Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2014

“La Nueva Terminal de Ómnibus Dellepiane: Ante cada necesidad, un negocio”.

política

Se presentó un informe que denuncia el proyecto que impulsa la construcción y operación de una nueva terminal de ómnibus en la zona sur, en un contexto claramente desfavorable para los intereses económicos de la Ciudad.

Rafael Gentili, presidente del partido Izquierda Democrática, presentó el informe “La Nueva Terminal de Ómnibus Dellepiane: Ante cada necesidad, un negocio” en el que denuncia que el proyecto “...surgió por iniciativa privada de Terminales Terrestres Argentina S.A (TEBA S.A, actual concesionaria de Terminal de Retiro), con el objetivo de apropiarse para sí de un negocio millonario, no solo por el volumen de facturación, por la utilización de las dársenas por parte de las empresas de micros y los negocios colaterales de la terminal, sino también por la posición monopólica que ejercerá TEBA S.A en la Ciudad al controlar las únicas dos terminales de ómnibus”.

Gentili explica que, en teoría, resulta un proyecto interesante ya que podría absorber por lo menos el 40% del flujo actual de pasajeros de Retiro y generar un nuevo polo comercial en la comuna 8 (integrada por los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano), a fin de revalorizar las propiedades vecinas y crear 1200 puestos de trabajo nuevos. Pero Gentili afirma que, en la práctica, el macrismo aprovecha la ocasión para privatizar tierras públicas, perder el control sobre un servicio estratégico para la Ciudad y generar un negocio a perpetuidad para una empresa que cuenta con antecedentes poco transparentes.

“La propuesta del GCBA atenta contra los intereses del GCBA y el sentido común: el operador nunca va a pagar canon por la explotación del negocio. Bajo este esquema, la Ciudad contará con una nueva terminal de ómnibus totalmente privada sobre la que no tendrá ningún tipo de injerencia ni control. Esto implica, entre otras cosas, que nunca podrá sacarle la concesión al privado, por la sencilla razón de que no existe tal concesión”, agrega el representante de Izquierda Democrática.

“A la luz de lo expuesto, resulta evidente que bajo un objetivo interesante como es la descentralización de la terminal de Retiro, el ejecutivo porteño monta un colosal negocio para una empresa privada. Lo que confirma que ante cada necesidad el Gobierno de la Ciudad responde generando un negocio nuevo”, concluye Gentili.

No hay comentarios:

Publicar un comentario