Follow by Email

domingo, 29 de diciembre de 2013

“Dejá de joder con los militares, dejá de joder con Milani, los militares ganaron la guerra”.

“Dejá de joder con los militares, dejá de joder con Milani, los militares ganaron la guerra”. La amenaza telefónica fue recibida por Marcela Brizuela de Ledo pasadas las 19 de ayer, jueves 5 de diciembre. Poco después la misma llamada se repitió con su nieta. Marcela es la Madre de Plaza de Mayo riojana que busca a su hijo el soldado Alberto Agapito Ledo desaparecido en Tucumán mientras era asistente del teniente César Milani. El propio Milani firmó el documento que denuncia a Ledo como desertor cuando en realidad había sido secuestrado. Si el hoy teniente general Milani no fuera propuesto por el gobierno como jefe del Ejército probablemente engrosaría las listas de militares acusados y juzgados por delitos de lesa humanidad.
La amenaza surgió el mismo día en que los medios reprodujeron la foto de Hebe de Bonafini junto a Milani apoyando su designación a una semana que su pliego sea tratado por el Senado nacional. Al militar lo compromete además el testimonio del ex preso político riojano Alfredo Olivera cuyo testimonio en el Informe de la Comisión Provincial de Derechos Humanos riojana de 1984, lo señala como el responsable del allanamiento en el que se llevaron detenido a su padre en 1977 y de os interrogatorios sufridos por el propio Olivera.  Todo esto no alcanza para Bonafini que prefiere sostener a Milani contra sus propias convicciones: apenas conocido el caso del soldado Ledo, Marcela Brizuela se comunicó con Bonafini quien le dio su apoyo en agosto. Las Madres de La Rioja pertenecen a la misma línea que Bonafini.
A comienzos de los años noventa cuando las Madres de Plaza de Mayo lanzaron su propia editorial, fue Hebe de Bonafini la que prologó una nueva edición del libro Como los nazis, como en Vietnam, del periodista Alipio Paoletti, exiliado tras el golpe militar en España donde trabajó codo a codo con Eduardo Luis Duhalde y el mismísimo Julio Cortazar en la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU) tomando testimonios de los presos que lograban salir de Argentina. Con esos primeros testimonios Paoletti escribió Como los nazis… y fue el primer registro de represores y centros clandestinos de detención en plena dictadura. Paoletti junto con su hermano Mario, Guillermo Alfieri y Plutarco Schaller fundador el diarioEl Independiente en La Rioja y en 1973 lo convirtieron en el primer diario cooperativo de América Latina. Secuestrados y exiliados ras el golpe fueron despojados de su participación en la cooperativa. Schaller se exilió en Cuba y hace diez meses volvió a La Rioja a reclamar su lugar robado en el diario y a denunciar a los represores que lo torturaron a él y a su familia. El 9 de noviembre pasado Schaller se presentó ante el juez federal riojano Daniel Herrera Piedrabuena en la llamada Megacausa riojana donde cincuenta ex presos políticos denuncian a sus represores.  “Yo estaba en el hospital curándome de las torturas, bajo vigilancia miliar y una noche montaron un simulacro por el que supuestamente mi hijo venía a secuestrarme. Estaba dormido y sentí la voz de un militar que tras destaparme gritó -Este hijo de puta sigue acá. Y se retiró enfurecido a allanar mi casa y llevarse a mi hijo detenido. Cuando le pregunté a mi guardia quien era el milico, me respondió: -Es el tenientito Milani”. Así consta en la declaración judicial de Schaller, el amigo y compañero de Paoletti. A Hebe de Bonafini no le alcanzan las pruebas. Nosotros los de entonces ya no somos los mismos.
Facsimil donde aparece denunciado el teniente Milani en el testimonio del preso político Alfredo Olivera
Facsimil donde aparece denunciado el teniente Milani en el testimonio del preso político Alfredo Olivera

No hay comentarios:

Publicar un comentario