Follow by Email

viernes, 17 de enero de 2014

"El gobernador de la provincia de Córdoba, Juan Manuel De La Sota, mantuvo una comunicación con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich a quien le solicitó un trabajo en conjunto debido a la fuerte reestructuración que se está haciendo en la policía de Córdoba", señaló el secretario de Seguridad, Sergio Berni, en diálogo con la prensa al llegar a Córdoba.

Envían 1200 efectivos de Seguridad a Córdoba


política

El funcionario sostuvo que "en este esfuerzo que estamos haciendo de avanzar en una seguridad democrática estamos apoyando estas transformaciones y la decisión de la Justicia que ha ordenado sanciones y detenciones a quienes actuaron de manera material en los saqueos", asimismo, "esperamos que den también con los autores intelectuales" subrayó. "No hablamos de toda la policía porque por suerte son muchos más los buenos policías con los que tenemos que compromenternos, que los malos policías, corruptos, a quienes no solo tenemos que exonerar sino ponerlos en el banco de la Justicia para que se les de la reprimenda que la Constitución y la ley establecen", afirmó el secretario de Seguridad. 

Asimismo informó que se reuniría con el gobernador De La Sota a fin de ultimar detalles en la coordinación de las tareas de los efectivos; 1200 hombres entre Gendarmería, Policía de Seguridad Aeroportuaria, y Policía Federal. En cuanto al intento de acuartelamiento denunciado el día de ayer, Berni señaló que la información al respecto "es confidencial", y que el Gobierno Nacional "está presente ante la solicitud de colaboración, así como también estuvimos en el ámbito civil aquí trabajando con los incendios".

"Nuestro compromiso es con todo el país, con todas las provincias y municipios", remarcó, y sostuvo, en cuanto al acuartelamiento policial y los saqueos perpetrados en diciembre pasado que "ha existido un clima muy tenso; a río revuelto ganancia de pescadores"; " a esta suerte de protesta policial se han sumado intereses que nada tienen que ver con la seguridad y, asimismo, a partir de este reclamo se han sumado otros intereses". Finalmente Berni remarcó que "estamos acá por decisión de la Presidenta para impedir que alguna Fuerza extorsiones el poder político", e informó que luego de la reunión con De La Sota tomará contacto con los miembros de Gendarmería para dar las instrucciones pertinentes y continuar su recorrida por otras zonas del país.

Por su parte, el ministro de Seguridad cordobés, Walter Saieg, afirmó que actualmente la situación de la policía cordobesa es "absolutamente normal" y que "en ningún momento se paralizó", pero destacó que "anoche hubo un minúsculo grupo de policías como queriendo acuartelarse nuevamente y tras la denuncia del hecho" se normalizó la situación. Sin embargo, el gobernador De la Sota decidió pedir refuerzos como "medida preventiva", agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario