Follow by Email

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Intervención federal a Tucumán.

La prolongada crisis polìtica e institucional que envuelve a Tucumán representa una amenaza cada vez más seria para las aspiraciones de Daniel Scioli y el kirchnerismo de imponerse en primera vuelta en las elecciones presidenciales del 25 de octubre. 

Y ante esa amenaza, suena cada vez con más fuerza el rumor sobre una eventual intervención federal que, cortando por lo sano, imponga la decisión de transparentar el resultado electoral con la anulación de los comicios del 23 de agosto y una nueva convocatoria, que bien podría acomodarse conjuntamente con la compulsa electoral nacional.

El analista político Rosendo Fraga señaló que las irregularidades en las últimas elecciones en Tucumán es una crisis en desarrollo que “cuanto más dure, más va a complicar al Gobierno”. En esa línea advirtió que si el tema sigue escalando puede impedirle al candidato oficialista Daniel Scioli ganar en primera vuelta.

Este martes a la mañana, en diálogo con radio Mitre Fraga analizó que la denuncia por Aníbal Fernández la semana antes de las PASO “parecía que podía escalar y ahí quedó”, al igual que el controvertido viaje de Scioli a Italia, o las inundaciones en la provincia de Buenos Aires. 

Pero opinó que el tema Tucumán “se ha ido más allá de lo que se podía esperar, porque a diferencia de los otros casos que eran de índole política, hemos entrado en un tema institucional”. 

“Lo de Tucumán es una crisis en desarrollo que cuanto más dure, más va a complicar al Gobierno. Y eventualmente, si esto sigue, no le va a hacer perder al Gobierno 15 puntos pero si le puede impedir a Scioli ganar en primera vuelta”, agregó. 

Fraga consideró que “el efecto político de esto es que hace más probable que haya segunda vuelta en la medida que esto se vaya prolongando”. 

“Si el Gobierno no hace nada para frenar esto, ya sea convocar a elecciones de vuelta para que saque al tema de la escena, corre el riesgo de una crisis que le termine dominando las próximas semanas”, sostuvo. 

Dijo que “el Gobierno a esta altura ya debe estar analizando si le conviene dejar que esta crisis continúe a la espera que amaine como muchas veces pasa en política, o a lo mejor cortar con alguna decisión para que esto no siga subiendo”. 

Al finalizar, Fraga consideró que “ya no hay tiempo de montar un nuevo sistema de elección, pero lo que si es urgente es corregir y hacer efectivo el control, que de no corregirlo va a ser más que un problema”. - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario