Follow by Email

miércoles, 30 de marzo de 2016

2 de abril.

2 de abril. Malvinas. Entrevista a Bernardo Schweizer, el Soldado argentino que desembarcó el día anterior


                          



2 de abril. En Argentina no hace falta aclarar más nada.
Malvinas
La Guerra. Los muertos, los Héroes, los miedos, las grandezas y las miserias.
Hablar de la Guerra es hablar un poco de todas estas cosas.
Malvinas. La Guerra. Los que quedaron allá y en la Gloria para siempre. Los que volvieron.
La Guerra, tan fácil de hablar, tan difícil de comprender.
Las cosas en su lugar. La Gesta de Malvinas ha sido una gesta de valientes y de patriotas.
Bernardo Schweizer es hoy Capitán de Navío retirado. En abril de 1982 tenía 24 años y era Teniente de Corbeta, y fue el primero en poner un pie en las islas… Bernardo tuvo la amabilidad de responderme algunas preguntas y yo las comparto con ustedes.

¿Cuándo se enteró que entraría en combate?

B.S: Me enteré que desembarcaríamos en las Islas el día 25 de marzo extraoficialmente a través de una conversación con Diego García Quiroga, y oficialmente ya navegando en la Fragata ARA Santísima Trinidad por un comunicado del Comandante de la Fuerza de Desembarco, Contraalmirante Carlos Busser, el día 29 de Marzo de 1982

¿Cómo vivió el grupo que integraba la noche anterior al desembarco?

B.S: La noche anterior no dormimos, haciendo ensayos, repitiendo instrucciones, preparando el equipo, probando comunicaciones, actualizando órdenes e información de inteligencia. Aparte estábamos sufriendo desde hacía 2 días los efectos de mareos fuertes por una tormenta en el mar.
Algunos Comandos, según sus personalidades, se concentraban en silencio seguramente pensando en la importancia del acontecimiento histórico que viviríamos, de la envergadura de la responsabilidad que nos tocaría vivir... Algunos quizá rezaban íntimamente poniendo su suerte en manos de Dios y pidiéndole su apoyo y, en mi caso, me lamentaba no haber dejado descendencia ya que apenas el 12 de marzo anterior me había casado y por motivos de la Operación Rosario mi luna de miel fue suspendida habiendo transcurrido una semana de la misma en Rio de Janeiro. El 20 de marzo, estando en el hotel donde disfrutábamos con mi flamante esposa nuestro casamiento, recibí una llamada del entonces Teniente de Navío Robles ( Jefe de operaciones del APCA) ordenándome que regresara de inmediato al país y me presentara en la unidad para participar en una operación real, sin más detalles..., viajé al día siguiente
Los Comandos nos encontrábamos alojados en los sollados (suboficiales subalternos), camaretas (suboficiales superiores) y cámaras y camarotes (oficiales y jefes) bastante apretados debido a la cantidad extra de personal por sobre la tripulación normal. Éramos 86 Comandos Anfibios y 6 Buzos Tácticos. En general solo se hablaban temas sobre las órdenes recibidas, los más experimentados hacían recomendaciones a los más jóvenes  también integraban las patrullas los cursantes de ese año del Curso de Comandos Anfibios y se sentía mucha ansiedad por vivir la experiencia, todos queríamos demostrar que estábamos perfectamente preparados para esa importantísima misión aunque también a todos nos preocupaba mucho el cómo poder cumplir la misión sin siquiera herir a ningún Royal Marine, máxime sabiendo que ellos ya estaban enterados de nuestro desembarco por lo que seguramente estarían alistados y quizá desplegados para realizar la defensa de sus posiciones

¿Usted fue el primer hombre en pisar las Islas aquél día?

B.S: Si Horacio, fuimos los primeros junto con el entonces Cabo Principal Carlos Cequeira, Comando Anfibio. Ambos lo hicimos a bordo de un kayac biplaza partiendo desde unos 500 metros de la playa elegida por mí. A los 500 metros dejé 2 botes con otros 10 Comandos Anfibios, todos seleccionados por mi (gracias a una concesión que me hizo mi Comandante en virtud a la relevancia de nuestra tarea) a quienes convoqué a la playa, una vez explorada la misma, para instalar un anillo de seguridad amplio y darle así cobertura al desembarco de los74 Comandos Anfibios que deberíamos equiparnos y reorganizarnos para proyectarnos hacia nuestros 2 objetivos: el cuartel de los Royal Marines, y la casa del Gobernador
Nos despegamos de la Fragata Santísima Trinidad a las 21 hs, pude desembarcar en la playa que seleccioné durante la navegación (no fue la elegida en el Plan debido a que perdimos mucho tiempo por efecto de las algas que se nos enredaban en las hélices de nuestros motores Fuera de Borda) a las 22.30 hs.,  y ya a las 23 hs iniciamos la marcha por tierra hacia nuestros objetivos. Fue una gran suerte del destino que yo cambiara la playa que inicialmente seleccioné, ya que al día siguiente, recorriendo las playas para someter a rendirse a los Royal Marines desplegados en posiciones defensivas sobre la costa, encontramos un Pelotón de 4 Royal Marines con una ametralladora pesada esperándonos allí...obviamente, si hubiese intentado desembarcar allí, seguramente la historia del costo humano de la Operación y la condición encubierta de la misma hubiese sido muy distinta y tampoco yo podría hoy contar mi experiencia...

¿La misión de ustedes  fue solo el desembarco?...

B.S: La misión de los Comandos Anfibios fue desembarcar en acciones previas a la hora H, en que desembarcaría el grueso de la Fuerza de Desembarco (Batallón Infantería de Marina 2, reforzado y con agregados de fracciones de otras Unidades de la Infantería de Marina y la Compañía del Regimiento de Infantería 25 del Ejército Argentino cuyo Jefe era el entonces Teniente Coronel Mohamed Alí Seineldin), con el objetivo de lograr la rendición de los Royal Marines que se encontraban protegiendo las Islas en ese momento.
Normalmente, eran aproximadamente 40 hombres, los cuales en el momento de la operación estaba duplicado su número por la presencia del relevo y también estaban apoyados por aproximadamente 50 habitantes de Puerto Argentino armados y entrenados como reserva militar

¿Participó del combate donde muere el Capitán Giachino?

B.S: El combate donde muere en Capitán Giachino fue en la casa del Gobernador de la isla, no estaba yo en el mismo sino formando parte de la patrulla de comandos más numerosa que fuimos a conquistar el cuartel de los Royal Marines.

¿Le tocó a usted acompañar el cuerpo de Giachino al continente?... 

B.S: Durante la mañana del 2 de abril, habiéndose rendido ya la totalidad de la plaza de los Royal Marines, mi Comandante del APCA me ordenó destacarme al continente, a la Base Naval de Puerto Belgrano para acompañar los restos del Sr Capitán Giachino y también para participar en una rueda de prensa junto con otros integrantes de la Operación( el Sr Capitán Giachino fue velado con una misa en la Capilla Estela Maris y luego fue enterrado en el cementerio de Punta Alta, acompañado de una enorme concurrencia de marinos y civiles.

¿Cuántos años tenía entonces?

B.S: En el momento de la Operación yo era Teniente de Corbeta y tenía 24 años, me retire a comienzos del 2007 como Capitán de Navío con 48 años

Muchas gracias por su tiempo…

B.S: Por nada, un fuerte abrazo.


……………………………………………
“Para mis amigos, con quienes comparto la pasión por mi Patria: Creo que nuestros héroes verdaderos son los que entregaron sus vidas por nosotros y los que han tenido el valor de salvar las vidas de otros para que regresaran de la guerra.
La guerra, según mi opinión, lamentablemente solo refleja la incompetencia de los diplomáticos y gobernantes que no han sabido resolver un conflicto de otro modo menos violento y soy un convencido que la mejor guerra es la que no se combate.
Los hombres civilizados deberíamos poder usar nuestra inteligencia para resolver nuestros problemas sin tener que derramar sangre...lamentablemente también, como hay mucha ignorancia y maldad en el mundo, los países serios debemos estar en capacidad de defendernos y eso es lo que los gobiernos en Argentina desde el' 83 hasta nuestros días no les importa...”


Bernardo Schweizer, 2 de abril 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario