Follow by Email

viernes, 11 de diciembre de 2015

Rafael Correa y la prepotencia etílica.

ASUNCIÓN MACRI. Correa fue recibido por el gobernador José Manuel De la Sota y el intendente de Córdoba, Ramón Mestre.
ASUNCIÓN MACRI. Correa fue recibido por el gobernador José Manuel De la Sota y el intendente de Córdoba, Ramón Mestre.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llegó a Argentina para asistir a la asunción de Macri. Aterrizó en Córdoba, donde recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional local. 
Correa fue recibido en el aeropuerto de la capital provincial por el gobernador José Manuel De la Sota y el intendente de Córdoba,Ramón Mestre, quien le entregó el decreto que lo declaró visitante ilustre de la ciudad.
El mandatario ecuatoriano recibió la distinción de la Universidad Nacional de Córdoba por su aporte como economista al desarrollo de UNASUR y porque "supo traducir su sólida formación en políticas de desarrollo para Ecuador con lineamientos claros que permitieron estabilizar democráticamente su país". 
El presidente viajó a Buenos Aires, donde formó parte de lasdelegaciones extranjeras invitadas a la asunción de Macri como Presidente.
El mandatario ecuatoriano, quien asumió ese cargo en 2007 y tiene mandato hasta 2017, fue uno de los principales impulsores de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y uno de los jefes de Estado latinoamericanos más cercanos al kirchnerismo.
En el ágape realizado como parte del protocolo con las delegaciones extranjeras, armó un escándalo porque le sirvieron un vino de cien dólares, reclamando a viva voz que quería uno de trescientos, como el siempre consumia.
Un verdadero bochorno.
Evo Morales lo justificó diciendo que estaba enojado por las derrotas de Cristina y Maduro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario