Follow by Email

martes, 2 de julio de 2013

El blanqueo de capitales que lanzó el Gobierno comenzará a partir de mañana con el debut del Certificado de Depósito para Inversión (CEDIN), en medio de una fuerte expectativa de los sectores inmobiliarios y de la construcción.

comienza-blanqueo-de-capitales-cedin-

El Gobierno pondrá en práctica la ley 26.860, impulsada por el kirchnerismo, que: “habilita el ingreso al país de dinero no declarado sin tener que precisar el origen de los fondos y con el beneficio adicional de no sufrir penalidades ni tener que actualizar el pago de impuestos”.
El Banco Central repartió en las últimas dos semanas los certificados a las entidades bancarias porteñas, bonaerenses y de las capitales provinciales para que quienes se acerquen con dólares a las sucursales, puedan efectuar el blanqueo sin inconvenientes.
En el sector financiero evaluaban este fin de semana que: ‘ la implementación se daría sin sobresaltos, con una demanda moderada’, pero reconocieron que se podrían generar problemas en las entidades de las localidades más pequeñas del interior donde aún no habían llegado los certificados.
El ahorrista que acerque sus dólares a cualquier banco deberá optar por la suscripción de dos bonos nominados en moneda estadounidense: el CEDIN o el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Energético (BAADE), que también cuenta con una versión denominada Pagaré.
Los CEDIN tienen como objetivo: ‘ resucitar la construcción y el sector inmobiliario luego del efecto que provocó en ambos segmentos el cepo cambiario,  mientras que los BAADE buscan captar fondos para obras de infraestructura en el sector energético, principal factor de desequilibrio de las finanzas públicas’.
Los CEDIN serán transformados en dólares ante su sola presentación en una entidad bancaria, luego de que fueran utilizados para una operación inmobiliaria o de construcción edilicia.
La garantía de cobro está dada por el Banco Central que administra un fideicomiso integrado por el cien por ciento de los fondos exteriorizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario