Follow by Email

viernes, 3 de enero de 2014

Lambiris Vilche, el empresario que golpeó a los periodistas en Brasil, en el 2000 estuvo un mes y medio detenido.

El amigo de Echegaray estuvo preso por piratería del asfalto

POR NICOLÁS PIZZI






Sombrero. El empresario Jorge Lambiris Vilche, alias “El uruguayo”, en el jardín de su casa. /ARCHIVO

Jorge Lambiris Vilche, el empresario que viajó junto al titular de la AFIP Ricardo Echegaray a Río de Janeiro para despedir el año y participó del ataque a un equipo periodístico de TN, tiene un largo historial de problemas con la Justicia. Según fuentes judiciales platenses, el empresario conocido como “El uruguayo” estuvo preso en el año 2000 por una causa donde se investigaba el accionar de una banda de piratas del asfalto.
Lambiris fue acusado como uno de los “reducidores” de la banda. Ese rol lo asumen aquellos que se encargan de ingresar la mercadería robada al mercado. Estuvo preso un mes y medio. Primero pasó unos días en una comisaría platense y luego terminó en el penal de Ezeiza, hasta que logró su excarcelación. Para entonces, Lambiris ya ostentaba sus supuestos contactos con el poder y su amistad con Echegaray.
La relación se haría más estrecha hacia 2005, cuando el funcionario ya comandaba la Aduana.
Lambiris también estuvo acusado por el delito de contrabando en otra causa que investigaba la tramitación de siete despachos de importación. La causa, Nº 61.023, fue investigada por el juzgado Penal Económico Nº3, que le decretó el sobreseimiento.
En diciembre de 2010, intervino la Sala A de la Cámara de ese fuero tras una apelación de los abogados de la AFIP. El organismo recaudador, que ya estaba en manos de su amigo Echegaray , tuvo que actuar por su rol de querellante.
El “uruguayo” era dueño para entonces de dos enormes depósitos fiscales y tenía varias empresas a su nombre (Ver “El uruguayo’ controla...”). Los camaristas Nicanor Repetto, Edmundo Hendler y Juan Carlos Bonzon concedieron a fines de 2010 un recurso de casación solicitado por los abogados de la AFIP.
Los problemas con la Justicia también rozaron al hijo de Lambiris, Mauricio, piloto profesional de coches de carrera. El joven, que ayer tuvo que cerrar la cuenta de Twitter donde publicó fotos del festejo del Fin de Año, fue uno de los que participó de la golpiza al equipo de TN en el aeropuerto de Río de Janeiro. Su socio en la firma Internacional Carga SRL, Gastón Alejandro Renus, también estuvo detenido e imputado por contrabando y asociación ilícita. La causa judicial se había iniciado a raíz de una denuncia penal de la AFIP.
Renus fue detenido en 2011 en Córdoba, donde funcionaba el centro de operaciones de la banda. El supuesto jefe de la organización era Jaime Waiser. La Justicia detectó maniobras para ingresar mercadería de China, Panamá y Estados Unidos. Se comprobó que la banda que integró el socio de Mauricio Lambiris junto a otras 27 personas utilizaba facturas falsas que proporcionaban los miembros de la organización para ingresar mercadería al país declarando un valor muy inferior al que realmente se había pagado. La Justicia determinó que esas maniobras posibilitaron una evasión de más de US$ 100 millones. El principal perjudicado era el organismo que comanda Ricardo Echegaray.

No hay comentarios:

Publicar un comentario