Follow by Email

viernes, 7 de junio de 2013

Fue aprobada con 204 votos a favor. La iniciativa establece que las obras sociales, prepagas y el sistema de salud público cubran las técnicas de reproducción.

La Cámara baja convirtió en ley el proyecto de fertilización asistida
Crédito foto: Nicolás Stulberg
Tras permanecer “cajoneado” durante casi un año en el Senado, el Congreso dio sanción definitiva hoy al proyecto que incorpora los tratamientos de Fertilización Asistida al Programa Médico Obligatorio.
Tras poco más de 5 horas de debate, la iniciativa contó con 204 votos a favor y hubo 10 abstenciones.
La ley incluye entre su ámbito de aplicación los tratamientos realizados con asistencia médica para conseguir un embarazo; y entre los procedimientos quedan comprendidos las técnicas de baja y alta complejidad que incluyan o no la donación de gametos o embriones.
Asimismo, podrán incluirse nuevos procedimientos y técnicas desarrollados mediante avances técnicos-científicos que sean autorizados por el Ministerio de Salud. El proyecto indica, además, que se podrán realizar en los establecimientos sanitarios habilitados que cumplan con los requisitos determinados.
Antes de que comience el denate, organizaciones como Abrazo por la Vida y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays y Transexuales coparon lso palcos del recinto con banderas y carteles.
La diputada María Luisa Storani, una de las impulsoras de la medida, celebró la “constancia" de las organizaciones civiles de “soportar los cajoneos de este proyecto”, según informa Parlamentario. También otros legisladores destacaron a esos sectores por continuar con su lucha.
El Congreso “está reparando una deuda con todas las parejas que sufren infertilidad”, indicó Silvina García Larraburu, mientras que Nancy González remarcó que se pudo vencer “las barreras de las corporaciones”. “Hoy les devolvemos la esperanza de poder engendrar un hijo”, añadió Ana María Ianni.
Quien en cambio plateó objeciones fue la diputada Silvia Majdalani, del PRO. Consideró  que la mujer mayor de edad debe tener un diagnóstico de infertilidad para acceder a los tratamientos. “Esta ley posiblemente no cumpla mis expectativas ni las de mucha gente, pero lamentablemente no puedo ignorar los 20 años de lucha”, admitió.
“Esta es una ley que amplía derechos, porque incluye a todas las familias que desean tener hijos”, aseguró el titular de la Cámara, Julián Domínguez, y destacó que “se trata de una norma superadora de la legislación que existe en algunas provincias, ya que abarca a todas las mujeres que no tienen hijos y quieren tenerlos, sin ninguna restricción”.
Durante el debate, algunos legisladores estimaron que una de cada seis parejas tiene problemas para tener hijos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario