Follow by Email

lunes, 7 de octubre de 2013

La Presidente deberá estar un mes en reposo por un hematoma en el cráneo.

ARGENTINA

Una internación imprevista / La salud de Cristina Kirchner

La presidente Cristina Kirchner sufrió ayer en Olivos fuertes dolores de cabeza y fue internada al mediodía en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro , donde luego de nueve horas de estudios cardiovasculares y neurológicos se le diagnóstico una " colección subdural crónica " y los médicos le recomendaron un mes de reposo absoluto. El dato sacudió por completo al mundo político, especialmente porque el hecho se produjo tres semanas antes de las elecciones.

El vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, informó anoche que el 12 de agosto último Cristina Kirchner sufrió un traumatismo de cráneo que no se conocía. Pero dijo que no tuvo síntomas posteriores.

La "colección subdural crónica" es un cuadro delicado e implica un hematoma con inflamación y sangre acumulada debajo del cráneo. Debido a la presión sobre la masa cerebral causa fuertes cefaleas, lo que llevó a la Presidenta a una internación imprevista. Pero el Gobierno dijo que la Presidenta concurrió a hacer "un estudio cardiovascular" por una "arritmia en estudio".

Convocado por la Casa Rosada, el vicepresidente Amado Boudou regresó de urgencia de Brasil, desde donde debía viajar a Cannes. En estas horas se hará cargo de la presidencia, en medio de una fuerte conmoción en el Gobierno. Cristina reasumiría la presidencia sólo luego de las elecciones legislativas del 27 de octubre próximo.


"No hay certeza de la gravedad del cuadro", dijo a LA NACION una alta fuente presidencial. Pero señaló dos posibilidades: el hematoma puede ceder o agravarse, para lo cual la Presidenta "debería ser sometida a una intervención quirúrgica".

Después de varias horas de incertidumbre y silencio oficial, Scoccimarro se presentó a las 22 en la Sala de Conferencias de la Casa Rosada y reveló el traumatismo de cráneo que sufrió Cristina Kirchner por una fuerte caída en Olivos el 12 de agosto último, al día siguiente de la severa derrota en las elecciones primarias abiertas (PASO). El funcionario agregó que ese día se le hizo una tomografía computada de cerebro en el Sanatorio Otamendi, que arrojó un resultado  "normal" y no tuvo "síntomas" hasta ayer. Fuentes oficiales confiaron que "el golpe fue muy fuerte".

El 24 de agosto se atendió en secreto en el Otamendi y el Gobierno informó que se había hecho un estudio ginecológico de rutina: mamografía y papanicolaou. El antecedente más parecido que tuvo Cristina Kirchner fue el 22 de junio de 2011: se cayó y se golpeó la cabeza en un acto en el Instituto Leloir, y se le formuló una tomografía computada de cerebro también en el Otamendi. El estudio fue revisado por el neurocirujano Armando Basso y Cristina le confesó que padecía cefaleas.

Durante las nueve horas de internación de ayer en el centro médico porteño de la avenida Belgrano al 1700, el Gobierno se mantuvo en un fuerte hermetismo. "Se sintió mal antes del mediodía y tuvo fuertes dolores de cabeza, por eso fue al hospital. Hay mucha alteración en todos. Se estaba recuperando imagen", dijo a LA NACION un funcionario oficial.

En tanto, Scoccimarro leyó un comunicado que consignó el "traumatismo de cráneo" del 12 de agosto y la tomografía de cerebro en el Otamendi, que resultó "normal" y que "no presentó síntomas".

Agregó que ayer "concurrió a la Fundación Favaloro para realizarse un estudio cardiovascular por una arritmia en estudio y, debido a que presentó un cuadro de cefalea, se solicitó su evaluación neurológica al Instituto de Neurociencia de la mencionada Fundación, a cargo del doctor Facundo Manes".

Como conclusión, indicó que "se arribó al diagnóstico de colección subdural crónica" y que se le indicó a la mandataria "reposo de un mes, junto al seguimiento evolutivo estricto clínico e imaginológico". El parte lo firmó la "Unidad Médica presidencial: doctor Luis Buonomo. y doctor Marcelo Ballesteros".

El rumor de la internación circuló desde el mediodía. El Gobierno dejó trascender que se trataba de "un estudio de rutina", pero la falta de información desató suspicacias.

Se dijo que se le había practicado una ecografía doppler vinculada a la extracción de tiroides a la que fue sometida en enero de 2012 en el Hospital Austral, cuando le diagnosticaron cáncer en forma errónea. Además, desde 2009 la Presidenta sufrió fuertes cuadros de hipotensión.

A las 21, la Presidenta se retiró en forma cinematográfica en un automóvil Audi con vidrios oscuros y tapándose la cara con una cartera.

El informe de los médicos de la Presidente

El comunicado de la Unidad Médica Presidencial es el siguiente: "La señora Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, sufrió el día 12 de agosto de este año un traumatismo de cráneo, por el cual se le realizó una tomografía computada de cerebro en el sanatorio Otamendi, resultando la misma normal. Posteriormente, la Sra. Presidenta no presentó síntomas. En el día de la fecha, la doctora Fernández de Kirchner concurrió a la Fundación Favaloro para realizarse un estudio cardiovascular por una arritmia en estudio, y debido a que presentó un cuadro de cefalea, se solicitó su evaluación neurológica al Instituto de Neurociencias de la mencionada fundación, a cargo del doctor Facundo Manes.

"Una vez realizados los estudios de control correspondientes en dicho instituto, se arribó al diagnóstico de colección subdural crónica. Debido al mencionado diagnóstico se indicó reposo de un mes, junto a seguimiento evolutivo estricto clínico e imagenológico."

No hay comentarios:

Publicar un comentario