Follow by Email

miércoles, 26 de febrero de 2014

Roberto Lavagna anuncia otro "rodrigaazo".

Lavagna, sobre Kicillof: “Hay mucho de prueba y error”

El hombre de consulta de Daniel Scioli y Sergio Massa analizó la situación económica del país. Reafirmó sus predicciones con respecto a la posibilidad de volver a vivir un "Rodrigazo".

Para Lavagna, el gobierno llevó adelante un "ajuste conservador".
El exministro de economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, calificó las últimas medidas económicas aplicadas por el Gobierno nacional como “un ajuste conservador” que típicamente se emplea frente a “estas crisis de mercado cambiario”.
Sin embargo, dijo no advertir “cuál es el mecanismo por el cual la Argentina va a atraer inversiones, va a crear empleo y en definitiva va a crecer”. También resaltó que “desde 2007 se registran procesos de desaceleración muy fuertes”.
El economista señaló que “hay una situación recesiva en la industria, con dos trimestres negativos, y un panorama complejo en casi todos los sectores del campo”. Y en base a ese análisis, estimó: “El pronóstico de este año es una caída en el nivel de producción del orden no menor al uno por ciento”.
En ese contexto, Lavagna reafirmó su pronóstico de que los argentinos padeceremos un “Rodrigazo en cuotas”, a causa de “niveles de inflación que no existen en el mundo”.
Sobre las denuncias de desestabilización efectuadas por el gobierno de Cristina Kirchner, el principal asesor económico de Sergio Massa y hombre de consulta de Daniel Scioli, afirmó: “Los gobiernos, cuando fracasan, salen con la historia de la desestabilización, particularmente en América Latina y en Argentina con mucha más frecuencia”.
“El proceso de deterioro económico y social es de años. Y cuando las cajas empiezan a agotarse se generan situaciones como las que vimos recientemente; la clásica respuesta de los gobiernos es decir que hay movidas de desestabilización”, reiteró el ex candidato presidencial.
Al respecto del labor del ministro Kicillof, Lavagna analizó: ”Hay mucho de prueba y error, de zigzag”. “Uno es el caso de YPF: en el que tanta prepotencia, tanto patoteo, decir que se le iba a cobrar a Repsol 1.500 millones por daños ambientales y terminar ahora hablando de un pago de 5.000 millones…es no saber muy bien por dónde salir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario