fue otorgada, a efectos que se elimine la mención al repliegue, dado que se contradice con los hechos y considero que desmerece mi accionar.
i. Solicito que copia del presente se incorpore a mi legajo personal.
A los fines indicados y para dejar constancia escrita de los reales acontecimientos ocurridos durante la Guerra de Malvinas, en el sector oeste de Monte Tumbledown, elevo el presente.
AGREGADOS: Nº 1 - "DESARROLLO DE LAS OPERACIONES EN EL EXTREMO
OESTE DE MONTE TUMBLEDOWN, ENTRE EL 13 Y 14 DE
JUNIO DE 1982".
Nº 2 - “HECHOS Y DATOS RELACIONADOS QUE REVISTEN
IMPORTANCIA”
Nº 3 - “RECONOCIMIENTO A LOS INTEGRANTES DE LA 4/N/5”
DISTRIBUCION: ORIGINAL - SR. COOP.-
DUPLICADO - ARCHIVO CN VAZQUEZ.
CARLOS DANIEL VAZQUEZ
Capitán de Navío I.M.
AGREGADO Nº 1 AL INFORME SOBRE ACCIONES DE COMBATE EN MALVINAS
"DESARROLLO DE LAS OPERACIONES EN EL EXTREMO OESTE DE MONTE TUMBLEDOWN, ENTRE EL 13 Y 14 DE JUNIO DE 1982".
1. Ubicación de la 4/N/5 dentro del Dispositivo Defensivo y Composición.
La 4/N/5, estaba localizada en el extremo W de la altura llamada TUMBLEDOWN, su frente apuntaba hacia el Sur, siendo la finalidad de esa localización, batir con fuegos de flanco al valle que quedaba a su frente, en donde, aproximadamente 1000 / 1500 metros hacia retaguardia se localizaban la 1/N/5 y la 2/N/5.
La Sección tenía un frente de aproximadamente 150 / 200 m, y su extremo derecho viraba hacia el W, cubriendo ese sector en el extremo de la altura. Tenía una profundidad de aproximadamente 50 m. incluyendo una posición de cambio ubicada justo a su retaguardia en la cresta topográfica de TUMBLEDOWN, aproximadamente a 30/50 m respecto a la posición principal.
Contaba inicialmente con dos grupos de tiradores y un pelotón comando.
Cada grupo de tiradores estaba compuesto por 10 hombres, uno al mando del SSIM FOCHESATTO y el otro al mando del SSIM CASTILLO. FOCHESATTO ocupaba el sector E (Grupo de la izquierda) y CASTILLO el sector W (grupo de la derecha). El grupo de la izquierda tenía una pieza de mortero 60 y una ametralladora MAG. El grupo de la derecha tenía un fusil FAP y una ametralladora MAG. El resto del personal tenía fusiles FAL.
El Pelotón Comando Sección estaba integrado por el CSIMCO Amílcar TEJADA, y dos conscriptos provenientes del BATALLON DE COMUNICACIONES N° 1.
La posición defensiva constaba de una Posición principal (la descripta) y la posición de cambio indicada, además de considerable cantidad de “pozos de zorro” que se transformaron en posiciones de cambio, suplementarias o simuladas. Estos pozos eran producto de obras naturales, dañadas por la artillería, etc.
Aproximadamente 5 días antes del 14 de junio de 1982, se conformó la 5/N/5 al mando del TCIM MIÑO y personal de Ingenieros Anfibios. Esta Sección ocupó una posición defensiva en la cresta topográfica del extremo W de TUMBLEDOWN, apuntando hacia el N y casi cerrando con su extremo izquierdo, el terreno que la separaba de mi extremo derecho. La distancia que separaba a la 5/N/5 de la 4/N/5 variaba entre los 20 m. y los 50 m., estando ambas secciones "espalda con espalda".
A partir del 12/06/82 mi sección pasó a estar reforzada por la incorporación de aproximadamente 20 conscriptos del Ejército Argentino, un Cabo de esa Fuerza, y los Subtenientes Oscar SILVA y Celestino MOSTEIRÍN. Todo este personal provenía de los RI12 y RI4.
El Subteniente SILVA fue designado jefe de un pelotón de 5 hombres del Ejército que ocuparon las posiciones centrales de mi posición de cambio en la cresta topográfica de TUMBLEDOWN (a escasos 20 m. de la 5/N/5), y su misión era cubrir por el fuego el repliegue de la 4/N/5 en caso que no pudiéramos sostener la posición principal. El Subteniente MOSTEIRÍN no cumplió ninguna función en todo el período de combate aquí descripto, dado que se hallaba en estado de shock y ni siquiera pudo hablar durante esos días. Permaneció, hasta rendirse, en mi pozo de zorro.
En los últimos días antes del combate del 13/06/82, coordiné personalmente con el TCIM MIÑO (5/N/5), lo siguiente:
Iniciado el combate, resistiríamos ambos en nuestras posiciones principales. Si mi Sección no podía mantenerse en la posición principal, se replegaría hacia mi posición de cambio en la cresta topográfica de TUMBLEDOWN (30 m. a retaguardia) cubierto por el fuego del pelotón del Subteniente SILVA. En la cresta topográfica, ambas Secciones, prácticamente espalda con espalda, intentaríamos mantener el extremo W de TUMBLEDOWN. Si no lo lográbamos, ambos nos replegaríamos hacia el puesto comando de la Compañía NACAR localizado en el extremo E de TUMBLEDOWN, aproximadamente a 1800 m. hacia retaguardia. Se coordinó explícitamente que ninguna de las dos secciones se replegaría sin la otra.
El domingo 13 de junio, por la mañana, concurrí al Puesto Comando de la Compañía NACAR para recibir la última orden de defensa por parte del Jefe de Compañía (TNIM VILLARAZA). Concurrí a esa reunión también en representación del TCIM MIÑO, dado que la orden fue esa (debían permanecer en primera línea un jefe de sección por medio).
Terminada la reunión en el puesto comando de la Compañía NACAR, regresé al extremo W de TUMBLEDOWN, retransmití al TCIM MIÑO las órdenes recibidas y repasé con él las coordinaciones entre ambas secciones para replegarnos juntos en caso de necesidad.
Las últimas modificaciones que efectué al dispositivo de mi Sección fueron:
• El CSIM TEJADA, pasó a ocupar una posición en la ametralladora de la derecha como Jefe de la misma.
• El SSIM FOCHESSATO pasó a desempeñarse como mi radiooperador, dentro de mi pozo de zorro. Me hice cargo en forma personal del grupo de la izquierda sobre el que tenía fácil control visual.
• Los efectivos del Ejército Argentino (a excepción del Subteniente SILVA, los cinco Conscriptos que ocuparon la posición a retaguardia, y el Subteniente MOSTEIRIN que se hallaba psicológicamente incapacitado y dentro de mi pozo de zorro), fueron distribuidos a lo largo de mi posición principal defensiva, sumándose dentro de los dos grupos de tiradores de la 4/N/5.
2. Desarrollo del combate entre los días 13 y 14 de junio de 1982.
El presente párrafo, indica horarios que son aproximados, y sólo una referencia general de los acontecimientos descriptos, dado que salvo algunas excepciones que se indicarán en negritas, no recuerdo con exactitud los horarios.
131800/132000
Mantuve la última reunión (dentro de mi pozo de zorro) con los jefes de elementos de la Sección para repasar las medidas de coordinación y el esquema de maniobra previsto. Estuvieron presentes:
Subteniente SILVA
Subteniente MOSTEIRIN
SSIM FOCHESSATO
SSIM CASTILLO
CSIM TEJADA
132000/132100
Se produce un incidente con el Cabo (EA) ROJO que intentó escapar de la posición.
Con posterioridad se produce otro incidente con un conscripto del EA que intenta escaparse de la Sección.
132200
Se inicia un intenso fuego de artillería sobre mi posición, que dura hasta las 2315.
Durante ese fuego me cortan las líneas telefónicas. Ordeno al Conscripto ACOSTA que se destaque siguiendo el cable y lo restaure.
Si bien sale de su pozo, regresó diciendo que no podía hacerlo. En realidad se atemorizó y no cumplió la orden.
Le imparto la misma orden al CSIM TEJADA, quien sale de su pozo, distante casi 30 m. del puesto comando y él mismo, bajo intenso fuego de artillería, recorre el hilo telefónico hasta llegar a lo que denominábamos "la pared de piedra", lugar próximo a la posición del Subteniente SILVA.
Regresa tiempo después, aún bajo fuego de artillería para informarme que el cable era imposible de reparar dado que estaba cortado en muchas partes, y con tramos faltantes, producto de la acción de la artillería.
Aproximadamente a las 2300 me avisan pasando la voz que el Conscripto KHIN en el grupo de la izquierda, había sido herido por la artillería. Dejo mi fusil en el pozo para correr más rápido y lo hago hasta la posición de KHIN casi en el extremo izquierdo de la Sección. Allí lo encuentro parado bajo fuego de artillería agarrándose el vientre. Lo empujé hacia un pozo donde, con la ayuda del Conscripto que se encontraba en él, lo vendé, tratando de que no se le salieran órganos hacia fuera nuevamente. Mientras me encontraba en esa tarea, siendo las 2310, se detuvo el fuego de artillería y casi simultáneamente tropas de infantería británicas, pasaron al asalto de nuestra posición, cruzando la misma en dos olas. Una lo hizo de sur a norte, y la otra de oeste a este.
El asalto se ejecutó en línea, haciendo fuego con las armas desde la cadera a una distancia de aproximadamente 5 m. hacia delante, estando todo el personal británico con bayonetas caladas.
La totalidad de la sección abrió fuego iniciando un combate que intercalaba el fuego de los fusiles, granadas de mano, fuego de ametralladoras, y combates a bayoneta y golpes.
Al ver a los primeros ingleses que cruzaron sobre el pozo donde yo estaba curando a KHIN, le indiqué al otro Conscripto que termine de vendarlo, saqué mi pistola y una granada de mano y corrí hacia mi pozo de zorro en el centro de la Sección donde tenía mi fusil y el equipo de radio para conducir el combate.
Al correr hacia el pozo, tomé conciencia que estaba mezclado entre los ingleses, que en ese momento habían pasado al asalto. Hice fuego contra ellos con mi pistola a medida que los cruzaba, hasta que en determinado momento debí hacerme el muerto cuando se encendió una granada iluminante de artillería que iluminó totalmente la Sección. Caminaron casi encima mío por ambos costados, hasta que al apagarse el iluminante, logré correr hasta mi posición, y retomé la conducción de la Sección.
En esos momentos el combate se había generalizado en todo el frente y retaguardia de la Sección.
El grueso de los ingleses nos sobrepasó, tomando posiciones a mi retaguardia, permaneciendo gran cantidad de ellos mezclados entre nosotros, entablándose un combate por el fuego a distancias de aproximadamente 10 o 20 m., que de no lograr batir al defensor, concluía con una arremetida del inglés contra el pozo para llegar a la bayoneta o los golpes.
Intenté comunicarme con el TC MIÑO en varias oportunidades pero me fue imposible. Ya nos había pasado anteriormente que no teníamos enlace radioeléctrico con él, pese a que nos separaban 50 m.
En determinado momento, estaba recibiendo un muy intenso fuego desde mi retaguardia desde lo que sería mi posición de cambio ocupada por el Subteniente SILVA. Dada la gran cantidad de armas que me hacían fuego desde allí, (incluía ametralladoras), interpreté que el TCIM MIÑO, viendo lo que me estaba pasando, giró su sección y me estaba apoyando. Pero me estaba produciendo bajas, incluso una ametralladora batía desde 30 metros detrás de mí, a mi pozo, y casi no me dejaba asomar. Personalmente no pude neutralizarlos con mi fusil y con granadas de fusil (le lancé dos), le solicité al Conscripto GASCO, (jefe de la ametralladora de la izquierda) que la bata. Después de un rato (dado que estaba combatiendo cuerpo a cuerpo con ingleses provenientes del frente), tomó la MAG y neutralizó a la ametralladora de referencia.
Lo llamé al Jefe de Compañía y le dije: "Señor, dígale a MIÑO que deje de apoyarme porque está matando mi gente ". El TN VILLARRAZA me contestó: "MIÑO está conmigo".
Así supe que MIÑO se había replegado sin avisarme. También asumí que SILVA y sus cinco hombres ya no estaban allí. También confirmé que estaba rodeado.
Esta situación, continuó hasta aproximadamente el 130115 en que aprecié que moriríamos todos por la superioridad numérica enemiga. Luego de la guerra, a través de un oficial británico que participó en este ataque, supe que este asalto fue ejecutado por una compañía del Segundo Batallón de la Guardia Escocesa, con algunos elementos del Regimiento GURKHA. El segundo asalto (140200) fue ejecutado por otra Compañía del batallón escocés y el tercer asalto (aproximadamente a las 0400) por la tercera compañía de esa Unidad.
En base a mi apreciación (130115) ordené que le saquen el afuste a la pieza de mortero 60 que se encontraba a mi izquierda (a cargo del Dragoneante ROTELA) y tiren los 54 proyectiles remanentes hacia arriba para que caigan sobre nuestra posición. El criterio con que impartí esa orden era que los ingleses mezclados entre nosotros, tenían menor protección, por lo tanto ellos tendrían mas bajas. Además, dentro de lo que se podía, considerando que se estaba combatiendo cuerpo a cuerpo, grité e hice pasar la voz que tiraría contra nosotros mismos.
Se cumplió la orden, y los ingleses que estaban entre nosotros se retiraron rápidamente. Eran las 0130. Se inició así una pausa de combate donde no hubo ningún disparo hasta el 140200.
Al percibir la retirada de los ingleses, una ola de euforia corrió entre toda la Sección, y se comenzó a gritar insultos y otras cosas.
En ese período recibí los informes de bajas y estado de munición.
También en esa pausa de combate, me comuniqué con el Comandante de Batallón a través del Jefe de Compañía (luego supe que el Batallón había pasado a cubrir el canal táctico de compañía). Le expuse la situación. El Comandante me preguntó si quería quedarme o quería replegarme. Le respondí: "Señor, yo no controlo la situación, pero los ingleses tampoco. Si usted me manda refuerzos, yo puedo resistir". Me respondió: "...está bien, aguante que van refuerzos".
Durante esta pausa de combate, se acercó a mi el Subteniente SILVA, quien me dijo: "los que estaban atrás nuestro se fueron” (en referencia a la 5 Sección de la Compañía NÁCAR (5/N/5). Los ingleses nos agarraron por atrás y mataron a mis hombres. Yo conseguí salir hacia adelante". Le ordené que se desplace hasta proximidades del Fusil Ametrallador Pesado (FAP) que se encontraba en el centro del grupo de la derecha, a efectos que me controle esa arma. Así lo hizo.
Durante esta pausa de combate, le ordené al Subteniente (EA) MOSTEIRIN que me reemplace un rato afuera del pozo, porque yo quería descansar. Continuó sin contestarme. Por ello le pedí al SSIM FOCHESSATO que ocupe mi lugar un rato afuera. Cumplió la orden. En ese momento lo único que había que hacer era vigilar.
140200 140715 SEGUNDO Y TERCER ASALTO
Precedido por un intenso pero corto fuego de artillería, se repitió el asalto británico, pero esta vez sólo desde el sector Sur (o sea desde el frente de la Sección).
En la cresta topográfica de TUMBLEDOWN posiblemente hayan quedado algunos ingleses del ataque anterior, porque de inmediato, al reiniciarse el segundo asalto, también comencé a recibir fuego desde mi retaguardia, en la cresta topográfica.

