Follow by Email

viernes, 6 de septiembre de 2013

Miles de compañeros y compañeras de la CTA y la Multisectorial marcharon esta tarde a Plaza de Mayo para exigir la vuelta atrás del acuerdo entre el Gobierno y Chevron, que cede la soberanía petrolera a la multinacional estadounidense, y para denunciar la creciente represión en todo el país, desde Jujuy a Tierra del Fuego.

La CTA y la Multisectorial marcharon a Plaza de Mayo
Basta de represión: Fuera Chevron de la Argentina
Jpor Inés Hayes *
 En ese marco, esta mañana trabajadores municipales de Quilmes fueron brutalmente reprimidos por la policía provincial. La CTA llamó a la construcción de un nuevo paro social y a la Consulta Popular por la recuperación de nuestros bienes comunes.
“Este es un genocidio silencioso”, comenzó su discurso Margarita Peña Lillo en representación de los Pueblos Originarios en LuHoras antes de que comenzara la marcha, en Quilmes fueron reprimidos violentamente trabajadores estatales municipales que se manifestaban por sucesivos despidos. Como en Neuquén, Jujuy y Tierra del Fuego, los gobiernos provinciales con complicidad del Nacional, responden con palos y tiros a las necesidades del pueblo. “Por eso, los pueblos originarios y los trabajadores fuimos enfrentando la mentira de este gobierno que se dice nacional y popular cuando entrega los recursos naturales pero el pueblo lo castiga en las calles y en las urnas. Seguramente habrá más represión y ajuste después del 27 de octubre. La muestra de lo que viene está en la represión de Neuquén, Jujuy y Tierra del Fuego”, agregó Peña Lillo.El coordinador del acto, Juan Carlos Giuliani, secretario de Relaciones Institucionales de la CTA remarcó la presencia en la movilización de un dirigente de USO de España, la adhesión de ELA y la carta que ayer mandó a la Presidenta la Confederación Sindical de las Américas exigiendo que cese con la represión.
“Nos movilizamos por el acuerdo entreguista que va a llevar a que tengamos que pagar el petróleo y el gas a precios dolarizados”, sumó su voz Marcelo Ramal del Polo Obrero quien también denunció la violenta represión contra los trabajadores neuquinos, jujeños, fueguinos y bonaerenses.
No sólo en Plaza de Mayo se sintió fuerte la voz de los trabajadores: en todas las provincias argentinas hubo actos, movilizaciones y radios abiertas para denunciar la entrega de la soberanía nacional no sólo por el acuerdo secreto con Chevron sino también por la profundización del modelo extractivista en cada región nacional (construcción de represas en Misiones, megaminería en La Rioja, Catamarca y San Juan, sojización en todo el país, fracking en Neuquén, por poner algunos ejemplos).
“Con el pretexto de recuperar la soberanía energética, sacaron a los españoles para poner a Chevron. El futuro es hambre y contaminación. Es el este gobierno quien también corrió la frontera sojera y expulsó a los pueblos originarios”, dijo Emilio Cornaglia, presidente de la Federación Universitaria Argentina. El representante de los estudiantes sumó su rechazo a la Ley Antiterrorista y agregó: “Fuera Chevron de la Argentina y basta de represión”.

Hacia el gran paro social, por la Consulta de los Bienes Comunes

Recordando la represión sufrida por los trabajadores estatales de Jujuy, el pueblo de Neuquén y los docentes y camioneros fueguinos, además de los de Quilmes, Giuliani en nombre de la CTA convocó a construir un nuevo paro nacional social para volver a denunciar la situación de pobreza de los trabajadores en todo el país y para construir una Consulta Popular que de Norte a Sur de la nación recoja las luchas que se están llevando a cabo en defensa de los Bienes Comunes que demuestran que de ninguna manera la ciudadanía está de acuerdo en que nuestros recursos naturales sigan siendo extranjerizados.
En ese sentido, Juan Carlos Herrero de la Federación Agraria Argentina dijo que era inconcebible que en Argentina se tuviera el pan y el trigo más caro del mundo: “Este Gobierno está transformando al país en un desierto verde cuando es un país en el que se puede producir de todo y hoy es soja dependiente”. Herrero agregó que no le llama la atención que el Gobierno haya firmado este acuerdo con Chevron: “es el resultado de una política que ahora muestra su cara y el ajuste se da a los palos por eso más organización y lucha para cambiar esta realidad”.
Además de las adhesiones de Vilma Ripoll y Adolfo Pérez Esquivel, estuvieron presentes los legisladores Alejandro Bodart, Jorge Cardelli, Claudio Lozano, Fabio Basteiro, Antonio Riestra y “Chiche” Perelman así como las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas y Mirta Baravalle.
Gustavo Giménez del MST Teresa Vive destacó que “la gente ya no aguanta más el doble discurso de llamarse defensor de los Derechos Humanos y reprimir en todo el país. Unidos podemos parar esta entrega, más que nunca la unidad para pelear por nuestros bienes comunes”.
“Lo que nos ofrece este Gobierno es más entrega para que la paguemos los trabajadores. Confiemos en la Multisectorial con unidad con los pueblos originarios, con los estudiantes, con los trabajadores en las calles”, dijo Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa.
El último orador fue Hugo “Cachorro” Godoy, secretario adjunto de ATE Nacional. Lo primero que subrayó Godoy fue la preocupante militarización en la provincia de Buenos Aires que quedó demostrada con la represión a los trabajadores de Quilmes. El dirigente explicó que la violencia es utilizada por el Gobierno para acallar las razones de la lucha de los trabajadores basada en la recuperación de la soberanía sobre los recursos naturales y la distribución de la riqueza. “Esta Central de trabajadores, este esfuerzo de construir la unidad de amplios sectores representativos en esta Multisectorial no acepta que se reconstruya en la Argentina la gobernabilidad del poder, queremos poner en discusión el modelo productivo que está ensañado con los bienes comunes. Estamos convencidos que unidos podemos construir un país para todos”.
Mientras el sol iba cayendo y el frío se iba haciendo cada vez más intenso, el dirigente de ATE remarcó: “Cuando el pueblo se expresa somos capaces no sólo de decir no, sino de construir una iniciativa diferente. Por eso impulsamos la Consulta Popular sobre nuestros bienes comunes”. Antes de finalizar sus palabras, Godoy llamó a movilizar mañana al municipio de Quilmes para repudiar la represión y la violencia del Estado contra los trabajadores. “Construyamos unidad para resistir pero también para construir una Argentina independiente y que sea parte de una patria grande latinoamericana que no se arrodille ante ningún imperio. Fuerza compañeros y compañeras, a seguir luchando juntos”.
Fotos: Grace Prounesti Piquet y Juan Carlos Olea
* Equipo de Comunicación de la CTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario