Follow by Email

viernes, 27 de junio de 2014

1500 PERSONAS MARCHARON CONTRA LA REPRESIÓN EN CORDOBA.

CONTRA EL"GATILLO FACIL"



(AW) El día posterior a la muerte del joven, Cristian Daniel Guevara, en la comisaria del barrio “Los Naranjos” se realizó esta marcha contra el “gatillo fácil”. Estaba presente, presente Fernanda, hermana de Ivan Rivadero, asesinado en el penal San Martin, es una historia repetida en Córdoba. Donde la justicia investiga a las víctimas.
 cordoba
El fatídico camino del gobierno
Por Mucho Palo Noticias - Monday, Jun. 23, 2014 at 3:47 PM
Por: Mucho Palo Noticias / Más de mil quinientas personas marcharon por las calles de Córdoba exigiendo el fin de la política represiva del gobierno de De La Sota. De la movilización que partió de Colón y Gral. Paz participaron familiares y amigxs de victimas de gatillo fácil además de varias organizaciones políticas y sociales de un amplio abanico. En su recorrido la movilización escrachó a La Voz del Interior y Cadena 3 por entender que desde estas usinas mediáticas se construye el discurso legitimador de las políticas criminales represivas. La movilización culminó en las puertas de la Policía Federal, el lugar fue elegido en repudio a la represión en Buenos Aires días atrás a quienes se solidarizaban con lxs reprimidxs en Córdoba la semana anterior. Al concluir la marcha se leyó el documento convocante. 
La marcha convocada desde distintas organizaciones políticas y sociales de Córdoba, se dio en un marco muy particular, ya que fue antecedida por dos graves hechos represivos. El día anterior aparecía muerto en la celda de una comisaria en Barrio Los Naranjos el joven Cristian Daniel Guevara, el cual luego de ser detenido por un supuesto robo fue alojado en la comisaria N° 19, horas después aparecía ahorcado en su celda. Según la policía el joven se quitó la vida con el borde de una colcha minutos después de enterarse de que sería trasladado al penal de Bower. El abogado del joven horas antes se había contactado con él y le habría solicitado que lo defendiera ante su arresto. Para la familia no hay dudas que Cristian fue asesinado y además denunciaron que al momento de su detención fue brutalmente golpeado y le habrían aplicado una especie de picana eléctrica.
Esta historia se repite en Córdoba, en carceles y comisarias, asi es como se hizo presente en la jornada, Fernanda, La hermana de Ivan Rivaderos, joven asesinado en el penal de San Martin, hecho que fue tapado como suicidio. 
El otro hecho de preocupante significancia fue la represión a la protesta contra la “Ley de convivencia ambiental” bautizada por las asambleas socioambientales como “Ley Monsanto” aprobada en la legislatura cordobesa el miércoles 11 de junio. Esta represión dejó como saldo la detención de 26 personas (entre manifestantes y transeúntes), muchxs de ellxs con heridas producidas durante y a posterior de las detenciones. Los últimos detenidos fueron liberados el martes 17 de junio y de los 26 presxs, 23 quedaron con causa penal abierta y a la espera de su posible procesamiento. Para uno de los abogados defensores de los presos el dato a tener en cuenta es que es la primera vez en años que lxs presxs por protestar son liberadxs luego de una indagatoria ante un Fiscal.
Al respecto del contexto de la movilización, desde las organizaciones convocantes se señaló: “La política del gobernador De la Sota hacia la juventud, lxs trabajadorxs, lxs habitantes de los sectores populares, es la persecución, la criminalización y represión. El operativo desplegado en los últimos días, consistente en un enorme despliegue de las fuerzas represivas, no solo busca estigmatizar a la juventud sino legitimar un aparato represivo con torturas físicas y psíquicas, hostigamiento y hasta desapariciones (caso de Facundo Rivera Alegre; Luciano Arruga en Buenos Aires)”.
En este primer semestre del año se contabilizan por los menos cinco muertos en casos de gatillo fácil, extraños suicidios, y golpisas policiales cuyos casos tomaron alguna relevancia mediática y podrían ser rápidamente recordados: Cristian Daniel Guevara (23 años); Ezequiel Ávila (20 años); Lautaro Torres (16 años); Ezequiel Barraza (20 años) y Alejandro Godoy.
Estos hechos han sido acompañado por un discurso legitimador desde los altos mandos de la policía de Córdoba y así lo denuncian las organizaciones convocantes: “Es la policía del gatillo fácil, como lo advierte el Jefe de Policía Suárez, para quien cualquier ladrón sospechado de haber salido a robar con un arma puede ser asesinado por la policía, inclusive de civil”, y agregan: ”Las fuerzas represivas, se convierten en el verdugo del pueblo, pasando por encima de todos los derechos. Las declaraciones de la policía son la muestra más clara de cuál es la política que ha comenzado a implementar De La Sota después del estallido del narco escándalo, los motines y los saqueos en 2013.
Tambien estuvieron presentes los familiares de Nicolas Nadal y de Juan Carlos Alarcon, ambos victimas de gatillo facil, en el mes de febrero de 2013.
Sobre los motivos del actual escenario represivo para las organizaciones no hay dudas y de esta forma lo remarcan,: “No es casual este giro político, que intenta imponer la legitimidad de los uniformados, con brutalidad y prepotencia, después de la fuerte exposición de la policía como partícipe necesaria en el gran crimen organizado del narcotráfico, las redes de trata, los desarmaderos de autos, etc. Situación que ya era denunciada por decenas de organizaciones”.
Dentro de la compleja coyuntura represiva el gobierno ha apelado a actos simbólicos para hacer sentir el inusual despliegue de fuerza, esto incluye decenas de controles de motociclistas, lxs cuales son criminalizadxs por el simple hecho de transitar en ese vehículo de uso de sectores más humildes. Esta medida va acompañada de la exigencia de usar cascos con códigos identificatorios.
Si de simbología represiva hablamos, en los últimos meses se han puesto de moda realizar “operativos de saturación” o “racias”, en las cuales las personas detenidas son alojadas durante horas en un corralito público. Esta metodología se transforma en un acto de humillación para las personas sospechosas de haber cometido un delito o por el simple hecho de estar imputadas de una contravención al código de faltas. A principio de mayo la policía daba a conocer un informe donde mostraba el carácter de control social de los operativos de saturación, ya que se pudo conocer que el 82% de los casos de detenidxs en estos operativos eran por contravención al código de faltas.
muchopalonoticias.wordpress.com/2014/06/22/el-fatidico-camino-del-gobierno/
agrega un comentario
El fatídico camino del gobierno

No hay comentarios:

Publicar un comentario