Se reinició un combate de iguales características del anterior y con la misma intensidad.
Lo único que comenzó progresivamente a ser distinto, es que antes, cada inglés atacaba al hombre que estaba delante suyo, en su franja, pero ahora es como si hubieran coordinado que se juntaban dos o tres, en posiciones abiertas en un ángulo de casi 180 grados y atacaban simultáneamente a un hombre nuestro desde esos dos o tres lados.
Ello ocurrió después que la ola de asalto nos alcanzó y lo hacían los ingleses que estaban mezclados entre nosotros. Al igual que en la primera vez, una parte de ellos sobrepasó nuestra posición y nos cruzó hacia retaguardia.
Llamé personalmente por radio a mi escalón superior y pregunté: "¿¡...Dónde están los refuerzos¡?. Me respondieron : "Aguante, ya van a salir"
En tanto continuaba el combate en la modalidad anteriormente descripta, con intenso uso de granadas de mano por ambos bandos y en oportunidades con el uso de cohetes / misiles dirigidos por parte de los ingleses. Al respecto un misil (posiblemente del tipo MILAN) impactó en el pozo de la ametralladora de la derecha, donde estaba además de los sirvientes de la ametralladora, el CSIM TEJADA. El proyectil no estalló y el motor se consumió con la ojiva clavada en la pared del pozo.
Las ametralladoras hacían fuego sin el afuste, desde la cadera o usando el parapeto, dada la corta distancia a la que se combatía.
El Subteniente SILVA permanentemente gritaba dando ánimo y coraje a los soldados que se encontraban próximos a él. Además se encargaba de conseguir relevos para el fusil FAP, dado que al menos dos y posiblemente tres sirvientes de esa arma fueron muertos entre las 0200 y las 0400.
El Suboficial CASTILLO, (grupo de la derecha) se encontraba a aproximadamente 30 m. de mi posición combatiendo contra al menos dos ingleses que le hacían fuego desde 10 o 15 m. a su retaguardia parapetados en unas piedras. CASTILLO estaba afuera de su pozo. En ese momento un soldado inglés alcanzó el pozo del Dragoneante GALARZA (del grupo de CASTILLO) y comenzó a matar a bayonetazos en el pecho al Dragoneante. Esto lo vieron simultáneamente CASTILLO y la ametralladora de la derecha que estaba a pozo por medio del Dragoneante. Al mismo tiempo que la ametralladora referida comienza a hacer fuego contra el inglés, el suboficial CASTILLO, se paró, giró hacia su Dragoneante, apoyó su fusil en el hombro y apuntando al inglés gritó "Hijo de p...!". Casi de inmediato cayó muerto. Lo que yo pude ver es que a la altura de su omóplato izquierdo, se abrió un tajo importante en su overall.
Viendo que no podía controlar la situación, y habiéndose generalizado nuevamente el combate cuerpo a cuerpo, volví a llamar por radio personalmente. El diálogo fue: "¿Dónde están los refuerzos?" Me respondieron: "Están saliendo".
Entonces solicité que los MOR 81 del Batallón batan mi posición para aliviarme la presión. Los mismos ejecutaron el apoyo, pero no logré aliviar la situación.
El combate continuaba en igual intensidad. Se me apareció un Conscripto del Ejército aproximadamente a las 0300, que venía desde la posición del Subteniente SILVA. En ese
momento yo combatía hacia el sector izquierdo de la Sección y este hombre cuyo nombre nunca supe me dijo: "Mi capitán, le dieron a mi subteniente". "¿Dónde le dieron?, pregunté. Respondió: "le dieron en el pecho, del lado izquierdo y tira mucha sangre por la boca". Asumí que el Subteniente había muerto. Le ordené al Conscripto que intente regresar a su pozo o a cualquiera que pueda alcanzar (en ese momento entre nuestros pozos había ingleses parapetados en las piedras que eran los que combatían mezclados entre nosotros). Nunca supe lo ocurrido con ese soldado.
La presión era demasiado fuerte, aprecié nuevamente que no teníamos salida, le solicité al Comandante que tire sobre mi posición con la artillería de campaña. Yo apreciaba que era cuestión de tiempo para que todos muriéramos. El TNIM PAGANI (oficial de artillería del BIM5) me preguntó por radio dónde estaba yo. Me enfurecí, le dije que estaba en el mismo lugar desde hacía dos meses y recién ahora me lo preguntaba. Lo insulté. Luego de un largo rato me llamaron por radio para decirme que la artillería iba a batir mi posición. Respondí que yo reglaría el tiro. El primer disparo no lo vi. El segundo cayó muy lejos, y mandé una corrección importante. Finalmente pasaron a eficacia batiendo de lleno a la Sección. Si bien en esta oportunidad intenté avisarle a mis hombres que traten de tomar cubierta, esa advertencia no llegó a la mayoría de ellos ya que era imposible mantener las comunicaciones por pasaje de voz, dado que desde hacía más de una hora, se había quebrado la continuidad de la sección tanto por las bajas propias como por la presencia de ingleses entre nuestros pozos.
Por comentarios efectuados después de la guerra por un oficial del Grupo de Artillería Aerotransportado del EA (indicativo GATO 10), este oficial dijo (en presencia del Capellán CF Luis MANCEÑIDO), que él personalmente escuchó mi solicitud de fuego a la artillería. Además, y si mal no recuerdo, también esa batería del Ejército Argentino hizo fuego contra mi posición.
Si bien el fuego de artillería fue certero, no produjo el efecto de los anteriores, porque a esa altura de los acontecimientos, ya había muchos ingleses que ocupaban pozos de zorro propios. Cuando un hombre nuestro moría, sacaban el cuerpo y ocupaban su pozo. Lo mismo hicieron con los pozos simulados o vacíos, que como dije en un principio había muchos.
Nuevamente me comuniqué con el Comando de Batallón y/o el de Compañía, preguntando por los refuerzos. Me respondieron: "Ya están en camino". Pregunté cuál era la señal de reconocimiento, porque yo estaba combatiendo en los 360 grados y los batiría con el fuego propio. Me respondieron: "...quédese tranquilo, ya los va a reconocer".
El combate continuó. Aproximadamente a las cuatro de la mañana, la ametralladora de la derecha me informó que ya no tenía munición, o se le había trabado el cañón, no recuerdo exactamente.
Progresivamente comencé a perder contacto con los extremos de la sección particularmente el derecho que fue el más castigado. A las cuatro de la mañana aproximadamente comencé a notar que perdía el control de la Sección. En esa hora también noté un incremento de presión de los ingleses. Por conversaciones con el oficial británico que hizo de guía al primer ataque (año 1984/85), supe que se trataba del tercer ataque lanzado por el Batallón Escocés (la tercera compañía) que se sumó al ataque de la segunda, sin mediar una pausa de combate.
Entre las 0400 o 0500 y las 0700 cada hombre que quedaba combatía sólo por su pozo. Casi no existía la posibilidad de apoyo mutuo, y ya no se respondía a mis órdenes.
Nuevamente llamé desesperado y personalmente al Comando de Batallón preguntando por los refuerzos, y me respondieron "...de un momento a otro entran en contacto con usted".
Alrededor de las 0700 la situación era la siguiente:
* Casi no había disparos.
* Nadie respondía a mis órdenes.
* Veía pocos ingleses entre nosotros.
* Sólo quedaban mi pozo de la izquierda y mi pozo de la derecha (ambos dobles). El pozo de la derecha se quedó sin munición y ambos soldados se metieron dentro del mismo.
* No había fuego de armas de apoyo.
A esa hora me comuniqué con mi escalón superior (Jefe de Compañía / Comandante de Batallón) y mantuve el siguiente diálogo:
- Nadie responde a mis órdenes. No se si están todos muertos, prisioneros o no me obedecen. Ya casi no hay combate. Escucho gritar a los ingleses pero no se que pasa ni que dicen. ¿Dónde están los refuerzos?
- "...aguante ya van a salir para allá"
- "proferí insultos..."
Arranqué el microteléfono de la radio y me dejé caer en el piso del pozo.
Mientras estaba hablando por radio, se escuchó una fuerte explosión bajo tierra muy próxima a mi pozo. Luego supe que los ingleses habían alcanzado a mi pozo de la Izquierda, le pusieron dentro una granada de mano de fósforo, que al estallar los hizo salir a ambos heridos hacia fuera donde uno de ellos además recibió un disparo de sterling en la espalda cuando salía arrastrándose del pozo, con severas quemaduras en el cuerpo. Mientras eso ocurría yo estaba dentro de mi pozo hablando por radio.
Le pregunté al Suboficial FOCHESSATO que opinaba que deberíamos hacer y me respondió : "no se señor, usted es el jefe".
Resolví asomarme fuera para ver que es lo que pasaba.
Cuando comienzo a sacar el cuerpo del pozo, me encuentro con tres ingleses que estaban en la boca del mismo esperando mi salida. Dos de ellos con FAL y uno con Sterling, a unos 50cm de mi cara, rodilla en tierra.
Dejando ambas manos en el borde del pozo, bajé la cabeza y le dije a FOCHESSATO: "voy a salir, si me matan a mi también lo harán con usted, así que agarre mi fusil y mátelos a ellos"
Salí del pozo con las manos en alto, me identifiqué como jefe de todos los hombres que combatían en ese sector y pedí permiso para hablar con mis hombres.
Me autorizaron y parándome en el parapeto de mi posición, dije: "Prestar atención la Cuarta Sección, soy el Teniente VAZQUEZ, el combate ha terminado. Dejen sus armas y vengan hacia mi pozo. Quédense tranquilos, las vidas van a ser respetadas".
Sólo se acercaron a mi pozo seis hombres.
Toda la zona se encontraba llena de equipo individual inglés desparramado, había cuerpos muertos y heridos que gritaban y comenzaron a recibir ayuda sanitaria.
Le pedí al oficial inglés más antiguo que me deje revisar los pozos porque había gente mía que podía estar herida dentro de ellos. Me dijeron que no, que eso lo harían ellos con posterioridad. Sólo me dejaron revisar los cuerpos de los muertos que estaban fuera de los pozos. Lamentablemente las chapas de identificación de los soldados del Ejército Argentino no estaban grabadas, por lo que nunca pude completar la lista de muertos de la Sección.
El referido oficial británico me llevó hasta proximidades del cuerpo del Conscripto CERLES (o SERLES). Estaba boca arriba, con el brazo derecho levantado y una granada de mano en ella. Tardé un poco en darme cuenta que estaba muerto, le saqué la granada y la arrojé hacia abajo.
Con posterioridad a este hecho, los sobrevivientes de la Sección fueron llevados hacia la retaguardia de las líneas británicas, primero hacia un punto de reunión de heridos, luego hacia un Campo Transitorio de Prisioneros localizado en FITZ ROY y finalmente a SAN CARLOS a otro campo de prisioneros.
Al respecto dejo constancia que mi personal en el Punto de Reunión de Heridos, fue reconocido por tropas del Batallón Escocés, quienes ordenaron que cesen los maltratos de inmediato. También dejo constancia que en este campamento fue donde fui golpeado con desconsideración por unos oficiales paracaidistas y posteriormente se me interrogó y al negarme a dar cierta información que se me requirió, se me hizo un simulacro de fusilamiento. Todo ello antes de la llegada de los escoceses al lugar.
Hasta aquí, lo que considero una muy breve síntesis del desarrollo del combate en la noche del 13 al 14 de junio de 1982.
También dejo constancia que estas acciones no fueron las únicas acciones de combate cumplidas por integrantes de la 4/N/5, pero sí fueron las más importantes.
PUERTO BELGRANO, de abril de 2005.-
CARLOS DANIEL VAZQUEZ
Capitán de Navío I.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario